Debut de Superintendencia del Medio Ambiente desenmascara a los grandes contaminantes

En 2013 van 49 procesos de sanción, con sólo un absuelto. Las empresas afectadas tienen que invertir tiempo y dinero en formular planes de corrección y llevarlos a cabo, pero además "manchan sus papeles" y, en ocasiones, deben pagar multas y hasta paralizar faenas. La Segunda, 26 de octubre 2013.
;


Plantas que succionan lobos marinos; petroglifos destrozados; filtraciones de plomo; túneles clandestinos en un mall… de todo ha detectado la Superintendencia del Medio Ambiente en el año de su debut, organismo que en lo que va de 2013 inició procesos sancionatorios contra 49 proyectos , la mayoría, perteneciente a grandes grupos empresariales.

Salvo el caso de Pascua Lama (de la canadiense Barrick Gold), en que aplicó una multa de $ 7.781.000.000 y paralizó sus faenas , las sanciones no suelen ser tan onerosas, porque se considera la voluntad de mejorar, la intencionalidad y otros resarcimientos.

De hecho, sólo ha aplicado 10 multas , las que, en general, oscilan entre $ 2.900.000 y $ 64.000.000 .

Lo realmente duro para las empresas viene por otro lado: se pueden autodenunciar y evitar el pago de multas e incluso proponer programas de cumplimiento para no seguir cometiendo infracciones, pero todo eso queda anotado en sus hojas de vida .

Así, una recaída les será más complicada, pues sus papeles van quedando “manchados”, lo que es una agravante para futuros atropellos ambientales .

A ello se suma que los programas de cumplimiento son altamente exigentes y piden compensaciones . Si algo falla, son rechazados , el procedimiento en contra sigue su curso y de todas formas las empresas tienen que solucionar las anomalías , so pena de cierre total o parcial de la faena.

Para hacerse una idea, uno de los planes revisados para este reportaje (ENAP Bío Bío) tiene un costo aproximado de $ 500.000.000.000 y otro, de una minera, implicó, sólo en estudios, $ 2.000.000.000.

Y —como si fuera poco— la información de la Superintendencia es pública y los empresarios y sus proyectos pueden quedar expuestos ante el país.

Mineros, los más problemáticos

El minero fue uno de los sectores más fiscalizados y el más problemático: en lo que va del año tiene 9 procesos de sanción en su contra y las multas más onerosas.

A la consabida situación de Barrick —que, entre otras faltas, no construyó canales para separar las aguas contaminadas de las limpias— se suma, por ejemplo, la de Teck Quebrada Blanca , la que se autodenunció: Dijo que derramó 1.000 litros de petróleo Bunker hacia Quebrada Blanca, el que habría escurrido 12 kilómetros, afectando también a Quebrada Choja.

Pero la Superintendencia detectó que el daño era mayor: la cantidad de petróleo fue “indeterminada”, afectó 37 kilómetros, tres quebradas y no dos. Y, para colmo, tras presiones de la Superintendencia, la firma reconoció que los episodios de fugas fueron más de uno .

El organismo fiscalizador rechazó la autodenuncia , le hizo todo tipo de exigencias para evitar mayores daños y pidió monitoreos constantes, incluyendo satelitales… La empresa cumplió, pero tuvo que gastar $ 2.531.000.000 para solucionar un problema que, de haber tomado las providencias, le habría salido dos mil veces más barato.

Y si se trata de excusas, Compañía Minera Maricunga tiene una original: se le autorizó construir un campamento para 300 personas y ya lo tiene para 544, pero, afirma, que lo ocupan menos trabajadores . Además, para obtener energía tenía que construir líneas de transmisión eléctrica: unilateralmente decidió cambiar el sistema a combustible , señalando que de esa forma hay un menor impacto escénico al no levantarse postes. La causa está abierta.

Como las mineras deben realizar excavaciones en grandes áreas, uno de los principales problemas que encuentran son los restos precolombinos.

No siempre se realizan los planes de manejo, a pesar de que son condición sine qua non para operar una mina. Ese es el caso de Pampa Camarones en Salamanqueja (Arica y Parinacota), la que incluso intervino un área arqueológica no autorizada y sin vigilar los posibles impactos sobre la fauna. El caso está abierto.

La Superintendencia también se lanzó contra el grupo Luksic : tiene una causa en ciernes por no haber construido las instalaciones para lucir los restos arqueológicos rescatados a raíz del trabajo de Minera Los Pelambres y le exige un completo catastro de lo que tiene en su poder.
Energía sucia: No se salva ni Huilo Huilo

Luego del minero, el sector energético, junto al tratamiento y elaboración de alimentos, es el más complicado. Ambos suman 8 causas en su contra y ni siquiera grupos supuestamente ecologistas se salvan.

En la Región de Los Ríos se emplaza el parque Huilo Huilo , donde tiene proyectos el empresario Víctor Petermann , respetado en el mundo conservacionista.

El tuvo que pedir los servicios del abogado Lorenzo Soto , el mismo que ataca a las firmas que atropellan al medio ambiente.

En el sector está levantando una central hidroeléctrica que se estaba saltando al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA).

¿Cómo pasó eso? Presentó un proyecto para producir menos de 3 MW (límite para no pasar por el SEIA) y en el camino lo cambió a uno de 6 MW.

Eso sí, se autodenunció y optó por una medida radical: paralizar las obras hasta obtener una resolución que lo autorice —mal que mal, la falta es “grave”—, lo que fue aceptado por la Superintendencia, advirtiéndole que si no tiene éxito debe presentar un plan de cierre y retiro de las instalaciones

La estatal ENAP también está en la mira. Los problemas son mayores, porque el plan inicial para solucionar una serie de observaciones en su planta del Biobío le costaría alrededor de US$ 100 millones y ya trascendió que solicitó realizar un plan algo más realista (US$ 46 millones).

Los objetivos son importantes, como lograr reducir emisiones del tóxico amoniaco

Endesa tiene dos procedimientos en su contra (Patache, en artículo adjunto), uno de ellos la ampliación de la Termoeléctrica Bocamina , la que no construyó un tubo que dejara sus descargas 30 metros mar adentro . Entre otras fallas de diversa gravedad, al momento de la inspección el sistema de desulfurización no estaba operativo… de hecho, ni siquiera estaba . Esta empresa presentó un plan de cumplimiento que rechazó la Superintendencia. Arriesga una multa millonaria.
De capitán a paje

No sólo caen grandes empresas, pues también la Superintendencia ha iniciado acciones en contra de una gobernación y del MOP . Miró también a un parcelero que vendióáridos sin autorización y le ordenó que toda su supuesta ganancia (algo más de $ 20 millones) la depositara en la cuenta del fisco.

Atacó también a la colonia paquistaní de Iquique, al paralizar una plataforma de almacenamiento de un poderoso empresario de la etnia; multó a grandes constructoras por ruidos molestos; ordenó el cierre temporal de estacionamientos en una zona crítica (Bellavista); multó u ordenó cambios en numerosas firmas alimenticias por malos olores, como Porkland ; le cobró $45 millones al futuro Mall Plaza Egaña por haber construido túneles irregulares y fue a Puerto Ventanas, exigiéndole millonarios cambios a sus instalaciones, para que evitaran seguir contaminando… y aparte, le cobró a beneficio fiscal la módica suma de $64 millones .

Ni siquiera el Santiago College se salvó: lo obligó a presentar un plan de compensación y mitigación de sus emisiones contaminantes, el que aceptó.

Peor suerte tuvo por el mismo motivo la conocida fábrica de galletas y golosinas económicas Fruna: La Superintendencia no le aceptó su plan de trabajo y prepara una multa que debiese cursar en los próximos días, a menos que la empresa enmiende el rumbo.  
 
Salmones cultivados en áreas sin permiso

La Superintendencia del Medio Ambiente se dio cuenta de que numerosas salmoneras del sur operan fuera de las áreas autorizadas. Por ello, abrió procesos de sanción contra tres empresas del rubro.

Una de este trío no sólo operaba en un lugar no autorizado, sino que Exportadora los Fiordos —ubicada al norte de isla Francisco (Aysén)— vertía irregularmente líquidos al mar y aguas servidas de color café que producían "decoloramiento de las aguas circundantes".

Catálogo de sanciones

Las sanciones se clasifican en leves, graves y gravísimas. Sólo se puede decretar la clausura en las dos últimas.

Respecto de las multas, las infracciones leves pueden ser castigadas con hasta 1.000 UTA (la UTA de octubre está en $486.336); las graves con hasta 5.000 UTA y las gravísimas con hasta 10.000 UTA.

Patache: La termoeléctrica que se "traga" a los lobos marinos 

Existe la tecnología para que al succionar aguas las termoeléctricas no se traguen a los animales marinos, pero en vez de eso, Patache, de Endesa, prefirió poner jaulas para devolver —supuestamente vivos y quizás en buenas condiciones de salud— a los lobos marinos que se tragaba… No a las aves: los cadáveres de cormoranes seguían ahí a la llegada de los fiscalizadores este año.

La empresa no consideró relevante informar.

El acta de formulación de cargos es de las más largas de las 49 que redactó la Superintendencia del Medio Ambiente. Y es que incluye parte de la historia de Punta Patache, en la I Región, como para que el lector valore la importancia del impacto.

Así, relata que en el Estudio de Impacto Ambiental que presentó la Compañía Eléctrica de Tarapacá S.A. (de Endesa) se dejó establecido que el sector es “uno de los más interesantes desde el punto de vista de su riqueza y abundancia de especies marinas” y uno sobre el cual hasta la ONU puso el ojo.

A pesar de ello, al llegar a la empresa los fiscalizadores se dieron cuenta de que alrededor de la cancha de acopio de carbón faltaba un muro para evitar la dispersión de polvo y que la capacidad de acopio estaba largamente excedida.

Pero esa y otras faltas fueron consideradas leves. No así lo encontrado en el pozo de acumulación de agua de mar, ubicado en la cámara superior del sistema de filtración: “Se constató la existencia de un número indeterminado de aves muertas en descomposición y la presencia de siete aves vivas, todas ellas succionadas por el sistema de aducción de agua de ma r”.

“Además —agrega el escrito—en otras instalaciones que conforman el sistema de aducción del agua de mar se constató la existencia de aves muertas, ejemplares de peces, crustáceos y erizos, entre otros organismos, todos ellos muertos y muchos en estado de descomposición ”.

Y finaliza: “En particular, en el área aledaña a la cántara superior se constató la presencia de una jaula metálica de aproximadamente 1,5 m x 1 m x 1 m , la cual, de acuerdo a lo informado por el titular, sería utilizada para poder capturar y posteriormente liberar los lobos marinos, que son succionados por el sistema de aducción de agua de mar ”.

Para la gerencia de Patache todo era menor: sobre los lobos indicó que “no se estimó pertinente informar como un impacto no previsto, ya que la ocurrencia de este evento era de escasa periodicidad ”.

Termoeléctrica y matanza de cormoranes: “No pone en riesgo la conservación a nivel local, regional ni nacional”

Patache presentó un programa de cumplimiento y ahora habla de utilizar tecnologías provisorias para evitar que se filtren especies marinas.

Respecto de los tres tipos de cormoranes reconoció la “muerte puntual de algunos ejemplares, (lo que) no pone en riesgo la conservación a nivel local, regional ni nacional”.

Patache pidió que se acepte su programa de mejoras que incluye tecnología provisoria para evitar la succión de animales, aves y vida marina en general, lo que tendría un costo de $ 220.000.000.  
 
 
 
 
 

Comments are closed.