El cambio climático trae de la mano más incendios forestales

Advierte especialista en Science. Chile no es la excepción: en los últimos cinco años se ha incrementado el período de sequedad en la vegetación, reconocen en la Conaf. El Mercurio, 04 de octubre 2013.;


Los incendios forestales se harán cada vez más peligrosos y destructivos, a medida que el clima vaya cambiando. Así lo advierte hoy en la revista Science un grupo de investigadores encabezado por Scott Stephens, profesor de la Ciencia del Fuego de la Universidad de California, en Berkeley.

Es así como se espera un incremento en la frecuencia y magnitud de los incendios en Australia, la cuenca del Mediterráneo, Canadá, Rusia y Estados Unidos. En el caso particular del oeste de ese país, esta situación se ve facilitada por el aumento de las temperaturas, un deshielo prematuro de las nieves en primavera y una temporada de incendios más prolongada.

Uno de los aspectos clave es el deshielo prematuro. Stephens cita un estudio, también publicado en Science hace algunos años, en el que se describe que la hidrología del oeste de EE.UU. está dominada en 75% por los deshielos primaverales (al igual que en Chile). Pero una vez que el deshielo se completa, los bosques se tornan más combustibles debido a la disminución de la humedad y la escasez de lluvias en verano.

Desde 1986, la persistencia de veranos más prolongados y cálidos en relación con los 16 años anteriores ha cuadruplicado la cantidad de incendios forestales, y el área afectada se ha multiplicado por seis. El escenario, dice Stephens, puede extrapolarse a otras regiones del mundo.

Lo confirma Hugo Knockaert, gerente de manejo de fuego de Conaf.

Históricamente, el período en el cual la vegetación es susceptible para que los incendios forestales se propaguen a través de ella se extiende desde noviembre a abril y excepcionalmente en otros meses del año. Pero eso está cambiando.

"En los últimos cinco años se ha incrementado el período de sequedad de la vegetación, especialmente la herbácea, que sumado a la acción descuidada de las personas en el uso del fuego, ha determinado que surjan incendios forestales en la zona central durante los meses de mayo, junio, septiembre y octubre. O sea, prácticamente a través de todo el año".

Esto, sin duda, dice, tiene estrecha relación con el cambio climático, que genera un aumento de la temperatura y disminución de las precipitaciones. "Con ello, la vegetación, en particular la más liviana (pasto y matorrales), se encuentra en mayor estado de sequedad, permitiendo la propagación de posibles focos de incendios". 

 

Comments are closed.