Las medusas: ¿la mayor amenaza de las plantas nucleares?

Ver a una medusa moviéndose en el agua es para muchos un espectáculo digno de un video. Sus movimientos parecen los de una bailarina de ballet. Sin embargo, miles de ellas juntas están causando muchos problemas, sobre todo a las plantas de energía nuclear. BBC 25 octubre 2013.


El caso más reciente fue a principios de octubre, cuando miles de medusas luna boquearon los canales de abastecimiento de agua en la planta de energía de Oskarshamn, en Suecia, que abastece el 10% de la energía en este país.

Al no tener el líquido para refrigerar los reactores, la planta debió apagarse hasta limpiar el atasco que habían formado estos animales. En 2005, la planta ya había tenido que apagar sus reactores por la misma razón. En 2011 se había presentado otro caso en Israel, cuando pescadores removieron del mar 100 toneladas de medusas que se habían acumulado en los conductos de la planta nuclear de Hadera. Historias similares también se repitieron en Japón, Estados Unidos, Irlanda del Norte y Omán, por la misma razón: miles de medusas en los suministros de agua.

Florecimiento cíclico
¿Es un fenómeno reciente para alarmarse o simplemente una consecuencia en el ciclo de vida de estos animales?
Para los biólogos y especialistas en el tema no se trata de algo nuevo, sino de un proceso normal de las medusas, conocido como florecimiento y que ocurre cada cierto tiempo.

Iniciativa global por las medusas
En 2010, 30 organismos de protección de la vida marina se unieron para reunir información acerca del comportamiento de estos animales, en lo que se llamó Iniciativa global por las medusas. "Tenemos información reunida por casi medio millón de datos ingresados en distintas partes del mundo donde las han observado", explicó a BBC Mundo, el biólogo español Carlos Duarte. Esa información ha servido para afirmar que la población de medusas se encuentra en un momento estable. "Hubo un crecimiento en el mar Mediterráneo, pero en las demás zonas ha sido igual. Inclusive, hemos visto algunas reducciones", explicó Duarte.

Para Carlos Duarte, investigador del Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados, lo que ha cambiado no son las medusas, sino la forma en la que el hombre se ha relacionado con ellas."Cuando se presentó ese florecimiento en años anteriores no había tantas plantas nucleares como existen ahora, ni el desarrollo en las zonas costeras, ni internet. Es el hombre el que ha avanzado sobre el hábitat de la medusa y no al revés", le dijo a BBC Mundo.

Entre 1995 y 2005 se repitió el proceso de crecimiento que ya se había dado en la década del 80 y es posible que se vuelva a repetir en los próximos años.

Problema predecible
Aunque las posibles soluciones a este problema ya se están implementando en países como Japón y Corea de forma artificial, es muy difícil, afirman los científicos, poder solucionarlo a corto plazo.

"Lo único que podemos hacer por ahora es predecir el comportamiento de las medusas en el futuro, tomando todos los datos posibles sobre este florecimiento", dijo a BBC Mundo Jonathan Houghton, profesor de biología marina de la Universidad Queen’s en Belfast.
Para Houghton, además del crecimiento humano en los hábitats de estos animales, también el cambio en el clima puede haber obligado el movimiento de algunas especies a las zonas costeras.

"Por ejemplo, en Irlanda del Norte, tenemos la medusa pelagia, que antes permanecía lejos de las playas, pero en los últimos años ha sido la causante de la mayoría de los problemas en distintas partes del país", afirmó.

Robot "mata-medusas"
La limpieza de la planta de Oskarshamn fue realizada por pescadores del área, que lo hicieron manualmente en un proceso lento y costoso, lo que aumentó el perjuicio que causan estos atascos a las empresas.

Medusas en la basura
En 2011, la planta nuclear de Hadera, Israel, también sufrió el atascamiento de cientos de medusas.Para darle una solución más efectiva, en Corea del Sur un grupo de científicos liderados por Hyun Myung, del Instituto Avanzado de Ciencia y Tecnología, ha desarrollado un robot que es un aniquilador de medusas.

El artefacto, llamado Jora, tiene un equipamiento que las atrae, las atrapa con unas cuerdas y finalmente las despedaza con un ventilador que tiene instalado en la parte sumergida en el agua. "En Japón también tienen un sistema parecido, hechos con palas, que parte al animal, pero no creemos que afecte la población de medusas en el mundo. Es una solución para las empresas", afirmó Duarte.clic Síganos en Twitter en @BBC_ciencia

Comments are closed.