Regantes emplazan a Endesa a uso racional de Lago Laja

Denuncian “uso abusivo” del agua por parte de la generadora.;La primera semana de noviembre sería clave en las negociaciones que se realizan entre los regantes del lago Laja, Endesa y el Gobierno, para dar vida a la Junta de Vigilancia del Río y Lago Laja, según dio a conocer Juan Carlos Villagra, presidente de la Junta de Vigilancia del Río Diguillín. La Discusión de Chillán, 22 de octubre 2013.;


El directivo manifestó que la postura local es que se conforme esta organización; que haga una interpretación jurídicas del Convenio de 1958 entre la DOH y Endesa, que a su juicio privilegia el riego por sobre la generación eléctrica en forma clara e indiscutible. El tercer punto es que se determine una cota mínima de seguridad al lago para el mes de octubre, con lo que se vería todo el tema solucionado, ya que protegería al turismo, a la agricultura y a la generación eléctrica.

También destacó el papel que está jugando en esta negociación Francisco Echeverría, el director general de Aguas.

La posición de los regantes del Lago Laja en Los Ángeles, que coincide en parte con la de Ñuble, fue expresada enérgicamente por el senador Víctor Pérez. “Endesa no puede pedir condiciones para constituir una Junta de Vigilancia, ya que se trata de una instancia para defender los derechos de agua de todos los regantes de la zona, más de 4 mil pequeños y medianos agricultores”.
Esto en respuesta a las declaraciones del gerente regional de Gestión de Energía y Comercialización de Endesa, José Venegas, quien afirmó que la empresa estaría dispuesta a formar una “Junta de Vigilancia, siempre que esta fuera ordenada”.

Pérez dijo que “el estado actual del Lago Laja delata el uso abusivo de Endesa y justamente la junta de vigilancia lo que busca es ordenar el uso del recurso, tras la actitud de la generadora que ha agotado el recurso, amparándose en el Convenio de 1958, que ya no cumple su objetivo”.

El senador expresó que “hay una crisis hídrica en la zona que es evidente y que se viene arrastrando por años, por lo tanto es responsabilidad de todos los actores tomar parte del problema y buscar soluciones”.

A diferencia de la posición de Ñuble los regantes de Los Ángeles estiman que hay que comenzar a trabajar sobre el Convenio de 1958 que estiman, permite a Endesa privilegiar el consumo de agua para la generación eléctrica en desmedro de la agricultura y el consumo humano. “Ese convenio se acordó y firmó en una época en que existía abundancia de agua, el clima era más generoso en cuanto a precipitaciones, situación que hoy ha cambiado diametralmente y por lo tanto la revisión de aquel acuerdo es imprescindible”.

Comments are closed.