UE califica incendios forestales y motores diésel como una amenaza ecológica

Se espera que los reguladores europeos propongan un endurecimiento de los límites de la UE a las partículas en suspensión, u otros contaminantes, con propuestas legislativas previstas para antes de fines de año. Lignum 16 de octubre 2013.


La contaminación del aire es peligrosamente elevada en muchas zonas de Europa, lo que deriva en muertes prematuras, enfermedades y grandes pérdidas económicas vinculadas a un reducido rendimiento de los cultivos, dijo el martes el organismo medioambiental de ese continente.

Se espera que los reguladores europeos propongan un endurecimiento de los límites de la UE a las partículas microscópicas, conocidas como partículas en suspensión, u otros contaminantes, con propuestas legislativas previstas para antes de fines de año.

Un total de 22 países europeos -entre ellos Francia e Italia- superaron el límite diario impuesto por la UE a las partículas en suspensión durante 2011, aunque unos límites más estrictos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) han sido superados en muchas estaciones de medición a lo largo de la Europa continental, según un informe de la Agencia Europea de Medio Ambiente.

"La polución del aire provoca daño a la salud humana y a los ecosistemas. Grandes partes de la población no viven en un entorno saludable, según los estándares actuales", dijo Hans Bruyninckx, director ejecutivo de la agencia europea. Unos límites más estrictos de partículas supondrían mayores problemas para los gobiernos de la UE, muchos de los cuales han tenido problemas para conseguir los actuales límites, que están en vigor desde 2010.

En su informe, la agencia dijo que la polución de partículas en suspensión -particularmente en áreas urbanas- supone un importante riesgo para la salud porque pueden pasar directamente de los pulmones al torrente sanguíneo. Pese a que pasan apuros para lograrlo, las ciudades europeas disfrutan de un promedio relativamente bajo de polución de estas partículas frente a las de Asia, Oriente Medio y Africa, de acuerdo a datos de la OMS.

La contaminación del ozono, en tanto, causa un enorme daño en las cosechas de la UE, particularmente en países mediterráneos como Italia, Francia y España. Se ha estimado que la contaminación al ozono generó unas pérdidas de 27 millones de toneladas de producción de granos en Europa en 2000.

El incremento de los vehículos diésel en Europa son una gran fuente de dióxido de nitrógeno, uno de los principales contaminantes ambientales, según el informe. Esto sucede porque aunque los vehículos diésel modernos reducen las emisiones de pequeñas partículas, aumentan las emisiones de dióxido de nitrógeno. 

Comments are closed.