Crean en Los Lagos zona de protección marítima de 41 mil hectáreas

Iniciativa es parte de Legado Bicentenario y preservará, frente a la bahía Tic Toc, el área más grande de Chile continental. La Tercera, 17 de diciembre 2013.
;


En Chile existen cerca de 14,5 millones de hectáreas de conservación terrestre, pero tan sólo 78 mil de preservación marina. Esa diferencia es la que intentará disminuir la creación de la zona de conservación marina Tic Toc: un sector de, al menos, 41 mil hectáreas, ubicado en el golfo de Corcovado, al sur de la Región de Los Lagos, que aumentará las áreas protegidas en la costa continental del país.

La anterior es una de las 100 iniciativas del Legado Bicentenario impulsadas por el gobierno de Sebastián Piñera, que complementa un proyecto de la Fundación Melimoyu, que hace más de 10 años estudia la idea de preservar ese sector, rico en flora y fauna marinas, con corales de agua fría, krill, langostinos y una constante presencia de cetáceos, entre los que destacan la ballena azul, los cachalotes y las ballenas piloto.

“Los antecedentes ejemplifican lo desequilibrada que está la protección terrestre versus la marítima. En esta última estamos muy atrasados, es algo nuevo y hacen falta estudios serios que sustenten esas declaraciones. En este caso, la situación está muy bien estudiada por la fundación”, afirma José Antonio Taladriz, asesor presidencial y encargado de Legado Bicentenario.

La zona se ubica en la ecorregión chiloense (en torno a la Isla Grande) y se caracteriza por tener una gran diversidad marina, donde cohabitan especies emblemáticas “y de gran importancia comercial para la región, como las merluzas, sardinas, erizos y algas”, sostiene el subsecretario de Pesca, Pablo Galilea.

“Desde hace algunos años, el área de bahía Tic Toc, junto con otras de la ecorregión, fueron identificadas como áreas de alto interés para la conservación, por lo que se está promoviendo su protección”, agrega Galilea.

Para el ecólogo Carlos Cuevas, de la Fundación Melimoyu, este paso es fundamental para proteger un área de biodiversidad “impresionante”, debido a que por esa zona confluyen corrientes marinas desde la isla de Chiloé y otros puntos. “Esto permite que exista una gran fauna marítima”, recalca Cuevas.

Área Costera

La zona protegida estará compuesta de dos áreas. Una, desde punta Yeli a punta Guala, que será el parque marino Tic Toc. Este, actualmente, es un territorio deshabitado. Allí sólo se permitirán actividades científicas o recreativas, bajo la supervisión de la Armada.

La segunda área irá de punta Guala hasta la bahía Melimoyu, donde se establecerá un área marina costera protegida (AMCP). Allí se emplaza un poblado llamado Puerto Raúl Marín Balmaceda, de 400 habitantes, donde se admitirán algunas labores productivas, como la extracción sustentable de choros y locos.

“Las AMCP tiene múltiples usos y es necesario compatibilizarlos, como, por ejemplo, los productivos, los de navegación, los de interés de las comunidades, pero se debe hacer bajo criterios de protección. En el caso de las zonas de conservación marítima, estas son administradas por el Estado y el sistema es más estricto: allí sólo se puede pescar para uso científico”, dice Cuevas.

Fuera de Chile continental existe el parque marítimo Motu Motiro Hiva -de 15 millones de hectáreas-, ubicado en la isla Salas y Gómez.

Respecto de la superficie final que tendrá Tic Toc, Taladriz enfatiza que “aunque aún no está definida su área, pues puede crecer, esta zona será la más grande el país (continental)”.

Comments are closed.