En un día entraron 116 proyectos al sistema de evaluación. Todo por cambio de reglamento

Un flujo histórico de iniciativas -por US$4.906 millones- ingresó el 23 de diciembre para sortear la nueva normativa de evaluación que entró en vigencia un día después. Pulso, 26 de diciembre 2013.
Lea noticia relacionada: Las claves del nuevo reglamento del Sistema de Evaluación Ambiental.
Reglamento del Sistema de Evaluación Ambiental despierta reparos en comunidades y ambientalistas.
Ayer: SEIA publicó 15 proyectos salmonicultores por US$26,5 millones.


Las empresas energéticas presentaron una importante cantidad de proyectos antes del cambio del nuevo reglamento del SEA.

Una cifra récord. En el último día de vigencia del antiguo reglamento del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA), el pasado 23 de diciembre, ingresaron a tramitación nada menos que 116 iniciativas.

Según fuentes del Ministerio de Medio Ambiente, este número supera largamente a las cuatro iniciativas promedio que ingresan diariamente al sistema de ventanilla única.

Para el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), el flujo histórico de proyectos que ingresó al portal obedece a que un día después, el 24 de diciembre, entró a regir un nuevo reglamento más estricto para las nuevas iniciativas.

“Hay que recordar que el nuevo reglamento eleva los estándares de la información que deben entregar los titulares y es mucho más exigente que el anterior, además de tener ciertos mecanismos que evitan que algunos proyectos que presentan deficiencias  prolonguen su tramitación en el sistema”, explica Ricardo Irarrázabal, director ejecutivo del SEA.

Para el administrador del sistema de evaluación, esta avalancha de proyectos era un fenómeno totalmente esperado, “ya que probablemente las consultoras y los titulares de proyectos querían que sus iniciativas se evaluaran con el reglamento antiguo. Esto puede deberse a que era un cuerpo normativo que conocían y con el que se sentían más cómodos”, argumentó.

Durante un periodo de transición, se aplicarán dos reglamentos en paralelo, ya que a todos los proyectos que entraron antes del 24 de diciembre se les aplicará el reglamento antiguo, mientras que los que ingresen a contar de esta fecha deberán enfrentar la nueva normativa.

TODO TIPO DE PROYECTOS

En el último día de vigencia del antiguo reglamento ingresaron todo tipo de iniciativas a tramitación ambiental al SEA, las cuales suman US$4.906 millones en inversiones.

Los proyectos que ingresen a partir del 24 de diciembre deberán sortear una nueva normativa, con la cual se buscó mejorar el estándar de la evaluación y definir con anticipación los reales impactos de los proyectos y, de paso, lograr disminuir al máximo la judicialización.

Según ha comentado Ricardo Irarrázabal, director del SEA, el nuevo proceso será beneficioso tanto para las empresas como para las comunidades, ya que se podrá identificar con antelación los vicios de los proyectos para luego corregirlos.

“Nuestra apuesta es reducir los plazos de tramitación y las suspensiones dentro del procedimiento; si llevas el proceso a etapas tempranas te aseguras una evaluación más rápida, ya que te focalizas sólo en lo relevante”, dijo en una entrevista a PULSO.

Y añadió: “Ahora exigiremos mayor información sobre el proyecto desde un comienzo. Además, ahora existe una figura que es el término del procedimiento y la devolución de antecedentes si es que no hay información relevante y esencial”.

El nuevo reglamento permite a las empresas definir con mayor claridad el nivel de impacto de sus iniciativas y saber por anticipado si hay un nivel de afectación a pueblos indígenas. El nuevo estatuto también permite al SEA volver a foja cero los proyectos, y poner término por anticipado a la tramitación a través de un recurso llamado IRE.

El SEA ha hecho capacitaciones sobre los cambios en evaluación ambiental que trae el nuevo reglamento en todas las regiones del país, a las que han asistido los servicios públicos que participan en el sistema, los titulares de proyectos y consultoras ambientales.

Comments are closed.