ENAP no apelará a multa de la SMA y paga $317 millones

Empresa se acogió a beneficio por pronto pago que reduce el 25% del castigo.;La Empresa Nacional del Petróleo (ENAP) decidió no apelar a la multa impuesta en su contra por parte de la Superintendencia del Medio Ambiente, que la obligó a pagar $317 millones. Pulso, 03 de diciembre 2013.
;


La empresa informó que esta medida le permitió acceder a un descuento en el castigo por pronto pago, equivalente al 25% del monto inicial impuesto por la SMA y que equivalía a $422,8 milones. “Enap Refinerías S.A. decidió no apelar a la multa que le aplicó la Superintendencia del Medio Ambiente mediante Resolución N°1339 del 27 de noviembre y pagó multas por el monto de $317.410.020, accediendo a la rebaja del 25% que considera la legislación vigente”, informó ENAP de manera oficial.

La empresa petrolera agregó que se encuentra desarrollando “un ambicioso plan de inversiones a corto, mediano y largo plazo, tendientes a elevar sus estándares operativos y ambientales”. “Éstos y otros esfuerzos obedecen a nuestro compromiso de seguir avanzando en el mejoramiento permanente y continuo de nuestras operaciones, con respeto a trabajadores, comunidad vecina y medio ambiente”, agregó la firma. La semana pasada, el superintendente de Medio Ambiente, Juan Carlos Monckeberg, informó acerca de la decisión de la repartición fiscalizadora de multar a la filial ENAP Refinerías por la existencia de incumplimientos graves y leves por parte de ENAP de la normativa ambiental vigente en las instalaciones ubicadas en la región del Biobío, relacionados con emisiones atmosféricas y generación de malos olores.

Entre los compromisos no cumplidos de la resolución de calificación ambiental que autorizó la construcción de la refinería Biobío figuran el no haber instalado un sistema de sellos dobles para el control de emisiones en cuatro estanques de almacenamiento, no haber construido una torre separadora de amoníaco, no haber pavimentado las calles interiores del complejo industrial y no haber instalado ningún sistema de abatimiento de emisiones en una de las calderas del complejo.

La Superintendencia de Medio Ambiente realizó a comienzos de año una fiscalización a dicha instalación con personal propio y el apoyo de profesionales de la Región del Biobío, de la Seremi de Salud y la Gobernación Marítima de Talcahuano. Tras hallar infracciones a sus RCA, se inició un procedimiento sancionatorio con la formulación de cargos a la empresa, ocurrida el 3 de junio de 2013, siguiendo luego el procedimiento regulado en la normativa ambiental. 

 

Comments are closed.