Indagan causas por la muerte masiva de peces en la bahía de Quintero

Ministerio Público ordenó pericias. Cardumen fue absorbido por sistema de enfriamiento de central termoeléctrica. El Mercurio, 26 de diciembre 2013.
Lea noticia relacionada: Empresa eléctrica confirma incidente que coincidió con varazón de sardinas en Ventanas.


La mañana de ayer, miles de sardinas muertas aparecieron depositadas a lo largo de 30 metros de playa en Ventanas, en la bahía de Quintero, en un área ubicada frente a la “Unidad 4” de la central termoeléctrica de AES Gener en la zona, en la desembocadura del estero Campiche.

El seremi de Medioambiente de Valparaíso, Gustavo Le Dantec, dijo que la causa del fenómeno la aclaró la propia empresa. “AES Gener estaba en faenas de aspiración de agua de mar, para alimentar su sistema de enfriamiento, cuando pasó un cardumen que fue absorbido por este”, afirmó.

La autoridad agregó que el incidente activó el sistema de seguridad del ducto, que devolvió al mar una tonelada de sardinas muertas. Le Dantec denunció la situación a la Superintendencia del Medioambiente, que deberá determinar si la operación de la unidad de la central termoeléctrica, que inició operaciones en marzo, se realizaba conforme a su Resolución de Calificación Ambiental (RCA).

En paralelo, Sernapesca y la autoridad marítima iniciaron las indagaciones administrativas de su competencia, mientras que el fiscal jefe de Quintero, Mauricio Dunner, ordenó a la Brigada del Medioambiente de la PDI realizar pericias encaminadas a determinar si el hecho constituye un delito ambiental.

En un comunicado, AES Gener precisó que la situación originó que a partir de las 21:26 horas del martes la Unidad 4 de la central Ventanas interrumpiera en forma intempestiva la generación de 273 MW, al obstruirse el sistema de enfriamiento por agua de mar.

Según la empresa, la central y su unidad operaban cumpliendo la RCA vigente, con sus barreras y mecanismos preventivos conforme a lo que la regulación exige.

La tubería de captación de agua tiene 450 m de largo por 2 m de diámetro, y debe contar con filtros y sistemas que prevengan que absorba organismos vivos. Los ejemplares de sardinas muertos medían entre 3 a 5 cm. Al término de la jornada, la unidad afectada seguía fuera de servicio, y la compañía trabajaba en normalizar su operación para reincorporarla al Sistema Interconectado Central.

Comments are closed.