Barrick pide permiso para hacer nuevas obras de emergencia en Pascua-Lama

La empresa dijo que la autorización era urgente porque la situación es de “gravedad” y la SMA autorizó los trabajos. Diario Financiero, 10 de enero de 2014.Ver noticia relacionada:;Comunidades llegan a Tribunal Ambiental a exponer daños de Pascua Lama;

La empresa dijo que la autorización era urgente porque la situación es de “gravedad” y la SMA autorizó los trabajos. Diario Financiero, 10 de enero de 2014.Ver noticia relacionada:;Comunidades llegan a Tribunal Ambiental a exponer daños de Pascua Lama;


Transcurridos poco más de siete meses desde que la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA) ordenó paralizar el proyecto minero binacional Pascua-Lama por incumplimientos a lo establecido en los permisos ambientales de la iniciativa, la canadiense Barrick enfrenta nuevas complicaciones.
La propia empresa informó hace algunas semanas al organismo fiscalizador que el proyecto enfrenta una situación de “gravedad”, debido al agrietamiento del Botadero Nevada Norte (BNN), zona destinada al depósito del material esteril que debe retirarse para descubrir la mina. La empresa inició esta labor, que se denomina pre-striping, antes de habilitar el sistema de manejo de agua, con lo cual se alejó de lo fijado en la Resolución de Calificación Ambiental (RCA).
Lo anterior, explica buena parte de la sanción que la SMA le impuso a la empresa en mayo pasado y además, la construcción definitiva de dicha infraestructura de manejo hídrico es condición para levantar la paralización de Pascua-Lama.
Ahora, para realizar nuevas obras que reduzcan el impacto de un eventual deslizamiento del material acumulado en la zona agrietada del botadero, a la que actualmente no es posible acceder por la acumulación de nieve, Barrick solicitó a la SMA que amplíe las actividades que la empresa puede realizar en la zona del proyecto.
Los trabajos estaban limitados sólo a la construcción de obras transitorias para captar, transportar y descargar agua, las mismas que la propia SMA decretó que “podrán operar exclusivamente durante el período necesario para implementar las obras definitivas que permitan cumplir cabalmente las condiciones establecidas en la RCA”, dice la solicitud que fue suscrita por Francisco Charlin, el nuevo director legal de Minera Nevada, que es la titular del proyecto de oro y cobre.
A mediados de diciembre la SMA autorizó los trabajos porque la ausencia de dicha infraestructura de contención (pretil o berma que aisle la cresta de la ladera que funciona como botadero) supone un riesgo para el medioambiente.
Obras definitivas
De acuerdo con lo declarado por el vicepresidente senior de Pascua-Lama, Eduardo Flores, ante la comisión investigadora de la Cámara de Diputados que investiga los imcumplimientos, a fines de octubre la empresa completó las obras transitorias de control de agua, que apuntaban a soportar el eventual impacto de los deshielos mientras se completa el sistema de manejo definitivo.
En lo que respecta al avance de estos últimos trabajos, que la empresa estimó le tomarían del orden de 18 meses y cuyo costo ha sido estimado en más de US$ 300 millones, fuentes de la compañía dijeron que “hoy nos encontramos en proceso de evaluación y petición de permisos en línea con lo requerido por la SMA”.
Sin embargo, esa visión se contrapone con la de otros ejecutivos de la misma minera, quienes dicen que estas actividades y trabajos fueron suspendidos a fines de octubre, cuando la canadiense a instancias de la nueva administración del proyecto, que asumió en abril y es encabezada por Flores, paralizó totalmente el proyecto (también en el lado argentino) por motivos económicos y los problemas regulatorios en Chile.
Esta decisión ha generado discrepancias al interior de la firma, pues hay ejecutivos que temen que si pasa el tiempo y estas obras -cuyo incumplimiento originó la sanción de la SMA- no avanzan, podrían arriesgar la revocación de la SMA.
Etapas del proceso de sanción de la SMA
2012
22 de diciembre:
Se produce un aumento de flujo que no logró ser contenido y provocó una remoción de masa, que superó la capacidad de las obras de encauzamiento.
Hasta el 7 de enero se aplicó una reconducción temporal de las aguas hasta el subsistema de “aguas de contacto”.
2013
10 enero:
Se produce un nuevo aumento de flujo de aguas de no contacto.
22 enero:
Barrick presenta la autodenuncia a la SMA.
24 de mayo:
La SMA, encabezada por Juan Carlos Monckeberg (en la foto), decretó la paralización del proyecto, fijó una multa de 16 mil UTA y ordenó realizar obras urgentes y transitorias, que pueden operar exclusivamente durante el período necesario para implementar las obras definitivas de manejo de agua. Esto es requisito para levantar la clausura.
15 de julio:
Corte Suprema ratifica paralización del proyecto a partir de un recurso que presentaron opositores al proyecto.
31 de octubre:
Barrick anuncia la paralización total del proyecto por razones económicas y los problemas regulatorios en Chile. El vicepresidente ejecutivo del proyecto, Eduardo Flores, fue a La Moneda a explicar la decisión.

Comments are closed.