Cambio climático, ciencia y gestión ambiental

Columna de opinión de Pamela Suárez Directora Comunicaciones Fundación Terram, publicada en portal Quinto Poder 28 enero 2014.


El 17 de diciembre de 2013 se realizó la presentación del Informe País del Medio Ambiente 2012, prestigiosa publicación del Instituto de Asuntos Públicos de la Universidad de Chile que gracias al compromiso de un selecto grupo de científicos nacionales da cuenta de la situación de evidente deterioro que registra el medio ambiente nacional. Esta publicación que recoge investigación desde el año 1999, nos da una pincelada de la situación de empeoramiento que ha registrado el clima producto de los efectos del Cambio Climático.

Porque pese a que nuestro país en términos globales poco aporta a las emisiones contaminantes globales, lo cierto es que, no por contribuir poco debemos responsabilizarnos menos de una problemática global que ya asoma como el principal desafío que hoy enfrenta la humanidad.

Este poco alentador panorama ya lo anunciaba el Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC) en el primer reporte sobre la Base Científica del Clima de su Quinto Informe (AR5 GT1) entregado en septiembre de 2013, en el que con 95% de certeza la comunidad científica internacional responsabiliza a las actividades humanas por el grave deterioro del clima. Si bien la información emanada de la ciencia es categórica en su diagnóstico, paradojalmente estos datos poca resonancia tienen en los tomadores de decisión. Lo pudimos ver en la reciente Cumbre del Clima COP19 de Varsovia, donde lejos de sumar avances en las negociaciones, el encuentro terminó reportando escasos acuerdos y retrocesos en los compromisos de reducción de emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) por parte de Australia y Japón.

El nuevo escenario gatillado en Varsovia generó la salida masiva de la sede en que se desarrollaban las reuniones de las grandes ONGs del mundo, quienes demostraron al mundo su descontento, llamando a los miembros y negociadores internacionales a asumir acuerdos relevantes que aseguren alcanzar un Acuerdo Global sobre el clima para el 2015 en París. Tal fue el desánimo de los representantes de las Ongs, que incluso programan hacer ayuno un día al mes por todo el tiempo que resta hasta llegar a la COP20 de Lima, programada para diciembre 2014. Una manera de protesta más que refleja la molestia de la sociedad civil frente a cómo las grandes economías y las naciones han abordado hasta ahora el tema del Cambio Climático.

El Cambio Climático está ocurriendo ahora, éste es un dato inequívoco ya avalado por la ciencia, que requiere de acciones asertivas y de inclusión; hoy 28 de enero fecha cuando conmemoramos el Día Mundial de la Acción frente al Cambio Climático, considero propicio señalar que los datos que arrojan las recientes evaluaciones científicas debieran ser material de consulta y análisis permanente para los gobiernos y sus negociadores, es inaceptable seguir tolerando que exista un tímido vínculo entre la ciencia y la gestión ambiental.

Tampoco debiese continuar la baja inversión en investigación científica; esta premisa auto impuesta desde antaño debiera modificarse para dar paso a una investigación robusta, holgada en aportes e incentivos, que permita a la ciencia y la academia desarrollar una labor investigativa que a todas luces nos entregará una hoja de ruta asertiva para hacer frente al Cambio Climático y realizar acciones gubernamentales tendientes a evitar impactos que afecten aún más a las comunidades más vulnerables, ecosistemas y especies.

Vea Blog Terram en Portal Quinto Poder AQUÍ

Comments are closed.