Gobierno licita terrenos para instalar centrales térmicas por al menos 2.450 MW en el norte

Bienes Nacionales lanzó un proceso para ofrecer concesiones a 50 años de paños entre las regiones de Tarapacá y Atacama aptos para centrales a gas o carbón. El concesionario tendrá la obligación de levantar un mínimo de 350 MW en cada zona. El Pulso 15 enero 2014.


Al menos 2.450 MW, cifra equivalente a la potencia instalada del proyecto HidroAysén.

Esa es la meta que tiene el gobierno para un ambicioso plan de licitación de terrenos fiscales para proyectos termoeléctricos a gas o a carbón, que fue lanzado recientemente para ser adjudicado entre fines de febrero y principios de marzo de este año.

Se trata de un plan que está ligado al estudio de ordenamiento territorial que anunciara el gobierno hace ya algunos años y que está a cargo del Ministerio de Bienes Nacionales (MBN). Por ello, fueron escogidas zonas aptas para el desarrollo de estas energías: alejadas de lugares poblados y de comunidades, además de contar con  facilidades como la cercanía al mar, a carreteras, a subestaciones eléctricas y a las líneas troncales, tanto del SING como del SIC.

El adjudicatario, además de la oferta económica, se comprometerá a construir una central de al menos 350 MW en el terreno concesionado, en un modelo que no había sido utilizado anteriormente en Chile y que implica una acción decidida de planificación por parte del Estado para ampliar la matriz eléctrica.

Las zonas escogidas son siete: una ubicada en la Región de Tarapacá (Caleta Chica), dos en Antofagasta (Tames y Cobija Sur) y cuatro en Atacama (Caleta Obispo, Totoralillo Norte, Totoralillo Sur y Caldera), que permitirían cubrir la demanda futura proyectada principalmente por proyectos mineros que se instalarán en esa zona.

Todas las iniciativas, si se cumple el mínimo exigido, sumarán 2.450 MW, aunque podrían ser más si los adjudicatarios optan por desarrollos de mayor tamaño.

“Las áreas territoriales seleccionadas responden al resultado de un estudio realizado para estos fines, con el objetivo de identificar zonas que presentaran condiciones técnicas aptas para proyectos de este tipo, e intentando minimizar el impacto social y medioambiental que pudiera presentarse”, explicó a PULSO de manera oficial el Ministerio de Bienes Nacionales.

Las concesiones consideran tres períodos: cinco años para estudios (con opción de salida), otros cinco para la construcción, más un plazo para la operación. En total, el periodo máximo es de 50 años.

“Estas licitaciones responden a la línea de acción del Ministerio de Bienes Nacionales de poner a disposición de la inversión privada, a través de licitaciones públicas,  terrenos fiscales para ser incorporados a los procesos de desarrollo productivo del país (…). En materia de oferta para proyectos de energía, se han realizado licitaciones de terrenos para proyectos de ERNC y también para energías convencionales, de manera de enfrentar el problema de manera integral”, añadió el MBN.

INFORMACIÓN CLAVE
Si bien no existirá una garantía explícita para apoyar al adjudicatario en la concreción del proyecto, Bienes Nacionales ofrece el terreno y pone a disposición información adicional relevante. “Pero cada proyecto deberá someterse a las evaluaciones y análisis sectoriales que correspondan”, advirtió esa cartera.

La información con la que contará el adjudicatario permitirá evitar conflictos en lo relativo a la aprobación del proyecto. “Se desarrolló una herramienta para la visualización de toda la información territorial, incluyendo información de base (caminos, localidades, ciudades, colegios, centros de salud, puertos, subestaciones eléctricas, etc), geográfica (mapa geológico, volcanes, acuíferos, áreas de riesgo, etc.), instrumentos de planificación territorial (planos reguladores comunales, intercomunales, regional de desarrollo, límite urbano),  catastro y concesiones mineras, protección medioambiental y normativa, zonas de interés turístico, sitios arqueológicos, áreas de desarrollo indígena, entre otros”, dijo el MBN.

“Por primera vez se reúne toda la información relevante producida por el Estado para la toma de decisiones de localización, que fue una de las acciones propuestas en el Plan de Desarrollo Urbano del Presidente Piñera”, complementó dicha cartera.

¿Qué tipo de centrales se podrán desarrollar? Desde el MBN aclararon que se puede levantar cualquier tipo de proyecto de generación de energía de base, sin limitación. Respecto a la posibilidad de realizar nuevos procesos en el futuro, se agrega que es posible que se efectúen, pero será decisión del nuevo gobierno.

La licitación cobra especial relevancia considerando la dificultad que existe en el país para desarrollar centrales termoeléctricas a gran escala particularmente en el norte, lo que ha ocurrido, por ejemplo, en los proyectos Punta Alcalde y Castilla.

Comments are closed.