Suez se adelanta al Gobierno con anuncio de construcción de línea para la interconexión

Obras comenzarían en el primer semestre, con miras a entrar en funcionamiento en 2017. Compañía busca que el circuito de 580 kilómetros sea incorporado como línea de expansión troncal, lo que evitaría el lanzamiento de un proceso de licitación. El Mercurio, 30 de enero de 2013.


Ver noticia relacionada: E-CL inicia desarrollo de línea de transmisión para interconexión SING-SIC

Un nuevo paso en el desarrollo de uno de sus proyectos estrella acaba de dar la compañía franco-belga GDF Suez.

Ayer, la firma, a través de su filial E-CL, informó a la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) el inicio de las obras preliminares para la construcción de una línea de transmisión de 580 kilómetros que permitiría interconectar los sistemas eléctricos del norte y sur del país.

Las obras, precisó la empresa, demandarán una inversión cercana a los US$ 700 millones y unirán las zonas de Mejillones (Región de Antofagasta) y Cardones (Región de Atacama). Además, se aceptó la oferta de construcción realizada por la compañía Alusa Ingeniería, la cual invertirá en una primera etapa US$ 20 millones para la adquisición de equipos electromecánicos requeridos para el proyecto. Se estima que las obras gruesas del proyecto comenzarían durante el primer semestre de este año. De ser así, y asumiendo un plazo de 30 meses para su construcción, el tendido de doble circuito de 500 kv que desarrollará Suez entraría en funcionamiento en 2017.

Sin embargo, la interconexión entraría en vigencia recién a partir del 2018, pues para que se concrete es necesario que se terminen las obras de reforzamiento del sistema troncal que está llevando adelante la colombiana ISA entre las subestaciones Cardones y Maitencillo. Este último trabajo tiene como objetivo el fortalecimiento de la transmisión en Atacama, zona que es parte del SIC, en la que existen restricciones para el traslado de electricidad desde el centro y sur del país.
Con el anuncio, GDF Suez se adelanta al Gobierno en la carrera por impulsar las obras de la interconexión de los sistemas eléctricos del país.

Desde hace algunos meses, el Ministerio de Energía tomó la decisión de que la unión de ambos sistemas sea ejecutada por medio de una licitación internacional. Este proceso sería lanzado durante los próximos meses y establecerá la construcción de un tendido de corriente continua, lo que impide el retiro de electricidad en puntos intermedios de la línea.

Esta vía deja fuera de opción al proyecto que tiene aprobado ambientalmente Suez, pues el modelo en el que trabaja la compañía establece una línea de corriente alterna, lo que permite el retiro de electricidad en diversos puntos de los 580 kilómetros.
De acuerdo con las presentaciones realizadas a inversionistas, el objetivo de Suez es que en el futuro la Comisión Nacional de Energía (CNE) defina como línea de expansión troncal el proyecto que comenzará a desarrollar este año.

Lo anterior le aseguraría a la empresa que la interconexión se ejecutará por medio de su proyecto, por lo cual las obras pasarían a ser parte del modelo de cobro de peajes de traslado de electricidad que tiene el sistema central de transmisión nacional.

La CNE podría tomar esta decisión a fines de 2014, desechando de esta forma una licitación internacional como la que busca realizar el actual gobierno.

De no suceder lo anterior, el tendido operaría de manera privada sin ser parte del sistema troncal del país.
Unión reduciría costos eléctricos para mineras

Uno de los sectores que más interés tienen en que se concrete la unión entre los sistemas eléctricos es el minero.

De acuerdo con las estimaciones del mercado, la instalación de este tendido permitirá reducir los precios de la energía en la Región de Atacama, zona donde hay proyectos mineros por más de US$ 35 mil millones. Esto, porque la línea que impulsa Suez posibilitará que energía a precios competitivos sea trasladada desde el SING hacia la zona norte del SIC.
Se estima que los US$ 70 por MWh que hoy se promedian en el SING ayudarán a reducir los US$ 150 por MWh que se ven en el norte del SIC.

Lo anterior iría en directo beneficio de una serie de compañías mineras que han decidido frenar sus planes de inversión en Atacama, debido a los altos precios de la energía que se están pagando en esa zona.

Asimismo, el tendido que impulsará Suez entraría en funcionamiento a partir de 2017, pese a que la interconexión se podría concretar recién a partir de 2018, cuando se terminen las obras de expansión que está llevando adelante la CNE entre las subestaciones Maitencillo y Cardones.

Comments are closed.