Terram dice que en 2013 empresas eléctricas y mineras ‘presionaron’ al Gobierno

La directora Ejecutiva de Terram, Flavia Liberona, expresó que 2013 fue un año en que los asuntos ambientales cruzaron la agenda política y de inversiones, y que en los "12 meses, el gran empresariado eléctrico y minero ejerció presión sobre el gobierno y el país para lograr la aprobación de proyectos de inversión de su interés". Terra.cl 02 enero 2014.
Noticia relacionada: FUNDACIÓN AMBIENTALISTA ASEGURA QUE EMPRESAS ELÉCTRICAS "PRESIONARON" AL GOBIERNO


Liberona, a través de un comunicado de la organización, afirmó que mientras eso sucedía, “el gobierno de Sebastián Piñera se mostró como un fiel guardián de los intereses del gran empresariado chileno”.

Según reporta un Balance Ambiental de esa organización, “no se avanzó positivamente en esta materia, ya que el sector empresarial ganó terreno en cuanto a nuevas normativas, entre ellas la Ley de Concesiones Eléctricas, el Reglamento del SEIA D.S. N°40, la Noma de PM10”.

Enumerando lo mejor del año en materia ambiental, destacan la puesta en marcha de los Tribunales Ambientales y de la Superintendencia de Medio Ambiente, y que en ese sentido, por primera vez se pone el acento en la fiscalización. “Si bien el funcionamiento de estas instancias es aún precario, representan un paso importante”, planteó la ambientalista.

En materia de desafíos para el año 2014, la directora de Terram expresó que “el desafío más grande para este nuevo año será fortalecer la equidad ambiental, ello significa necesariamente un reconocimiento a que la actual legislación es comprobadamente injusta”.

Además, la publicación de Fundación Terram entregó desafíos ambientales para el país a desarrollar en 2014, entre ellos destacan, “fortalecer la institucionalidad ambiental, incorporando reformas que contengan criterios de justicia ambiental de acuerdo al Principio 10 de la Declaración de Río; revisar la Ley de Tribunales Ambientales de tal forma que se garantice el acceso a estas cortes en igualdad de condiciones para todos los habitantes del país”.

Igualmente, “establecer un programa priorizado de normas de calidad y emisión que permita avanzar en la gestión ambiental de país”.

“Producto de la situación ambiental y de contaminación que se registra en la Bahía de Quintero se debe establecer un congelamiento del parque industrial existente, y revisar la situación ambiental y sanitaria de cada una de las industrias presentes en la Bahía”, agregan.

“En materia de energía, el desafío para el futuro gobierno es incorporar a la sociedad civil y a los parlamentarios en la elaboración de la agenda de energía y en la discusión país que se desarrolle a partir de esto”, añadió.

Según plantean, “el nuevo gobierno debiera hacerse cargo de la contaminación provocada por termoeléctricas, para lo cual tendrá que impulsar cambios normativos orientados a regular la tecnología y el tipo de combustible que utilizan”.

Comments are closed.