Empresa Pizarreño es condenada a pagar 55 millones

El 2° Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago dictaminó ayer que la empresa deberá indemnizar con 55 millones de pesos a Don Raúl Olivares, quien padece de Mesotelioma Pleural -cáncer terminal-, a causa de la alta exposición al asbesto que sufrió trabajando para la compañía.


El 2° Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago dictaminó ayer que la empresa deberá indemnizar con 55 millones de pesos a Don Raúl Olivares, quien padece de Mesotelioma Pleural -cáncer terminal-, a causa de la alta exposición al asbesto que sufrió trabajando para la compañía.

“La justicia oyó la voz de los trabajadores”. Así parte la declaración pública realizada por la organización “Unidos contra el asbesto”, que ayer celebró el falló dictado por el 2° Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago contra la empresa de planchas Pizarreño S.A por la contaminación que produce en sus trabajadores la manipulación y cercanía que tienen con el compuesto contaminante. Raúl Olivares deberá recibir 55 millones de indemnización.

No es primera vez que la empresa esta involucrada en esta materia. Hace dos años, también fue condenada a pagar una alta suma de dinero por el padecimiento de Manuel Elgueta Ariztía. En dicha oportunidad, se exigió que Pizarreño aumentara sus mecanismos de control y eliminara la utilización de partículas contaminantes. Pero el 2° Juzgado encontró que esto no se había cumplido. No se adoptaron las medidas tendientes a aminorar el peligro de la contaminación de sus obreros y los alrededores, estando en completa conciencia del daño que produce el asbesto al inhalarlo.

El equipo jurídico que llevo el caso consiguió que Pizarreño sea encontrado culpable por primera vez en un Juzgado Laboral, sentencia que apoya la mencionada anteriormente por Manuel Elgueta, quien murió por vivir cerca de la fabrica. “El demandado no cumplió en forma eficaz con su obligación de protección y prevención para con el demandante, toda vez que no obstante conocer que la materia prima que utilizaba (asbesto) para el desarrollo de su industria era un riesgo para la salud de los trabajadores, por lo cual los sistemas de salud de la época, mediante Decreto Supremos (1106 de 1954 y 19 de 1976) establecieron las concentraciones ambientales máximas permitidas en área de trabajo, no adoptó medidas tendientes a aminorar dichas concentraciones, al contrario en años posteriores al retiro del demandante éstas se mantenían, e incluso eran mayores, y no obstante las recomendaciones realizadas por la autoridad de salud para que aminorara las mismas, nada hizo”, aclara el documento entregado por el Juzgado.

La organización asegura que este falló destruye el principal argumento que la fábrica a utilizado para responder los cuestionamientos, que las personas se contaminan bajo su propia responsabilidad y no por negligencia de la empresa. “Pizarreño mintió y engaño a sus trabajadores y a la sociedad para maximizar sus ganancias a costa de al vida de la gente”, afirma la organización Unidos contra el asbesto

“Estamos contentos porque este es un gran paso dentro de esta larga lucha, pero no estamos satisfechos, y seguiremos alerta a las acciones que pueda emprender Pizarreño S.A. No descansaremos hasta que se haga justicia por las víctimas”, finaliza el comunicado.

Comments are closed.