Enersis por HidroAysén: “No queremos reglas del juego a medida, sino estables”

El presidente de la compañía, una de las controladoras del proyecto, pidió a los poderes del Estado “hacer lo suyo” para fortalecer la matriz energética del país. Llanquihue Puerto Montt 05 abril 2014.


EI presidente del holding Enersis, Pablo Yrarrázaval, dijo que la empresa tiene la “firme convicción” de seguir adelante con el proyecto HidroAysén, y que no esperan “reglas del juego a medida, sino estables”.

La compañía controlada por Endesa Españaimpulsa en sociedad con Colbún el complejo de represas que pretende emplazarse en la Región de Aysén, lo que ha sido cuestionado por ambientalistas.

“Como grupo tenemos la firme convicción de seguir adelante con HidroAysén, siempre y cuando exista la disposición política, social y nacional de considerar esta iniciativa corno un proyecto de interés para Chile”, dijo Yrarrázaval, en una carta contenida en la memoria anual 2013 de Enersis.

En el documento, el directivo pidió “tomar decisiones y no dilatar más la espera”. Para ello, planteó que los distintos actores sociales, en especial los poderes Ejecutivo y Legislativo, deben “hacer lo suyo” para fortalecer la matriz eléctrica del país.

“No queremos reglas del juego a medida, sino reglas estables que sean conocidas y aceptadas por todos los sectores y actores de la sociedad. Necesitamos una institucionalidad que sea respetada por todos, debido a su legitimidad jurídica, política y social”, añadió el ejecutivo.

El discurso también se centró en la necesidad de aprovechar los recursos hidroeléctricos que posee el país. Como ejemplo puso el caso de países como Brasil, Colombia y Perú, “quienes han apostado fuertemente por este tipo de desar•llo en los últimos años, generando las condiciones necesarias para que los privados puedan desarrollar esta clase de iniciativas”.

AUMENTO DE COSTOS Yrarrázaval subrayó que el dejar de lado el desarrollo hidroeléctrico ha supuesto que la capacidad instalada se concentre en desarrollos térmicos, con la consecuente alza del gasto en los combustibles.

Ese escenario, agregó el ejecutivo, “ha significado un incremento de los costos de operación del sistema eléctrico en US$ 40/MW11, pasando de costos marginales promedios de US$ 29/MWh a un escenario de US$ 165/MW11, por el mayor uso de combustibles, factor que ha acentuado la pérdida de liderazgo a nivel regional”.

DIFÍCIL AVANCE En su escrito, Yrarrázaval también reconoció la dificultad que están enfrentan las empresas para concretar algunos proyectos, ya sea en el sector eléctrico como en otras áreas.

El ejecutivo hizo mención en este aspecto a la segunda unidad de la central termoeléctrica Bocamina (350 MW) , ubicada en la comuna de Coronel (Región del Biobío).

La operación de esta central se mantiene paralizada desde el 17 de diciembre del año pasado por una resolución de la Corte de Apelacio nes de Concepción, que acogió un recurso de algueras y pescadores artesanales de Coronel, que acusaban que el complejo estaba operando con una ampliación de capacidad que no había sido autorizada por resolución de calificación ambiental.

Comments are closed.