Industria eléctrica alerta sobre efecto en precios de impuesto a las emisiones

El más duro fue Felipe Cerón, gerente general de AES Gener; mientras que GDF Suez dijo que habría que gravar a todo el que emita CO2. El Diario 04 abril 2014.


Noticias relacionadas: Impuestos verdes, comunidades y transmisión: la nueva agenda energética
Impuestos verdes y relación con comunidades marcan cumbre eléctrica en Sofofa

Como una acción “contra natura” calificó Felipe Cerón, gerente general de AES Gener, la propuesta del gobierno de incluir dentro de la reforma tributaria un impuesto a las emisiones de fuentes fijas. El ejecutivo indicó durante el seminario eléctrico organizado por la Sofofa “El shock eléctrico que el país necesita” que “Chile ya cuenta con una normativa bastante seria donde se estima el costo, los beneficios de la normativa ambiental, el impacto que tiene en el medioambiente, las personas y en otras actividades”, por lo que la entrada de dichos gravámenes es “preocupante” y generaría distorsiones y que tarde o temprano se traspasará el costo al consumidor final.

La propuesta de reforma tributaria enviada al Congreso considera gravar a unidades fijas de emisión como turbinas o calderas térmicas o calóricas por sobre los 50 MWt (megavatios térmicos). Así, contempla dos daños: globales, por la emisión de CO2, el que sería gravado con US$ 5 por cada tonelada emitida; mientras que el impacto local -que incluye emisión de material particulado (MP), óxidos de nitrógeno (NOx) y dióxido de azufre (SO2)-, involucrará un impuesto de 
US$ 0,1 por cada tonelada emitida.

Cerón fue el más duro entre los gerentes de generadoras presentes en el seminario al referirse al impuesto verde, como se le ha denominado, señalando que “no va en el sentido correcto”. El ejecutivo dijo que incorporar este gravamen es “disonante” con la normativa del sector y “un impuesto adicional vendría a distorsionar eso y hacer la energía, sin duda, más cara”, precisó.

A esto añadió que, el CO2 “está en todas partes, es una consecuencia directa de generar energía térmica (…) No hay tecnología disponible para abatir el CO2, que se produce igual mientras uno tenga generación térmica, que dada la volatilidad hidroeléctrica que hay y la intermitencia que tiene la energía no convencional es fundamental tener una fuente térmica”. A ello agregó que “el CO2 no causa daño en la salud de las personas”.

Finalmente, Cerón dijo que el impuesto “nos hace menos competitivos” y tendrán efecto en la todas las industrias.

Las otras generadoras

Juan Clavería, su par en GDF Suez Chile, añadió que “cuando uno le impone un impuesto a algo encarece su precio”, y aunque dijo que el grupo franco-belga no es contrario al impuesto, “las centrales termoeléctricas y particularmente las a carbón, no son las cautivas de las emisiones de CO2. Así como ellas está el transporte y hay muchas industrias, que también emiten CO2. Si uno va a establecer un impuesto (…) lo lógico es que se aplique a todos y que no haya discriminación”.

El ejecutivo agregó que “el gas natural también emite: un MW de carbón emite el doble que un MW de gas licuado, pero ambas emiten”.

En tanto, Joaquín Galindo, CEO de Endesa Chile, explicó “un impuesto verde siempre afecta”, aunque aclaró que “estamos estudiando el efecto y no tenemos todavía ninguna posición”.

“Son temas importantes, que hay que revisarlos en profundidad”, sentenció el gerente general de Endesa Chile.

Por su parte, Andrés Kuhlmann, gerente general de Transelec, expresó que su empresa estudia los detalles del proyecto de reforma tributaria y los efectos que podría tener en la empresa. En todo caso, dijo que “el alza al 25% es algo que está dentro de un rango manejable. El mercado ya lo internalizó. Los otros detalles respecto a cómo va a afectar a nuestra compañía lo estamos estudiando”, dijo Kuhlmann.

2 Comments

  1. Andrés Forno dice:

    Es necesario aclarar que las diferentes tecnologías para generar electricidad emiten diferentes cantidades de CO2 por unidad de energía producida y si se comparan solo las tecnologías que generan sin intermitencia y que efectivamente tienen la capacidad de suplir la demanda base de cualquier economía, la generación térmica por carbón es la que mas emite y la generación electrica atómica es la que menos emite. Por esta razón y además, por no ser intermitente y por disponer de combustible infinito, la generación atómica es lejos la opción mas segura, económica y confiable para Chile. Los daños por radiación que ha producido históricamente la generación nuclear con tecnologías nucleares obsoletas, han sido insignificantes comparados con los daños irreversibles y acumulativos a la economía y a la salud humana que genera la emisión de CO2 fósil en el largo plazo. El hecho de que Chile sea un país sísmico y además expuesto a tsunamis, es compatible con las tecnología de reactores lentos de enfriamiento pasivo disponibles. http://ow.ly/uLPhm

  2. Andrés Forno dice:

    Los impuestos verdes deben diseñarse para desicentivar el daño ambiental por emisiones y no para ayudar a financiar al fisco con ellos. Por esta razón y para desvirtuar argumentos como los expuestos por Felipe Cerón y en sintonía con lo afirmado por Juan Clavería arriba; en lugar de impuestos verdes segmentados como los propuestos en la Reforma Tributaria propuesta por Bachellet, Chile necesita implementar un Impuesto al Contenido de Carbono de TODOS los combustibles fósiles en una forma simple y práctica, esto es, aplicándolo en forma progresiva y solo en la primera facturación que realicen en el país las empresas importadoras o productoras de combustibles fósiles. Además, para evitar su efecto dañino en la competitividad de Chile y en el bolsillo de los Chilenos, el impuesto al consumo de carbono, el cual debe aumentar progresivamente hasta hacerse lo suficientemente pesado como para que las empresas y las personas se vean obligadas a dejar atrás este tipo de combustibles, debe ir acompañado con una reducción del IVA (impuesto a todo tipo de consumo)de manera que su recaudación sea neutral para el fisco, pero cumpla con el objetivo de descarbonizar la enconomía chilena, la cual actualmente es una economía que ostenta una de las mayores tasas de aceleración de su carbonización en el planeta. Recomiendo leer el artículo que aparece en http://ow.ly/uLPhm