Un 77% de los 30 Vehículos Menos Contaminantes Son Diésel

Así lo señaló el gerente general de la marca francesa, Miguel Angel Figari, con lo cual cree que no se aprobará el alza de impuestos a este tipo de vehículos.


Por su parte, Ricardo Lessmann, presidente del grupo Minvest, Holding Gildemeister, recordó que los tratados de libre comercio pueden ser una barrera para estos aranceles.

En el marco de la discusión de la reforma tributaria, que actualmente se tramita en la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, el sector automotriz está preocupado por la propuesta que establece la incorporación del impuesto a la importación de vehículos livianos diésel. En el texto, se señala que “se introduce un impuesto adicional a la importación de vehículos livianos más contaminantes, que utilicen diésel como combustible, con el objeto de incentivar el uso de vehículos menos contaminantes”.

Y en ese sentido, el gerente general de Peugeot Chile. Miguel Angel Figari, afirmó que cree que no se aprobará el impuesto a los vehículos diesel, pues —argumenta- se basa en una premisa absolutamente falsa. “De acuerdo a la homologación que hace el Ministerio de Transportes (1.600 vehículos han sido homologados) de los 30 vehículos menos contaminantes, cuatro son híbridos tres a gasolina y 23 son diesel. Es decir estos últimos representan un 77% de los que menos emiten CO2”. Por su parte, Ricardo Lessmann, presidente del grupo Minvest. Holding Gildemeister, señaló que “el diesel concentra la mayoría de las ventas en Europa, y son países brutalmente ecológicos. y por ello no podemos venir a decir que en Chile nos contaminamos con los productos que no lo hacen en Europa”.

En caso que prosperara la iniciativa, Figari proyectó que el precio de los vehículos diésel podría subir entre 9% y 20%, mientras que en el caso particular de Peugeot entre un 9% y 15%. Ello implica que en Peugeot los vehículos subirían entre $900 mil y $1,8 millones”. En su marca, explicó que el 90% de las ventas son diésel.

En la reforma en el Artículo 46 se establece que “sin perjuicio del impuesto establecido en el Título II de esta ley, la importación, sea habitual o no, de vehículos diseñados o adaptados para poder emplear petróleo diesel, pagará un impuesto adicional expresado en unidades tributarias mensuales, conforme a la siguiente fórmula: Impuesto (en UTM) = 540/rendimiento urbano (en Km/lt)”.

Para Hyundai, la venta de vehículos diésel representa cerca del 19%. Lessmann agrega que “no sé cómo va a ser la implementación, debido a que es bastante complejo, pues Chile tiene tratados de libre comercio firmados con países desde los cuales se están importando vehículos diésel y colocar una barrera obviamente va a afectar el comercio internacional. En resumen, yo no lo justifico ni encuentro que sea algo positivo para el país, porque los vehículos diésel son de mayor rendimiento, mayor duración y de un menor costo de mantención en el tiempo”.

IMPUESTO ESPECIFICO

Figari detalló que en los vehículos diésel con la norma Euro V —que son un 30% más rendidores que los a gasolina- las partículas que emiten los motores los filtros las queman, y por eso Europa se fue a esta tecnología más limpia, la que concentra un 77% de las ventas. Entonces, el ejecutivo estima que la razón de establecer este tributo no sería por un tema contaminación, sino que como el parque automotriz chileno está avanzando hacia la tecnología diésel -que paga menos impuesto específico que la bencina- el Estado tenderá a recaudar menos.

“Si la propuesta del gobierno fuera aumentar el impuesto especifico al diésel, ahí no tendríamos nada que reclamar. Nosotros sólo nos oponemos a que se nos catalogue como una tecnología más contaminante, pues ello es falso. Lo demuestra la propia homologación del Ministerio de Transportes y todas las pruebas internacionales que se han hecho”, enfatizó Figari. Y agregó que si “queremos un impuesto a los vehículos más contaminantes, coloquémoslo, tal como se hace en algunos países de Europa, pero a la tecnología que realmente corresponda y no nos basemos en una mentira”.

Finalmente, Figari concluyó que la eventual recaudación de este nuevo tributo seria cero, “pues los compradores se irían a gasolina con un incremento de hasta 20% en los precios de los diesel, que ahora son entre $800 mil y $1 millón más caros y con el alza de impuestos serian entre $2 millones y $3 millones más costosos. A lo mejor Hacienda quiere se vendan más vehículos a gasolina para recaudar más por el impuesto específico”.

2 Comments

  1. Además de la superior eficiencia térmica, los motores de ciclo Diesel tambien son mejores por adaptarse a un rango más amplio de combustibles alternativos desde el biodiesel y los aceites vegetales puros al etanol como lo ha probado Scania en autobuses para Suecia y Brasil.

  2. MARCELO TRUCCO dice:

    Lo más sensato que he escuchado recientemente sobre este tema es lo dicho por Carlos Massad: es absurdo grabar la tenencia (de vehículos diesel) si lo que se quiere es reducir los riesgos para la salud. En ese caso lo que debiera grabarse es el uso del petroleo diesel,aumentando el impuesto específico para ese combustible.
    ¿Quién o qué gobierno se atreve?
    ¿Cuánto se podría recaudar con una u otra estrategia?
    No se dice la verdad y predomina la información a medias.