Ambientalistas valoran anuncios de Bachelet por cambios al Código de Aguas

La Cuenta Pública también consideró anuncios de modificación al Código de Aguas, los que fueron bien recibidos por agrupaciones ecologistas, pero que de todas formas advierten sobre las dificultades de estos cambios y las resistencias que estos encuentran en algunos sectores. Fuente: Diario U. de Chile 21 mayo 2014.


Noticia relacionada: Gobierno propone reconocer las aguas como un bien de uso público

Medioambiente y Agricultura se unieron en el discurso de la Presidenta Michelle Bachelet al momento de abordar los problemas relacionados con el agua, su uso, la propiedad de esta y la crisis derivada de la escasez y el cambio climático.

La Mandataria dijo que las dificultades no solo se tratan de la “escasez hídrica, agravada por la larga sequía que experimentamos, sino de la sobreexplotación de las cuencas y del mal uso de los derechos de agua”.

Ante esto se anunció una modificación sustantiva del Código de Aguas, con el objetivo principal de reconocer el recurso hídrico como un bien nacional de uso público; además de la construcción de pequeños embalses para el beneficio de agricultores, y programas y beneficios de riego.

Además, comprometió máxima atención en el cuidado de los glaciares, anunciando un proyecto de ley que proteja compatibilizando necesidades y aspiraciones nacionales y regionales.

Frente a los anuncios, y específicamente sobre los usos del recurso hídrico, el director del Instituto de Ecología Política, Manuel Baquedano, aseguró que tarde o temprano hay que dar un paso más allá que cambie su propiedad.

“Se regulan cambiando el Código Civil y entonces se van a introducir seguramente algunos criterios con los cuales estas aguas van a poder ser distribuidas, pero el problema de fondo es que va a tener que haber tarde o temprano otro paso que es que el agua vuelva a ser un bien del Estado y no como ahora porque los derechos de agua son a perpetuidad, y eso desgraciadamente no lo toca”, indicó.

El ecologista valoró la implementación de embalses, pero asegura que estos son una mitigación al problema de fondo que es el cambio climático y sus efectos en el sistema natural de regulación hídrica.

Además, aseguró que “esto es positivo siempre y cuando sean para la comunidad en su conjunto y tengan solo el uso de regulación de las aguas. Si se llegase a privilegiar hidroelectricidad, sería un gran error”.

Por su parte, Flavia Liberona, de la Fundación Terram, agregó que ahora queda esperar que se envíen los proyectos, se aprueben y se implementen; en un camino largo que requiere la presencia de la sociedad civil.

“Claramente hay sectores que se van a oponer a estos cambios y por otro lado hay demandas históricas, hay juicios y proyectos que se están desarrollando que no van a ser modificados porque en general todos los cambios legales regulatorios operan desde el momento en que se aprueban hacia adelante y muy rara vez son retroactivos, por lo tanto también tenemos que ver cómo esto va a operar y cómo se va a ir implementando”, explicó.

La experta recordó que existen varios casos de cuencas donde las aguas superficiales para uso de consumo han sido sobre otorgadas, a lo que se suma un problema grave con la sequía y la incapacidad del Estado de gestionar el agua.

Ante la protección de glaciares, Flavia Liberona recordó los proyectos mineros que los afectan, como Pascua Lama, la expansión de Codelco Andina 244, y la minera Los Bronces, a lo que se suma el uso hidroeléctrico donde existió un otorgamiento no consultivo, y denunció a grandes empresas como Endesa que tienen más del 90% de los derechos, impidiendo la entrada de pequeños y medianos actores al mercado.

Comments are closed.