Aumento de CO2 en la atmósfera reduciría nutrientes de cultivos clave

La cantidad de zinc y hierro del maíz, el arroz y la soya, entre otros productos, se vería afectada a mediados de siglo. Esto provocaría problemas de salud. Fuente: El Mercurio 08 de mayo 2014.


El aumento de la concentración de dióxido de carbono (CO {-2} ) en la atmósfera que se espera como consecuencia del calentamiento global, también podría afectar a la salud humana.

Según una investigación internacional que publica hoy la revista Nature, esto tendría un impacto directo en el valor nutricional de los cultivos más importantes.

Los investigadores, encabezados por el doctor Samuel Myers, de la Escuela de Salud Pública de Harvard, aseguran que el incremento de la concentración de CO {-2} hacia mediados de este siglo que predicen distintos modelos climáticos, podría reducir el contenido de zinc y hierro en cultivos como el arroz, el trigo, el maíz y la soya, entre otros.

Los experimentos se realizaron en cámaras donde se enriqueció artificialmente la concentración de CO {-2} en Japón, Australia y Estados Unidos. Esto reveló, por ejemplo, que los granos de trigo cultivados con concentraciones elevadas de CO {-2} presentan 9,3% menos zinc y 5,1% menos hierro que aquellos cultivados en condiciones ambientales normales.

Además detectaron una disminución de las proteínas que llegó a 6,3% en los granos de trigo y de 7,8% en el arroz.

“Esto es importante porque casi 2.000 millones de personas reciben globalmente la mayor parte de estos dos nutrientes (zinc y hierro) comiendo cultivos”, dijo el profesor de biología en plantas de la Universidad de Illinois Andrew Leakey, uno de los investigadores.

La pérdida de zinc y hierro puede afectar al sistema inmunológico y hace a los afectados más vulnerables a la muerte prematura por enfermedades como la malaria, la neumonía y la diarrea.

Además, el déficit de hierro está asociado con aumentos de la mortalidad materna y anemia, como también reducción del coeficiente intelectual y la productividad laboral.

Los autores sugieren que los programas de mejoramiento destinados a reducir la vulnerabilidad de estos cultivos de alimentos comestibles a los cambios de la concentración de CO {-2} podrían hacerse cargo de este nuevo reto a la salud global.

 

Comments are closed.