Endesa se adelanta y lanza fondo para compensar a comunidades

Dijo que la operación de Bocamina II no ha puesto en riesgo la salud de las personas y ha operado en cumplimiento de parámetros establecidos por su RCA. Fuente: El Pulso 15 de mayo 2015.


Ayer, justo un día antes que se anunciara la agenda energética, Endesa propuso “impulsar un pacto social” que permita encontrar fórmulas que beneficien el desarrollo productivo y social de la comuna de Coronel, en donde se ubica su Complejo Termoeléctrico Bocamina.

Para ello, la compañía dijo que se compromete a crear un fondo anual de hasta US$1,2 millones, equivalente a más de $13.000 millones durante 20 años, con el objeto de contribuir al desarrollo de los vecinos de Lo Rojas y la comuna de Coronel, contemplando aspectos de carácter medioambiental, social, laboral y de fomento al desarrollo productivo.

“Esta contribución se calculará en base al resultado neto de Endesa Chile en el país (media móvil de los últimos 3 años) ponderado por el porcentaje de MWh generados por Bocamina respecto al total (media móvil de los últimos 3 años)”, dijo la empresa. Añadió que esto se suma a los aportes ya comprometidos por el Plan de Relocalización de 700 nuevas viviendas, que implican recursos adicionales por $10.000 millones, beneficio al que ya accedieron anteriormente 518 familias.

La compañía dijo que el compromiso estará vigente por un plazo máximo de 20 años o mientras se regule, por parte de las autoridades, la fórmula de compensación que deben realizar las empresas a las comunidades.

MEDIDAS. Endesa Chile tiene entre sus opciones acudir al Tribunal Constitucional para impugnar el cierre de su planta Bocamina II, que requirió una inversión superior a los US$600 millones. Por lo pronto, la eléctrica encargó al ex ministro del TC, Enrique Navarro, un informe en derecho enumerando los posibles vicios constitucionales y administrativos en el proceso que gatilló el cierre de su unidad generadora. Esto le produjo, según ha dicho la propia compañía, pérdidas por alrededor de US$49 millones.

En su comunicado de ayer, la empresa eléctrica insistió en que la operación de Bocamina II “no ha puesto en riesgo la salud de las personas y ha operado en el cumplimiento de los parámetros establecidos por la autorización ambiental vigente”. Afirmó que así lo avalan informes de terceros, que han sido presentados a la Superintendencia de Medio Ambiente y a la Corte de Apelaciones de Concepción.

Precisó que está desarrollando un plan de inversiones específico y está tramitando una adecuación de Bocamina II ante el Sistema de Evaluación Ambiental para adecuarla a las modificaciones de diseño ocurridas durante la fase de construcción. La compañía adelantó que -“recogiendo los requerimientos de la comunidad”, dijo- propone entre otros puntos, establecer un sistema de monitoreo para Bocamina II de público acceso respecto al debido cumplimiento ambiental del complejo.

-¿Qué ha pasado? La empresa busca impulsar “un pacto social” que permita encontrar fórmulas que beneficien el desarrollo productivo y social de la comuna de Coronel, en donde se ubica su Complejo Termoeléctrico Bocamina.

¿Qué consecuencias tiene? Dijo que se compromete a crear un fondo anual de hasta US$1,2 millones, equivalente a más de $13.000 millones durante 20 años, con el objeto de contribuir al desarrollo de Lo Rojas y Coronel.

Comments are closed.