Inician recambio de calefactores a leña en 16 ciudades del centro sur del país

Ejecutivo mantendrá creación de servicio público que administre y tramite los partes, para evitar que los municipios utilicen los dispositivos como cajas recaudadoras. El Mercurio 06 de mayo 2014.


Noticia relacionada: Diputado DC critica a Bachelet por plan de descontaminación

El invierno pasado marcó un negro récord para las capitales regionales del centro sur del país. En cinco meses, Temuco, Osorno y Coyhaique tuvieron 97 emergencias ambientales por altos niveles concentrados de material particulado fino (PM 2,5), el más tóxico para la salud humana.

El problema se agudiza dado el alto consumo de leña (el principal agente de contaminación del centro sur del país) debido a su bajo costo en esta zona.

Según datos del Ministerio del Medio Ambiente, en un año, solo las zonas urbanas de la Región de Los Lagos consumen 1.138.489 toneladas de leña. Les siguen las ciudades de La Araucanía con 842.606 toneladas y las del Biobío, con 769.743.

Se estima que la exposición a este nivel tan refinado de contaminación incide en el fallecimiento de 4.200 personas cada año en el país, según estadísticas del Ministerio del Medio Ambiente.

Para evitarlo, el Gobierno trabaja en la formulación de planes de descontaminación, que tardan entre dos y tres años en estar operativos. Por esta demora, también se implementarán medidas de impacto inmediato en este invierno, que amenaza con ser tan crítico como el anterior, por las intensas precipitaciones que se pronostican (lo que genera más necesidad de leña).

El plan incluye un subsidio para fomentar el recambio de calefactores a leña entre las familias más vulnerables de 16 comunas del centro sur, donde la leña es la forma más económica y, por ende, accesible de calefacción: Rancagua, Talca, Curicó, Los Ángeles, Temuco, Padre Las Casas, Valdivia, Osorno, Tortel, Puerto Aysén, Chacabuco, Mañihuales, Cochrane, Puerto Cisnes y Chile Chico.

La medida de todas formas es aún marginal en su efecto, según el ministro. Esto, porque, según datos de la cartera, aún permanece una gran cantidad de calefactores a leña. Por ejemplo, en La Araucanía hay 384.900 estufas que se alimentan con este combustible. Hay 49.756 en Los Lagos y en Aysén, 22.504.

El ministro del Medio Ambiente, Pablo Badenier, señala que este año el programa contempla un subsidio múltiple, que permitirá financiar hasta el 30% del costo del equipo que se recambia. “Esto le permite a un beneficiario optar por varios equipos de tecnologías más limpias, como el gas o la electricidad. De esto quedan fuera las cocinas a leña”, explica.

Agrega que, debido a la efectividad de la medida, el próximo año se busca ampliarla a más familias del centro sur.

1 Comment

  1. Andrés Forno dice:

    Se me subsidian la compra de un equipo nuevo a gas o electricidad, probablemente aprovecharé la oportunidad para adquirir una estufa para luego venderla a su precio real, pero porque yo dejaría de usar leña si esta sigue siendo la alternativa mas barata para calefaccionar mi hogar?