Pablo Badenier: “Se van a imponer nuevas condiciones y regulaciones a proyectos mineros, turísticos y de energía”

Destaca las modificaciones legales hechas por gobiernos anteriores, pero enfatiza en otorgar una mayor jerarquía legal para los glaciares. Fuente: El Pulso 28 de mayo 2014.


El secretario de Estado, advierte sobre la necesidad de contar con estudios científicos para conocer la situación actual de estos accidentes geográficos.

Y EL PRIMER paso para dar curso a una protección de los glaciares, es sin duda legislar al respecto. Un compromiso asumido ya por el gobierno, luego que la misma Presidenta Michelle Bachelet lo anunciara en su pasado discurso del 21 de mayo. La Moneda ha iniciado un debate al interior de distintas carteras, según detalla el ministro de Medio Ambiente, Pablo Badenier.

Junto con enfatizar la importancia de estos accidentes naturales para el abastecimiento de agua dulce en todas las cuencas del país, el secretario de Estado afirmó el estar analizando tres proyectos de ley en la materia, elaborados por el Congreso. No obstante, advierte efectos en la industria minera, turística y energética.

¿En qué situación están hoy los glaciares del país?

—Actualmente, los efectos del cambio climático están afectando a nuestros glaciares, al mismo tiempo que propician el aumento de la desertificación. Por ello, la protección de estos accidentes geográficos, es un asunto fundamental y crítico para el futuro desarrollo de Chile. Hoy concentramos el 75% de la superficie total de glaciares en Sudamérica, lo que nos convierte en un país rico en un recurso que es vital para que nuestros ríos, lagos, humedales y reservas subterráneas provean agua de manera ininterrumpida y sostenida. ¿Cómo se resguardan hoy estos accidentes naturales?

—En estos momentos, contamos con una estrategia nacional de glaciares y con modificaciones a nuestro propio reglamento del sistema de evaluación de impacto medio ambiental realizado en 2013. Aquí, se estableció que todo proyecto susceptible a causar impacto sobre un glaciar deberá someterse al sistema de evaluación de impacto ambiental.

Con ello, hemos configurado a los glaciares como un objeto de protección, al igual como si fuese un área protegida. También en 2009, se modificó la Ley 19.300 sobre Bases del Medio Ambiente. Sin embargo, consideramos razonable poder avanzar en instrumentos legales de mayor jerarquía como una ley. ¿Cuáles son los puntos a cambiar al respecto?

—Principalmente, reformular el Código de Aguas, el cual sólo contempla las aguas en estado líquido y, por tanto, no resguarda los glaciares ni su componente nivel.

Además, en el reglamento del sistema de evaluación de impacto Ambiental se establece que los glaciares son recursos naturales renovables, aunque sabemos que su origen data desde hace miles de años. ¿Cómo se está trabajando en la elaboración de este proyecto de ley , anunciado por la presidenta Michelle Bachelet?

—Junto al ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga, nos hemos comprometido en convocar a una mesa de trabajo entre actores privado, sector público, académicos, organizaciones ciudadanas y la comunidad, a fin de escuchar todos los puntos de vista. Hemos observado también las discusiones que se han dado en torno a la Mesa del Agua que organiza Andes, y al debate que se ha dado en el escenario energético. Todo, en términos de aunar diagnósticos comunes y poder propender a tener proyectos de ley consensuados, de tal manera que se dé una óptima tramitación legislativa.

¿Han tenido conversaciones con parlamentarios en esta materia?

—Sí, de hecho hemos estado observando tres proyectos de Ley que son relevantes. Uno presentado por el senador Horvath en 2006, otro por el senador Girardi en 2008 y recientemente una moción parlamentaria de diez diputados, encabezado por el legislador Daniel Melo, que es el presidente de la Comisión de Medio Ambiente de la Cámara. Estamos analizando de qué manera son compatibles, a fin de nutrir una discusión relevante.

¿A qué otro tipo de asesorías han recurrido para dar forma a este proyecto?

—Tenemos toda una sección de recursos hídricos en el ministerio. Hemos participado en la elaboración de la política nacional de glaciares y de la estrategia nacional de glaciares, e incluso en la estrategia nacional de cuencas. A la vez, estamos trabajando de manera conjunta con la Dirección General de Aguas y con la Unidad de Glaciología y Nieves de la cartera de Obras Públicas.

¿Cuál es el desafío principal previo a este proyecto?
—Tenemos que ser capaces de generar datos e información precisa, con bases científicas para responder consultas como ¿cuántos glaciares hay en nuestro país?, ¿qué volumen equivalente en agua tienen?, y por supuesto, ¿es posible el progreso sin sacrificar nuestros glaciares? Además, requerimos conocer las experiencias internacionales en materia de legislación e intervención.

De regir la ley ¿cuál sería su efecto en la inversión privada?

—Primero, vamos a establecer reglas del juego y regulaciones especiales en el caso de que se requiera intervenir. Se van a imponer nuevas condiciones y regulaciones a proyectos mineros, turísticos y de generación de energía, los cuales van a tener que regirse por la legislación.

GRAN CONCENTRACIÓN “Chile concentra el 75% de la superficie total de glaciares en Sudamérica, lo que nos convierte en un país rico en este recurso”.

ANÁLISIS “Hemos observado tres proyectos de Ley realizados por parlamentarios años atrás”

DESAFÍO “Tenemos que generar datos e información precisa para responder cuántos glaciares hay en el país”.

Comments are closed.