Rancagua, Chillán y Temuco se ubican entre las ciudades más contaminadas de Chile

Aunque Santiago figura en octavo lugar, los especialistas llaman a tomar este dato con precaución. En el mundo se estima que apenas el 12% de la población que reside en ciudades respira aire limpio. Fuente: El Mercurio 08 de mayo 2014.


Noticia relacionada: Sólo el 12 de la población mundial que reside en ciudades respira aire limpio

Este lunes Rancagua echó a andar su plan de gestión de episodios críticos, para prevenir los efectos de la contaminación atmosférica que la afecta. Una buena medida, si se toma en cuenta que ayer la Organización Mundial de la Salud (OMS) dio a conocer su informe global de polución ambiental, que muestra a la capital de la Sexta Región como la ciudad más contaminada de Chile.

Esto es tomando en cuenta el índice de MP 2,5, es decir, aquellas partículas en el aire que son lo suficientemente pequeñas para que ingresen hasta el pulmón, con un fuerte impacto en la salud de quienes las respiran.

Así, entre las 24 ciudades chilenas incluidas en el informe, la capital de la Sexta Región marca 54 microgramos/ metro cúbico en promedio anual. Luego sigue Chillán (53), Temuco (48) y Talca (44). Y aunque en el informe Santiago aparece desplazado al octavo lugar, los especialistas en el tema llaman a tomar este dato con precaución.

“Que el aire de la Región Metropolitana está entre los más contaminados del mundo no merece dudas ni cuestionamientos, pero se le ha tratado de bajar el perfil por un asunto político y económico”, opina la investigadora Marta Adonis, académica del Programa de Biología Celular y Molecular del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Universidad de Chile .

Y, agrega, no es fácil comparar la contaminación por ciudades, ya que los métodos de medición varían y también la calidad del material particulado. “Hay ciudades en las que hay más partículas inertes, que provienen de la tierra, pero en otras -como Santiago o Temuco-predominan las partículas originadas por combustión de vehículos motorizados o de tipo industrial, que son más dañinas”.

Efectos en la salud

El doctor Manuel Oyarzún, miembro de la Academia Chilena de Medicina, matiza este punto de vista: “Lo peor es no hacer ninguna medición. Aunque estos estudios son incompletos y cuestionables, ayudan a tomar conciencia sobre el problema”.

En el caso particular de Rancagua, considera que también puede influir la polución que producen las labores de extracción de minerales. “Hace tiempo que el panorama en Chile está cambiando y varias ciudades al sur, en especial con más de 100 mil habitantes, están contaminadas, sobre todo por el uso de leña húmeda como calefacción”.

Según informó a “El Mercurio” la seremi del Medio Ambiente de O’Higgins, Giovanna Amaya Peña, las principales fuentes de contaminación en Rancagua son “la quema de leña residencial que representa un 64%, y las quemas agrícolas con un 27%”.

El doctor Jorge Jorquera, del Departamento de Enfermedades Respiratorias del Adulto de la Red de Salud UC-Christus, explica que “las partículas MP 10, por su mayor tamaño afectan la vía aérea superior como nariz, faringe y tráquea, y produce picor en los ojos. En tanto, la MP 2,5, al ser más pequeña llega hasta el alvéolo pulmonar y es altamente nociva. Asimismo, aumenta el riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular y accidentes cerebrovasculares”.

A su juicio se necesitan políticas permanentes respecto a este tema ya que, asegura, el sistema de preemergencia y emergencia tiene el problema de que cuando se declara, el daño ya está hecho.

Opinión con la que concuerda la doctora Marta Adonis: “El sistema tiene un 30% a 40% de error, por lo que subestima los niveles de riesgo a los que se expone la población”.

El doctor Oyarzún enfatiza la necesidad de analizar la composición del material particulado para tomar medidas. “Algunos contienen hidrocarburos aromáticos policíclicos, que está comprobado tienen un efecto mutagénico a largo plazo”.

La situación a nivel mundial

El informe de la OMS incluye datos de 1.600 ciudades en 91 países. Según el organismo, apenas el 12% de la población mundial que reside en ciudades respira aire limpio y casi la mitad convive con una polución 2,5 veces mayor que los niveles recomendados. No obstante, se advierte que como los datos pertenecen a diferentes años y formas de medición, no se puede establecer una jerarquización. De todas formas, en América Latina, Lima aparece con los peores índices, mientras que Salvador de Bahía cuenta con el mejor aire en la región.

2 Comments

  1. nelson torres muñoz dice:

    me pregunto , para que estan los profecionales , en los cuales se deve confiar si al final de cuentas no saven o NO PUEDEN DAR UNA INFORMACION SEGURA Y CORRECTA ?

    • Orquideo Rosencio De la Vega dice:

      Lo primero es aprender a escribir “debe” y “saben”, luego viene lo de mas.