Zonas de Sacrificio: Un profundo scanner a las ciudades más contaminadas de Chile

La semana pasada el programa “En la Mira” de Chilevisión emitió un reportaje donde se hace un detallado scanner a las ciudades más contaminadas de país, como Ventanas, Puchuncaví, y la ciudad puerto de Huasco, en la costa de la región de Atacama.


Todas estas localidades tienen un factor común: son algunas de las denominadas “zonas de sacrificio”, ya que en todas ellas se produce una dura convergencia entre pobreza, abuso de mercaderes poderosos y extrema contaminación al medio ambiente.

La semana pasada el programa “En la Mira” de Chilevisión emitió un reportaje a fondo donde se hace un detallado scanner a las ciudades más contaminadas de país, como Ventanas, Puchuncaví, y la ciudad puerto de Huasco, en la costa de la región de Atacama. Todas estas localidades tienen un factor común: son algunas de las denominadas “zonas de sacrificio”, ya que en todas ellas se produce una dura convergencia entre pobreza, abuso de mercaderes poderosos y extrema contaminación al medio ambiente. El resultado en cada uno de estas zonas son desastres ecológicos generalizados.

Es el caso de la bahía de Huasco, donde sus habitantes y pobladores conviven diariamente con algunos de los megaproyectos más contaminantes del país como son la Termoeléctrica Guacolda, que funciona a Petcoke, un tóxico desecho del diésel que es usado como combustible, y por otro lado la CAP de la compañía Minera del Pacífico, cuyo tren cargado con hierro diariamente transita por el medio de la ciudad derramando polvo (de hierro) y contaminantes. Es un convoy de 40 carros que diariamente no solo remece atronadoramente la ciudad, sino que además desprende por todas partes la contaminación directamente al corazón de sus habitantes.

Otro caso extremo de estas zonas de sacrificio es el de Ventanas, en la comuna de Puchuncaví, donde se encuentra la Fundición de Cobre de Ventanas.Codelco. El documento muestra como en el lugar se descargan toneladas de escoria hirviendo a los humedales del sector, a un costado de la empresa, y a escasos metros de los residentes del lugar, emitiendo todo tipo de vapores de alta toxicidad al ambiente y elementos químicos dañinos al humedal, los que van desde arsénico hasta dióxido de azufre, que de acuerdo a la condición del viento puede llegar hasta la Escuela La Greda, al sector Los Maitenes o hasta la bahía de Quintero.

Hernán Ramírez de la oficina de medioambiente de Puchuncaví, y a raíz del monitoreo de contaminación efectuado por las propias empresas, señala que “una de las formas de faltar a la verdad es decir verdades a medias”, refiriéndose a la alta contaminación de Ventanas, “no estamos mejor que en Santiago. Acá el material particulado (MP10) produce cáncer, y es básicamente Arsénico, superando en once veces lo que la OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda como máximo permitido para las personas”.

Más adelante se muestra el caso de los denominados “hombres verdes”, ex trabajadores de la Enami y de la fundición Ventanas de Codelco, aquí se da a conocer la cruda realidad de casi 200 familias que se encuentran afectadas porque alguno de sus miembros trabajó en la refinería o en la fundición, sin embargo, cada uno de ellos paulatinamente fue desarrollando diversas enfermedades catastróficas por exposición continua a la contaminación de metales pesados y vapores venenosos –como cobre, arsénico, plomo-, estos ex trabajadores han mostrado perdida de dientes, llagas y tumores en la piel, o supuraciones, otros cuantos han muerto sin recibir apoyo alguno en salud laboral o simplemente, algunos ya han fallecido dejando familias enteras sin protección alguna del estado.

La mayoría de los ex trabajadores se encuentra con diagnóstico de fibrosis pulmonar o han muerto de cáncer.

Sobre la abundante cantidad de muertes existe abierta una investigación en la Fiscalía de Quintero.El fiscal a cargo es Mauricio Dünner. Esta investigación se orienta a la exhumación de 29 cadáveres de ex trabajadores para efectuar su autopsia y constatar la real causa de su muerte. Resultado: hasta la fecha ninguna información para las familias. Aunque han transcurrido tres años desde la primera exhumación. A la fecha solo se han exhumado 14 cuerpos de ex trabajadores.

La escuela La Greda, ubicada a no más de 500 metros del complejo industrial de Ventanas-Codelco es otro caso que explota durante el año 2011. Centenares de escolares sufren la intoxicación masiva y las secuelas de la contaminación, principalmente de arsénico y plomo, según la versión oficial de Codelco el grave incidente es un hecho “puntual y accidental”. Las autoridades adoptan la solución que consideran más adecuada. Trasladar la Escuela La Greda a dos kilómetros de distancia. Aunque los niveles de emanación y la nube de vapores tóxicos permanecen, según la opinión de los mismos habitantes, docentes y alumnos de la escuela. Similar opinión tienen los habitantes de Ventanas, Puchuncaví y Quintero.

José Carvajal, pescador de Ventanas se refiere a los reiterados episodios de contaminación y altas temperaturas del agua en la zona señalando que “la corriente del niño” que tanto daño causa a los pescadores y a los hábitats marinos “trae una temperatura de 3 grados, mientras que la termoeléctrica (Campiche) lanza en sus procesos el agua a 10° de temperatura”. Por eso, además, la sensación de agua caliente en la costa de Ventanas.

Alex Muñoz, de la ONG Océana, señala que los recursos como el loco que se extraen desde Ventanas están completamente contaminados “500% sobre la norma en cobre; en cadmio, arsénico se supera a lo menos en 400% la norma permitida en los alimentos”, según estudios propios de la organización ambiental. Uno de los últimos episodios en Ventanas fue la gran mortandad de sardinas debido a los procesos industriales de la central termoeléctrica Campiche, de AES Gener.

Espectáculo aparte es, dentro del reportaje, cuando en medio de la contaminación por derrame de carbón, uno de los botes de pescadores artesanales se dirige a la playa, mientras las descargas de aguas tóxicas y una espuma turbia borbotea a causa de la temperatura anormal del agua marina, y con la imponente termoeléctrica de fondo lanzando todo tipo de gases venenosos a la atmosfera, aparece una comitiva de la armada chilena, de la Capitanía de Puerto, a fiscalizar el bote de pescadores artesanales para multarlos por no cumplir el reglamento de pesca artesanal. Un celo impresionante y riguroso con el cumplimiento de la ley.

También se trata en el reporte el caso de la termoeléctrica Campiche, en cuanto al fallo de la Corte Suprema que detuvo su construcción, dado que su emplazamiento se establecía en un “área de protección de la naturaleza” de 340 metros. Y en donde posteriormente la Concertación, a petición de una potencia extranjera, realizó todo tipo de gestiones y maniobras irregulares para cambiar la ley, especialmente la relacionada al uso de suelos. En dichas gestiones aparecen nombrados varios ministros como Marcelo Tokman de Energía, la ministra Patricia Poblete Bennet de Vivienda, Edmundo Pérez Yoma de Interior y Álvaro Sapag de la Conama. El Decreto Supremo 68 que finalmente cambió el uso de suelo y permitió la instalación de la termoeléctrica Campiche de Aes Gener fue firmado el 31 de diciembre 2009 por Pérez Yoma y Patricia Poblete, a escasos días del traspaso de mando a la administración Piñera.

La investigación periodística también expone las demandas y requerimientos de movimientos sociales del Huasco, entre ellos Juan Carlos Labrín de “SOS Huasco” y Andrea Cisternas del movimiento socioambiental del Huasco, quienes se manifiestan frente al palacio de La Moneda, insisten en ser recibidos por alguna autoridad para obtener alguna respuesta acerca de los actuales proyectos que se levantan en el Huasco como la Central termoeléctrica Punta Alcalde, el proyecto minero Pascua Lama, Agrosuper en Freirina y cuyas intalaciones se encuentra emplazadas a un par de kilómetros de la bahía de Huasco. Las comunidades son atendidas en la calle por un funcionario de gobierno quien se compromete a entregarles una respuesta. Las comunidades del Huasco esperan durante todo el día frente a La Moneda. Tarde en la noche deben volver a la región de Atacama. Pero no reciben ningún llamado. Ninguna respuesta. Simplemente nada. Otra vez.

1 Comment

  1. Luis Eduardo Pino Irarrazabal dice:

    Estimados ciudadanos de la zona de sacrificio :La gran contaminación, de las industria del Estado de Chile y de Estado Unidos en la comuna de Puchuncavi,han sido de tal magnitud que trabajadores de ENAMI y viven en las comunas de Puchuncavi y Quintero reciben la contaminación de las empresas contaminantes de la zona.La contaminación Laboral y ademas del Medio Ambiente donde viven los trabajadores en las poblaciones entregada por la empresa para abaratar costo de movilización para la empresa ENAMI. Hoy son cientos de trabajadores contaminados con Metales Pesados han fallecidos por estas causas.