Congreso del Clima de la ONU se cierra con mensaje optimista de cara a Lima

El Congreso del Clima de la ONU se cerró hoy en Bonn, tras dos semanas de sesiones que reunieron a 1.900 representantes de 182 países, con un mensaje de optimismo de cara a la Cumbre Mundial del Clima convocada para el próximo diciembre en Lima. Fuente: Terra,cl 15 de junio 2014.


“La gestión de las ciudades y un uso más inteligente de la tierra deben contribuir a una acción común más coordinada frente al cambio climático”, apunta el documento final, difundido hoy por la organización.

El comunicado pide a los gobiernos que se esfuercen para lograr compromisos ambiciosos en la siguiente gran cita climática, la Cumbre de París, en 2015, done deberá aprobarse un nuevo Protocolo que sustituya al de Kioto.

Asimismo, se emplaza al estamento político a acelerar los procesos de discusión internos para que el borrador emanado de las sesiones de estos días se convierta en documento de trabajo ya en la siguiente cita de Bonn, prevista para octubre.

A estas dos rondas de sesiones en la antigua capital federal alemana, en el oeste del país, en ambos casos con asistencia de ministros, secretarios de Estados y expertos, seguirá la Cumbre de Lima, considerada fundamental para que la de París se cierre con éxito.

“Quedan unos meses que se deben aprovechar para llegar a París con los trabajos avanzados”, apuntan los copresidentes del grupo de Trabajo del congreso de Bonn, Kishan Kumarsingh y Artur Runge-Metzger.

“El ambiente positivo y el espíritu de cooperación evidenciados aquí, en Bonn, deben convertirse ahora en pasos significativos y elementos concretos de cara a las discusiones de Lima”, dice el texto.

El objetivo, a medio plazo, es poder aprobar en la siguiente gran cita, a escala de líderes mundiales, de la capital francesa un nuevo protocolo que “proteja al planeta y a su población de los peligros del cambio climático”.
publicidad

Las jornadas de Bonn se abrieron el pasado día 4 con el propósito de lograr avances en el compromiso mundial con la reducción de emisiones de los gases que provocan el efecto invernadero, con la mirada puesta en las dos mencionadas cumbres, en Lima y París.

Las casi dos semanas de intervenciones se abrieron, por primera vez en este tipo de convocatorias, con una ronda a escala ministerial, lo que se valoró ya como la evidencia de la voluntad política de ir más allá de las meras sesiones consultivas.

Parte de las esperanzas están depositadas en la nueva actitud de EE.UU., cuyo presidente, Barack Obama, avanzó días atrás un plan para reducir las emisiones de dióxido de carbono en un 30 por ciento para 2030 en las centrales termoeléctricas del país, con respecto al año 2005.

Según el programa del congreso climático, entre la reunión de octubre en Bonn y la Cumbre de la capital peruana se llevará a cabo otra reunión intermedia en Nueva York, convocada a instancias del secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, y a la que se espera que acudan varios jefes de estado y de gobierno.

Se espera que en la Cumbre del Clima de París se alcance un nuevo acuerdo mundial sobre reducción de emisiones que entre en vigor en 2020 para sustituir al Protocolo de Kioto, cuya vigencia concluye ese año.

Comments are closed.