Difunden resultados de estudio de desertificación y degradación de tierras por Cambio Climático

La jornada, coordinada en la Región por la Seremía de Desarrollo Social, se realizó en el Salón O’Higgins de la Intendencia Regional y participaron diversas autoridades regionales. Fuente: El Rancaguaso 16 de junio 2014.


La Intendenta de la Región de O’Higgins, Morín Contreras Concha, encabezó la presentación de resultados de “Los costos de Inacción de la desertificación en las regiones de Chile comprendidas entre Coquimbo y Maule”, que realizó el Proyecto de la Comisión Económica de Naciones Unidas para América Latina y el Caribe (CEPAL) y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

La jornada, coordinada en la Región por la Seremía de Desarrollo Social, se realizó en el Salón O’Higgins de la Intendencia Regional y participaron diversas autoridades regionales, entre ellas las tres gobernadoras, secretarios regionales ministeriales, directores de servicios y representantes de instituciones públicas y privadas que se relacionan con el rubro agrícola.

En este sentido, el proyecto cubre las cinco regiones que van desde Coquimbo hasta Maule, y su objetivo es estimar los costos de la desertificación y degradación de las tierras ante escenarios de cambio climático, a fin apoyar la toma informada de decisiones en materia de asignación de recursos para la lucha contra estos graves problemas que afectan esencialmente a los pequeños productores agrícolas y ganaderos.

En la oportunidad, la intendenta Morín Contreras señaló que “es relevante que se realicen este tipo de actividades, de manera que vayamos fomentando, en la comunidad y en las autoridades, la toma de conciencia en los temas relacionados con nuestro ambiente como es la desertificación. Y esto cobra aún más importancia en una Región agrícola como la de O’Higgins, por lo que tenemos que ir trabajando en pos de mejorar los usos de suelo y los sistemas de riego para así aportar a que nos desarrollemos de una forma óptima y sustentable”.

Cesar Morales, coordinador del proyecto, expuso a los presentes dicho estudio, el cual evidenció que cerca de dos tercios de la superficie de Chile está afectada por procesos de desertificación (48,3 millones de hectáreas, 63,4% del territorio), hecho que lo convierte en uno de los países más afectados a nivel mundial.

Por su parte, Jacob Acevedo y Zoraida Aranibar, ambos consultores del proyecto, moderaron el bloque participativo, oportunidad donde los presentes realizaron sus comentarios sobre los resultados preliminares de dicho estudio.

Al término de la jornada, la seremi de Desarrollo Social Claudia Díaz dijo que “lo que pretendemos con este taller es sensibilizar a la comunidad y generar acciones concretas en la población, entre las autoridades y la sociedad organizada para mitigar los efectos de la desertificación que sin duda afecta la calidad de vida de las personas. La sequia incide en la pobreza del país, entonces necesitamos desarrollar acciones en conjunto con todos los actores de la sociedad para que las comunidades, que sufren este drama, puedan desarrollarse bajo estas condiciones de sequia”.

Comments are closed.