Las razones que explican el aumento de episodios críticos por esmog en Santiago

Se han registrado cuatro alertas ambientales y una preemergencia. En todo 2013 hubo sólo cinco alertas. La mala ventilación en la ciudad es la principal causa de los mayores niveles de contaminación. Fuente: La Tercera 19 de junio 2014.


En la estación de monitoreo de Quilicura se constató ayer la primera preemergencia ambiental en la Región Metropolitana desde 2012, luego que los niveles de material particulado grueso (PM 10) superaran el rango de 300 en el índice de calidad de aire para partículas, mientras que se llegó a niveles de alerta en Pudahuel y regulares en Cerro Navia.

Las autoridades regionales habían aumentado la fiscalización de las fuentes fijas de emisión y se había decretado restricción vehicular para automóviles no catalíticos. La Intendencia Metropolitana anunció anoche que los niveles de contaminación disminuyeron, pero de igual manera se decretó alerta ambiental para hoy.

Con esta serían cinco alertas ambientales decretadas este año por la contaminación del aire en Santiago, además de la preemergencia de ayer, una cifra alta si se considera que durante todo el 2013 la autoridad sólo aplicó cinco alertas ambientales en un año poco lluvioso.

Para Patricio Pérez, coordinador del Centro Meteorológico Ambiental de la Usach, esta temporada está presentando mayores niveles de contaminación que el año pasado, debido a las peores condiciones climatológicas.

“Este año estamos teniendo condiciones de ventilación un poco más malas y tenemos ya más episodios que el año pasado. No es que hayamos retrocedido, sino que estamos más o menos similares a cuanto a controlar la contaminación. Las condiciones climáticas son las que marcan si hay un aumento o disminución de episodios”, señala el académico.

Lo anterior es ratificado por el jefe de la división de Calidad del Aire del Ministerio del Medio Ambiente, Sebastián Tolvett, quien asegura que éste “es un año que tiene peores condiciones atmosféricas que el anterior y por lo tanto hay mayor cantidad de episodios”.

Cambio de medición

A lo anterior se suma que en septiembre del año pasado se produjo un cambio en el sistema de medición para el material particulado fino, conocido como PM 2,5, el cual es más dañino para la salud y que hoy se mide con estándares norteamericanos.

Sin embargo, a pesar de esta nueva medición, no existe un plan de descontaminación que ayude a gestionar la calidad del aire en episodios críticos por PM 2,5, como el resto de ciudades del sur del país. Por lo tanto, no se generan medidas por este tipo de registros, como sí ocurre con el PM 10.

De hecho, según los niveles de contaminación consignados en 2013, el material particulado fino llegó al rango de alerta ambiental en 14 oportunidades, sin ninguna preemergencia. Este año, en cambio, van siete preemergencias y una emergencia para este tipo de polución.

“Con el cambio de equipos, más precisos se está comprobando que los datos de material particulado fino PM 2,5 estaban subestimados. Tiene que haber habido varias preemergencias que no se detectaron el año pasado, porque los equipos estaban marcando menos”, sostiene el experto de la Usach.

Según el ex subsecretario de Medio Ambiente de la administración anterior, Rodrigo Benítez, es “importante que se declare ‘zona saturada’ para la Región Metropolitana por material particulado fino y se empiece a elaborar el plan de descontaminación por PM 2,5. Es importante hacerlo ahora que hay sensibilidad con el tema”.

Al respecto, desde el Ministerio de Medio Ambiente señalan que se encuentran trabajando en ello, por lo que la declaración de Santiago como “zona saturada” podría concretarse en agosto próximo.

Así lo asegura el jefe de la división de Calidad del Aire, quien agrega que una vez esto se realice se pondrá celeridad en el plan de descontaminación.

“Ya estamos trabajando en él. Tenemos varios estudios que nos generan los antecedentes, el inventario (de contaminantes) de la Región Metropolitana y un estudio que propone medidas para el plan”.

Agrega, además, que estas medidas irían mayormente en relación con la “contaminación de combustibles sólidos como la leña y el transporte”. Este comenzaría a implementarse en 2016 en la región.

Alerta ambiental

Como medidas de prevención, hoy la restricción vehicular rige para autos no catalíticos con patentes terminadas en 7, 8, 9 y 0, quienes no podrán circular entre las 7.30 y las 21.00. Además se prohíbe el uso de artefactos a leña y las quemas agrícolas.
Recuadro :
Riesgos de enfermedades respiratorias
Si bien en las dos primeras semanas se produjo un aumento de las consultas por enfermedades respiratorias en el hospital Luis Calvo Mackenna, “estas no pueden ser atribuidas aún a los recientes episodios de contaminación”, según explicó Bessie Hunter, jefe del servicio de Urgencia. “Sin duda la contaminación es un factor que agrava este tipo de cuadros, pero recién estamos empezando el invierno. Tenemos un promedio de cien consultas diarias, pero en momentos peaks podemos llegar a 350 urgencias con compromiso respiratorio”, agregó Hunter. En el Hospital del Salvador se registraron ayer 121 atenciones de urgencias, de las cuales sólo 12 por problemas respiratorios, la misma cantidad que el martes. En tanto Enrique Paris, presidente del Colegio Médico, alertó sobre un aumento de casos de virus sincicial durante la última semana “lo que va a producir un grave problema si los episodios de contaminación continúan”.

Comments are closed.