Mala calidad del aire: Experto dice que podría haber problemas en equipos

Hoy es la alerta número 11 en Santiago, discrepancias entre mediciones del PM10 y PM 2.5 serían anormales. Fuente: La Segunda 16 de junio 2014.


Noticia relacionada: Riesgo de preemergencia Ambiental en Santiago

Hoy rige la alerta ambiental preventiva número 11 en lo que va del año, y la tercera consecutiva en los últimos días. En 2013 hubo sólo cinco en todo el año.

La situación ha comenzado a preocupar a los expertos. De hecho, en la Dirección Meteorológica de Chile, el profesional Jaime Leyton indicó que “el año pasado fue más benigno en comparación a éste respecto de la ventilación atmosférica, se han registrado menores temperaturas, más precipitaciones y una mayor pérdida de calor nocturno, lo que impacta en que la gente se calefacciona más y se generen más emisiones”.

De hecho, dijo que “se espera una semana complicada respecto a la ventilación atmosférica en la Región Metropolitana, debido a las bajas temperaturas esperadas”.

Pero eso no es todo. El coordinador del Centro Meteorológico y Ambiental de la U. de Santiago, Patricio Pérez —donde diariamente se revisan los rangos que emiten las estaciones de monitoreo— indica que problemas en los equipos podrían estar incidiendo en que no se esté registrando bien cuál es la calidad del aire en Santiago.

—Nos preocupa la precisión de datos que han estado entregando las estaciones y la confiabilidad de los rangos que se publican por calidad del aire. Por ejemplo, la comuna de Cerro Navia históricamente ha sido la peor estación con presencia de MP10 en el aire y este año ha marcado menos. Creemos que eso tiene que ver con un problema de funcionamiento de los equipos. Un dato muy relevante es que el PM2.5 (material particulado más fino, capaz de entrar en los pulmones) ha estado arrojando valores más altos. Entonces, acá algo está pasando, porque ambas mediciones deberían subir o bajar a la par”.

“Un problema de calibración”
Según el académico, “desde la Seremi de Medio Ambiente no han entregado un diagnóstico muy claro. Se me informó que cambiaron los equipos (que miden el material PM2.5) y que había problema de calibración. Pero las diferencias entre ambos rangos continúan y mi pregunta es: ¿Los equipos nuevos están midiendo mal, o son los antiguos los malos y en años anteriores la calidad del aire no era la que se informaba?”.

Pérez agregó otro ejemplo: “Este año la presencia de PM10 en el aire ha sido similar al año pasado, mientras que el PM2,5 ha sido uno de los más malos. El sábado pasado, después del partido (de Chile en el mundial) se constató una emergencia por PM2.5, pero el PM10 daba un rango de alerta ambiental”.

Este año sólo dos alertas preventivas se han constatado. Es decir, los niveles de contaminación llegaron efectivamente a niveles de entre 200 y 299 Icap (Indice de Calidad del Aire referido a Partículas). Pero, según Pérez el modelo no permite decretar las alertas a tiempo. “La noche del viernes pasado fue una de las más agresivas y ni siquiera había medida de alerta, porque la alerta se decretó para el sábado. Esto es una falencia en la gestión, que viene desde siempre porque el modelo es así. Lo que nosotros proponemos es que se prohíba el uso de estufa a leña durante el invierno en Santiago, eso es más importante que los asados”.

Comments are closed.