Municipios formulan serios reparos a línea de torres de alta tensión

Argumentan perjuicios al medio ambiente y a la salud de las personas, impacto a sectores rurales y turísticos, carencia de medidas de mitigación y desconocimiento del territorio a intervenir. Fuente: Mercurio Valparaíso 02 de junio 2014.


Por cuatro regiones y 20 comunas, diez de las cuales corresponden a la Región de Valparaíso, pretende pasar un polémico proyecto de transmisión eléctrica, que considera la instalación de torres de alta tensión de hasta 45 metros de altura, desde Copiapó a cubriendo una superficie solo a nivel local de 901,9 hectáreas.

De su origen, la iniciativa “Plan de Expansión Chile LT 2×500 kv Cardones-Polpaico” ha generado serios reparos por parte de los municipios y comunidad. que se vedan impactados por este corredor de distribución eléctrica, lo que se ha visto reflejado en las observaciones realizadas al Estudio de Impacto Ambiental (EIA) de la obra que pretende comenzar su construcción en julio de 2015.

En este proceso, Quilpué, Limache, Olmué, La Ligua, Zapallar, Puchuncaví y Papudo han hecho llegar sus respectivos informes en el marco de la institucionalidad ambiental, consignando en ellos diversas objeciones de acuerdo a su propia realidad comunal, pero coincidiendo todos en que el proyecto es perjudicial para el desarrollo de estos territorios, por cuanto, advierten, generará serios daños al medio ambiente y a la salud de las personas y un gran impacto negativo a sectores rurales y turísticos. Además, formulan serias críticas a la omisión de medidas de mitigación para distintos sectores y un evidente desconocimiento de las zonas a intervenir.

AMBIGÜEDAD

En este último punto, en el documento Nº 306 enviado por el alcalde de Quilpué, Mauricio Viñambres, se detalla que la iniciativa “no tiene conocimiento real de los límites territoriales administrativos y geográficos del área de emplazamiento del proyecto”, puesto que da por sentado que la Ciudad del Sol, junto a Villa Alemana, Limache y Olmué, pertenece a la Provincia de Valparaíso”.

Además, el informe municipal califica como “ambigua” la referencia que se hace de la localidad de Colliguay, por donde cruzada parte del tendido de alta tensión, debido a que el proyecto la excluye e incorpora de manera reiterativa en sus fases de desarrollo, lo que “es una constante en el contenido de todo el Estudio (de Impacto Ambiental)”, según cita el pronunciamiento. Por ello se conduye que, “al no existir, se entiende que se pretenden instalar las torres en un lugar donde no se hicieron todos los estudios pertinentes”.
Junto con subrayar que Colliguay mantiene desde el año 2005 la declaración de Sitio Prioritario de acuerdo a la estrategia y plan de acción para la conservación de la biodiversidad biológica, el municipio quilpueíno asevera que discrepa de la iniciativa eléctrica en relación a que las obras no generarán cambios en las comunidades cercanas; por el contrario, se precisa que el proyecto sí alterará “las costumbres”, puesto que “al ser un lugar poco intervenido no tiene incorporado en su forma de vida convivir con torres de alta tensión por ser una población con bastante arraigo rural, alterando además la identidad local”.
Por todo esto, entre otras materias, la Municipalidad manifestó su “disconformidad” con la iniciativa, la cual, a su vez, presenta una “incompatibilidad territorial”

CÓNDOR EN RIESGO

Olmué, en tanto, en su pronunciamiento emitido el 5 de mayo pasado por la alcaldesa Macarena Santelices, hizo énfasis, entre otros aspectos, al impacto medioambiental de la linea de transmisión en la comuna, algo que ya había sido comunicado el 12 de noviembre de 2013 a la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC).

En su informe al Servicio de Evaluacion Ambiental (SEA) la jefa comunal puntualizó que el Estudio de impacto Ambiental “carece de medidas queden solución a la pérdida de sitios de interés, principalmente de los corredores biológicos identificados en la zona de la Poza de los Cóndores, en Quebrada Alvarado”; lugar que, explicó, ya “presenta dificultades en el avistamiento de estas aves”, por toque “consideramos que esta dificultad se intensificará aún más si dicha línea de alta tensión atraviesa por uno de los corredor. biológicos de esta especie, contribuyendo en el aumento de la pérdida de ejemplares y la eminente pérdida del atractivo turístico de sector”.

Precisa en este aspecto que el ave nacional no figura con medidas de protección, pese a que el mismo EIA elaborado por la empresa lnterchile S.A., que se adjudicó el 6 de noviembre de 2012 la explotación y ejecución de las obras, admite un impacto en la especie

Por ello, y ante un posible agravamiento del estado de vulnerabilidad en el que se encuentra el cóndor, la Municipalidad adelantó en sus observaciones que “no otorgará permisos de construcción, ya que (la iniciativa) afecta directamente a patrimonios y Monumentos Nacionales ubicados. los sectores afectados”.

En conclusión, el municipio afirmó de forma taxativa que “se opone rotundamente a la construcción y operación de dicho proyecto, puesto que genera un impacto ambiental deproporciones a un hábitat único del país”, sin olvidar el menoscabo “a las actividades socioculturales desarrolladas en la comuna, siendo Olmué declarada capital Folclórica de Chile.

DIVISIÓN GEOGRÁFICA

En términos similares se pronunció frente a la iniciativa el alcalde de Limache, Daniel Morales, en el informe N° 229/2014 deI 21 de abril. Ahí hace mención a que “el proyecto adolece de falta de información relevante, puesto que no se acompañan datos necesarios para entenderlo en su totalidad, según dan cuenta nuestras observaciones adjuntas, las que, impiden evaluar, comprender las partes y obras del proyecto”.

De acuerdo a ello, se añade que “no hay una descripción adecuada de las obras, principalmente caminos y ríos que interviene, y una escasa mención al embalse Los Aromos, sector Los Laureles, cerrando la posibilidad de un desarrollo turistico para la zona, situación que se repite en las localidades de La Victoria, Tabolango, Lliu Lliu y áreas urbanas de la comuna, no cumpliendo con normas de carácter ambiental aplicables al proyecto”. También se hace presente que la instalación de las torres Impact. suelos clase uy III, sin perjuicio de la afectación indirecta de tierras por la erosión que podría provocar la construcción de las fundaciones de las es.cturas.

Con respecto al trazado de la línea de alta tensión, la crítica se centra en la división geografica que se hace de la comuna a través de la localización de las torres, situación que dista de la opción tomada en otras ciudades donde se escogió un tendido paralelo o cercano a los límites administrativos. Este fraccionamiento, afirma el documento, genera incertidumbre frente a Impactos no identificados

Uso de ellos, se señala, podría ser la imposibilidad de utilizar normalmente el embalse Los Aramos en caso de incendio, esto por cuanto la llegada de helicópteros “se vería dificultada o imposibilitada por la existencia del tendido eléctrico”.

ZONA SATURADA

Por su parte, Puchuncaví hizo presente en sus observaciones su inquietud por el grado de afectación que tendrán los sectores rurales por donde pasaría la línea de alta tensión. De hecho, en el informe N°140.362 del 23 de abril, fumado por el alcalde Hugo Rojas, se consigna que la localidad “se ha visto profundamente afectada por el desarrollo industrial en su borde costero sur, por lo cual interferir con el desarrollo local de la zona rural atenta con las libertades y oportunidades de desarrollo socioeconómico de la población de la comuna”.

El pronunciamiento también apunta a errores conceptuales sobre el desarrollo de Puchuncaví, inclicando que el Estudio de Impacto Ambiental del proponente de la megaobra, interchile S.A., circunscribe el quehacer económico de la comuna a la agricultura y la industria, omitiendo el turismo.

En este aspecto se cita que la localidad posee «cuatro localidades de relevancia para el desarrollo del turismo rural y la conservación del patrimonio intangible de la comuna, como lo son La Canela, La Quebrada, San Antonio y El Rincón, las cuales se verían enfrentadas a 11 torres de alta tensión que pasarían por los accesos a estas localidades, interfiriendo con el paisaje y presentando una situación de riesgo respecto de su cercanía con las localidades (200m a la vivienda más próxima desde el radio de una tont) y la suspensión del tendido eléctrico por sobre los accesos principales”.

CONSULTA CIUDADANA

Cabe precisar que diversas reparticiones públicas también han hecho llegar sus observaciones al servicio de Evaluación Ambiental, por lo que ahora resta finalizar la etapa de participación ciudadana, que tiene como fecha de término el 10 de junio próximo. Una de las organizaciones que se opone al proyecto es el Comité de Defensa Medioambiental del Valle de Limache, que ha organizado una serie de acciones tendientes a evitar que esta iniciativa pueda concretarse. Ejemplo de ello es la movilización programada para ayer en el Parque Brasil de Limache, donde invitaban a la gente a llenar un formulario para hacer llegar sus inquietudes al SEA (Ver nota secundaria).

Asimismo, este miércoles representantes de la agrupación serán recibidos por la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales de la Cámara de Diputados, con el fin de abordar el “Plan de Expansión Chile LT 2.500 kV Cardones-Polpalco, La instancia, que es presidida por el diputado Daniel Melo (PS), también está integrada por los parlamentarios locales Joaquín Godoy (independiente-Amplitud), Rodrigo González (PPD), Andrea Molina (UD1) y Christian Urizar (PS). Hasta allí llegarían las organizaciones sociales para presentar las inquietudes recogidas durante la actividad.

Comments are closed.