No a HidroAysén: los efectos que podría generar el Comité de Ministros

La instancia podría revertir el permiso ambiental del proyecto, pero se sostiene que la única forma de echarlo abajo es si le da la razón a los grupos ecologistas, que plantean oposiciones de fondo y donde la única forma de satisfacerlos es que la obra no se haga. Fuente: El Pulso 09 de junio 2014.


Vea entrevista relacionada, realizada a Flavia Liberona Directora de Terram y a Patricio Rodrigo del Consejo Defensa de la Patagonia en noticiero de Chilevisión 

Vea noticias relacionadas: Las últimas horas de HidroAysén

Las cartas que jugará HidroAysén tras el dictamen del gobierno

En marzo pasado, y a poco de haber asumido el Gobierno de la Presidenta Bachelet, la instancia -liderada por el ministro de Medio Ambiente, Pablo Badenier- decidió invalidar la resolución del gobierno anterior sobre el proyecto HidroAysén, por considerarla que era extemporánea y dilatoria. Este discurso sería clave para definir el proceso administrativo de este millonario proyecto este martes en dependencias del Ministerio de Medio Ambiente.

Los votos de los ministros que conforman el comité (además de Pablo Badenier, lo componen los titulares de Agricultura, Carlos Furche; Salud, Helia Molina; Economía, Luis Felipe Céspedes; Energía, Máximo Pacheco; y Minería, Aurora Williams) estarían divididos en esta ocasión. Habrían algunos secretarios de Estado que están por revocar la RCA, y otros habrían barajado la opción de retrotraer la resolución de Calificación Ambiental que ya tiene la compañía, es decir, volver a la instancia regional que aprobó el permiso ambiental.

Un grupo minoritario estaría por aprobar la iniciativa con condiciones, considerando la necesidad que habría por el desarrollo de energía hidráulica para lograr la meta de la Presidente Bachelet, de reducir las tarifas que pagan los chilenos por la electricidad. Por su parte, la compañía está preparada para cualquier escenario, pero con una carta bajo la manga.

Se trata del fallo de la Corte Suprema que rechazó los nueve recursos de protección que pretendían paralizar el proyecto HidroAysén en abril de 2012. En aquella ocasión, en fallo dividido, los jueces de la Tercera Sala confirmaron que la Corporación Regional del Medio Ambiente (Corema) de Aysén no actuó de manera arbitraria al calificar “favorablemente” la construcción de esta iniciativa.

“Puede afirmarse que no se advierte ilegalidad o arbitrariedad en la decisión de la autoridad recurrida, pues ha dejado a salvo a los recurrentes respecto de los riesgos que ellos temen mediante la exigencia de condiciones previas al inicio de las obras, las que deberán ser rigurosamente satisfechas constituyendo una salvaguarda para los intereses de los afectados”, sostiene el fallo de la Suprema. HidroAysén tampoco miraría con buenos ojos una solución dilatoria del caso. Así al menos lo dejó en claro en su última carta enviada al SEA en mayo pasado.

“En este orden de ideas, teniendo en cuenta los antecedentes señalados y que las reclamaciones administrativas fueron interpuestas a mediados del año 2011, la dilación en la resolución de las reclamaciones administrativas no sólo es ilegal, sino que representa una clara arbitrariedad y un abuso de la legítima confianza que mi representada espera —y merece- de parte de la administración”, manifestó el informe firmado por Daniel Fernández Koprich, vicepresidente de HidroAysén.
Recuadro :
1 Que se revoque la RCA de la iniciativa

Este es el escenario menos favorable para la compañía: que la autoridad deje nula la Resolución de Calificación Ambiental (RCA). Considerando que la RCA de HidroAysén fue validada por la Corte Suprema, en el mundo empresarial afirman que revocarla afectaría la institucionalidad ambiental.

“Si con la agenda energética se avanzaron 10 pasos, en caso que se revoque la RCA se retrocederían siete”, afirma una fuente ligada a HidroAysén. El consultor eléctrico Renato Agurto ha señalado que el Comité de Ministros puede rechazar la RCA si resuelve todas las reclamaciones a favor de los opositores al proyecto.

El experto sostiene que si ratifica las mitigaciones, está validando que HidroAysén, para poder llevar a cabo el proyecto, deberá cumplirlas. Por eso, se sostiene que la única forma de echar abajo el proyecto es si le da la razón a los grupos ecologistas, que plantean oposiciones de fondo y donde la única forma de satisfacerlos es que el proyecto no se haga.

2 Que se retrotraiga la Resolución de Calificación

Una de las alternativas legales que tiene el Comité de Ministros es retrotraer el proceso hasta su instancia regional. De esta manera obligaría al Comité de Evaluación Ambiental de Aysén a pronunciarse nuevamente sobre el proyecto, volviendo la línea cronológica hasta mayo de 2011.

Según fuentes consultadas, esta opción sería la que estaría tomando fuerza desde la óptica política. Así se le restaría presión a los ministros ¿La contra? Esta sería una medida dilatoria la cual se opone al dictamen de la Corte Suprema del año 2012, el cual rechazó nueve recursos de protección que pretendían paralizar el proyecto HidroAysén.

La Tercera Sala confirmó que la Corema -que calificó favorablemente el proyecto- no actuó de forma arbitraria. De acuerdo a fuentes consultadas, la decisión del SEA ya estaría tomada y pasaría por rechazar la iniciativa. Sin embargo, desde el gobierno advierten que el panorama podría cambiar a última hora.

3 Que la obra se apruebe con condiciones

Esta variable es manejada por la empresa controlada por Endesa y Colbún. Sin embargo, una aprobación del proyecto con condiciones tampoco sería del agrado de Hidroysén. Tras la invalidación del anterior Comité de Ministros, la firma recalcó que para el EIA del proyecto y su evaluación se realizó una caracterización medioambiental inédita en Chile, con estudios en cerca de 3.000 Km2, un área cincuenta veces superior a la superficie de las obras y embalses del proyecto.

En el gobierno consideran que esta sería una medida “poco elegante” y similar a la que adoptaron los secretarios de Estado del gobierno anterior, la que ya fue criticada por el ministro Pablo Badenier y por la empresa en una de sus últimas cartas al SEA.

“No se terminó de resolver de forma íntegra, coherente y razonable el proceso de revisión de la calificación ambiental de HidroAysén, optando el Comité de Ministros de la época por pedir mayor información, por lo demás innecesaria”, dijo la empresa.

1a. La Resolución de Calificación Ambiental del proyecto fue otorgada por la Comisión de Evaluación Ambiental de Aysén en el año 2011, posteriormente confirmada por la Corte de Apelaciones de Puerto Montt el mismo año y luego ratificada por la Corte Suprema. La empresa considera esta resolución como un “activo” y peleará por su vigencia.

1b. En caso que la iniciativa sea rechazada, la gerencia de HidroAysén sería modificada. Saldría Daniel Fernández de la vicepresidencia ejecutiva, pues la empresa se enfocaría en su apelación en los Tribunales Ambientales, que es la sede a la cual recurriría . En los últimos meses, Fernández y su equipo está trabajando a media máquina.

1c. Una de las dudas que genera un eventual no a HidroAysén es el tipo de energía que predominará en el país. Algunos sostienen que el rechazo a esta iniciativa dejaría en jaque el futuro de otros proyectos de este tipo, y que el gas no permitiría reducir las tarifas eléctricas como aspira el ministro Máximo Pacheco.

1d. El proyecto HidroAysén y Río Cuervo, ambos en la Región de Aysén, deben desarrollar obras que suman unos US$1.000 millones en nuevas carreteras, un puerto y rebajas en las tarifas a los habitantes de esa zona del país. De no efectuarse ambas obras, ¿será el Gobierno el que asumirá estas mejoras?

1e. Endesa y Colbún han invertido hasta ahora unos US$320 millones en el proyecto HidroAysén. De no prosperar, deberán reconocer la pérdida en sus estados financieros, con el consiguiente impacto en los resultados de ambas compañías. La obra, de materializarse, costaría unos US$15 mil millones, considerando la línea de transmisión.

Comments are closed.