Paralización de proyectos evitó mayor carbonización de matriz

Según la autoridad, esto ayudaría a alcanzar con mayor holgura la meta de reducción de gases efecto invernadero a 2020. Fuente: El Mercurio 26 de junio 2014.


Prácticamente a cinco años de haberse comprometido a rebajar las emisiones de gases efecto invernadero en un 20% hacia 2020, las autoridades medioambientales están optimistas respecto de ese objetivo.

El subsecretario de Medio Ambiente, Marcelo Mena, recordó que en 2009 -año en que se puso como objetivo la mencionada reducción, usando como referencia emisiones proyectadas desde 2007- “veíamos (hacia adelante) una carbonización muy profunda de la economía chilena y eso no ocurrió, definitivamente por la judicialización y la paralización de algunos proyectos energéticos”. La autoridad hizo estas declaraciones en un seminario organizado por la Universidad de Chile, donde también expuso Alfredo Sfeir, economista y ex candidato presidencial, y Gonzalo Polanco, académico de esa casa de estudios.

Si bien la falta de realización de proyectos de energía es uno de los temas que preocupa al Gobierno, paradójicamente este factor podría incidir en menores niveles de emisiones contaminantes.

Respecto del impuesto verde propuesto en la reforma tributaria, Mena aseguró que se recaudarán US$ 230 millones anualmente con este tributo, de los cuales un 94% provendrá de la generación con carbón.

Agregó que estos impuestos reducirán emisiones de CO {-2} , equivalentes a instalar 2.500 MW de capacidad de energía fotovoltaica.

1 Comment

  1. Andrés Forno dice:

    Que hay de la carbonización que se nos viene con el aumento de consumo de gas natural que propone la agenda energética del presente gobierno? El gas natural emite el 75% del CO2 que emite el carbón por unidad de energía producida; esto sin contar las emisiones que genera su extracción por fracking (principalmente filtraciones de metano a la atmósfera), por lo que el gas natural no es la panacea y resulta un grave error incentivar el uso de este combustible fósil importado en Chile. Lo que debemos hacer es establecer un impuesto al contenido de carbono para TODOS los combustibles fósiles que ingresan a la economía y es nuestro Congreso el llamado a decidir que hacer con los ingresos provenientes de este impuesto, ya que las diferentes alternativas tienen efectos económicos muy distintos. El mayor beneficio para la economía se obtiene al devolver este impuesto en partes iguales a todos los habitantes y lo contrario sucede si un impuesto directo como es el caso del impuesto al carbono, se destina a engrosar las arcas fiscales.