Permitirán que áreas privadas se conviertan en parques y reservas

Ministro del Medio Ambiente, Pablo Badenier, entregó detalles del proyecto de ley que creará el Servicio de Biodiversidad y Areas Protegidas. Fuente: La Tercera 07 de junio 2014.


Treinta millones de hectáreas que hoy son parques, reservas y monumentos nacionales pasarán a ser administradas por el Servicio de Biodiversidad y Areas Protegidas. Esta semana, el gobierno propuso crear esta institución, la cual velará por la conservación de flora, fauna y conservación de los ecosistemas del país.

Al respecto, el ministro del Medio Ambiente, Pablo Badenier, detalló que se enviará un proyecto de ley al Congreso con el objetivo de crear este organismo -dependiente de su cartera-, el cual se hará cargo de administrar las unidades, además de fiscalizar las normas para que se haga efectiva la protección. Estos territorios hoy alcanzan el 19% del país.

La autoridad agregó que existirán distintos tipos de categorías, como reserva de región virgen, parque nacional o de tipo marino. A estos se suman otras clases, como monumento, reserva nacional o marina, santuario, área marina y sitio Ramsar (humedal de importancia internacional), los que se crearán mediante un decreto.

Aunque hoy existen 100 unidades de este tipo, el ministro admitió que actualmente “el Estado no ejecuta su rol protector de estas áreas. No tienen una fiscalización de lo que se hace”.

Además de lo anterior, añadió que los privados también podrán postular sus proyectos para que éstos obtengan el estatus de parque o reserva. “Para ser parte del sistema, deben tener un plan de manejo. Queremos tener un sistema único para el país, como lo establece la Ley de Bases del Medio Ambiente”, dijo.

De esta manera, parques públicos y privados serían de la misma red. Así, iniciativas de conservación como los parques Pumalín o Karukinka -cuyos dueños son organizaciones no gubernamentales- podrán conseguir un estatus legal y restricciones a algunas actividades dentro de éstos, lo que antes no sucedía. “Cada categoría de área protegida permite ciertos niveles de intervención en un marco de proyectos de bajo impacto”, detalló Badenier.

Concesiones

El ministro agregó que en las áreas se permitirá la entrega de concesiones con fines turísticos, científicos o educativos. Pero para que ello suceda, esas zonas “deberán contar con un plan de manejo en cada territorio o estudio del lugar y posibles usos”.

Badenier añadió que el nuevo servicio hará inventarios de la biodiversidad, implementará redes de monitoreo de la flora y fauna, y podrá ejecutar programas de investigación.

“El Estado no ejecuta su rol protector de estas áreas. No tienen una fiscalización de lo que se hace”. Pablo Badenier Ministro del Medio Ambiente.

Comments are closed.