Reducir 20% de emisiones de CO² podría costarle a Chile 2,8% del crecimiento anual

Extender el plazo más allá de 2020 para alcanzar la meta podría mitigar el costo. Además, el BCG recomienda potenciar la eficiencia, la forestación y la hidroelectricidad. Fuente: El Mercurio 30 de junio 2014.


Lograr una matriz limpia es un desafío ambicioso, y también costoso. Tanto que según un estudio del Boston Consulting Group (BCG) cumplir con el compromiso de bajar en un 20% las emisiones a 2020 puede costarle al país alrededor de un 2,8% del crecimiento anual.

Lo anterior tomando en cuenta que un incremento del 10% en el precio de la energía tiene un impacto negativo en la tasa de crecimiento de cerca de 0,7 puntos porcentuales. Esto, considerando que se debería forzar la entrada de generación con tecnologías más caras, como el Gas Natural Licuado (GNL) y las Energías Renovables No Convencionales (ERNC).

En 2009, Chile se comprometió de manera voluntaria a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en un 20% al 2020 con respecto a su línea de emisiones proyectadas a partir de 2007. Según las estimaciones del BCG, si todo sigue como está hasta hoy, el país debería reducir 25 millones de toneladas de CO² anuales en 2020.

Según explica Constanza Pantaleón, experta en cambio climático de Generadoras de Chile, el país ya ha implementado algunas medidas que permiten reducir 10 millones de toneladas de emisiones que pueden ser “descontadas” de estos 25 millones. Estas son la ley de ERNC, el Plan de Forestación y una NAMA (Acción Nacional Apropiada de Mitigación) sobre producción limpia. Pero aún nos falta reducir 15 millones de toneladas para cumplir la meta.

Propuesta del BCG

Chile representa solo el 0,2% de las emisiones globales por lo que, según recomienda el BCG, debe buscar un camino que le permita equilibrar su ambición de desarrollo limpio y los desafíos que afronta para mantener la competitividad y el desarrollo económico.

Para reducir las 15 millones de toneladas restantes, el BCG en el estudio que realizó por encargo de las Generadoras propone, sobre todo, abarcar la meta en una mirada a más largo plazo -2030-, ya que permite aprovechar mejor las ventajas comparativas. En esto los consultores proponen tres medidas que a su juicio son las más eficientes, considerando sus costos de implementación y los niveles de abatimiento de CO².

Primero, el país debe impulsar medidas de eficiencia energética -que es uno de los objetivos en la Agenda de Energía-, tanto en la industria como a nivel residencial, particularmente en la minería, por el peso que esta representa en la demanda de energía nacional. Segundo, el Boston Consulting Group recomienda desarrollar políticas de forestación de áreas con potencial para bosques sin fines comerciales, en línea con la NAMA ya presentada por el Gobierno. Por último, llaman a impulsar políticas que permitan materializar grandes proyectos hidroeléctricos.

En el estudio se señala que las ERNC no son soluciones óptimas para la reducción de emisiones en 2020, porque si bien contribuyen a la mitigación de las emisiones, lo hacen con un alto costo de abatimiento frente a otras medidas.

25 millones
de toneladas de CO {-2} anuales debería reducir el país al año 2020, para cumplir la meta que se propuso en 2009.

0,2%
de las emisiones globales corresponden a Chile.

Comments are closed.