Shale Gas: Empresarios chilenos se reúnen con las mayores petroleras del mundo

En una cena privada, los ejecutivos locales se contactaron con altos representantes de Chevron, Shell y otras compañías del ámbito energético para explorar futuros negocios. Fuente: El Diario 04 julio 2014.


El encuentro se produjo la noche del miércoles en el marco de una “cena VIP” realizada en uno de los salones del Hotel Four Seasons en Houston, que sirvió como centro de operaciones de la delegación nacional y a la cual asistieron ejecutivos de compañías como Chevron y Shell, entre otras.

Esta actividad fue parte de la agitada agenda que el titular de Energía organizó para el reducido grupo que convocó y que como se había adelantado incluyó también visitas al terminal de licuefacción de Sabine Pass -propiedad de Cheniere- y a las instalaciones de la productora de Shale Gas SouthWestern Energy, en Little Rock, Arkansas. Esta firma es la cuarta mayor productora de gas de EEUU.

Un testigo del encuentro bilateral que tuvo carácter privado, indicó que los ejecutivos chilenos -entre ellos el gerente general de AES Gener, Felipe Cerón; el presidente de Endesa, Jorge Rosenblut; el gerente general de Enap, Marcelo Tokman; el presidente de Colbún, Bernardo Larraín Matte-, y autoridades del sector público, como el vicepresidente ejecutivo del Comité de Inversiones Extranjeras, Jorge Pizarro, se dividieron en cuatro mesas (de ocho comensales cada una), donde departieron “animadamente” con representantes de las petroleras y otras empresas del área energética con base en Estados Unidos.

El encuentro, en el que Pacheco y el embajador de Chile en EEUU, Juan Gabriel Valdés, tomaron la palabra, tuvo por finalidad acercar a los ejecutivos chilenos con sus pares extranjeros, a fin de explorar posibles negocios futuros, dada la intención del gobierno de impulsar la mayor incorporación de Gas Natural Licuado (GNL) en la matriz energética, con el objetivo de reducir el precio de la energía.


La visita

Las actividades comenzaron el miércoles, una vez que el grupo se separó de la comitiva de la Presidenta Michelle Bachelet y se dirigió a Houston, en el estado de Texas.

Allí, participaron en una mesa redonda denominada “Chile: oportunidades en el sector energético”, donde ante más de 180 asistentes -entre ellos ejecutivos de empresas petroleras, de gas natural, intermediarios y eléctricas- se repasó el panorama económico y de inversiones en el país y se dieron a conocer los ejes de la Agenda de Energía, tras lo cual el ministro Pacheco respondió preguntas de los asistentes.

Más tarde, el ministro se reunió con representantes de las universidades de Austin (Texas) y Rice University, entre otras, para explorar temas de eficiencia energética y alianzas público/privadas con la academia.

Luego se produjeron las visitas a las instalaciones productivas. “Fue notable conocer este gran proyecto, que producirá GNL para alimentar el equivalente a 60 centrales térmicas de ciclo combinado lo que permitirá a su vez en distintas partes del mundo generar más de 20 mil MW gracias a este extraordinario megaproyecto”, dijo el presidente de Endesa, Jorge Rosenblut, tras la visita a Sabine Pass.

Agregó que esta planta se ubica cerca de humedales en la Costa del Golfo, lo que evidencia un balance entre los recursos naturales y las necesidades energéticas del país. “No puedo dejar de ver similitudes entre el uso del shale gas en Estados Unidos y el uso del agua en nuestro país”, dijo.

Ayer, en tanto, el grupo de 25 personas viajó a Little Rock, en Arkansas, para conocer el proceso de perforación y de fractura hidráulica de roca, o fracking, que se utiliza para obtener el shale gas, así como la inyección del hidrocarburo en las redes a partir de tecnología denominada de última generación que involucran estos procesos.

Los ejecutivos también conocieron de cerca la relación con las comunidades que mantiene la firma.

En el gobierno calificaron la visita de “muy fructífera”.

Sabine Pass: mayor proyecto industrial de EEUU
El terminal de licuefacción de Sabine Pass, propiedad de Cheniere Energy Partners, es hoy el mayor proyecto industrial en construcción en EEUU. Con una inversión estimada en US$ 20 mil millones, contempla la instalación de seis trenes de tratamiento a un costado del terminal de regasificación del mismo nombre, lo que refleja el proceso de reconversión de estas instalaciones en ese país.

Una vez concluido, el proyecto tendrá una capacidad para procesar 27 mtpa (millones de toneladas por año) de gas natural para convertirlo en GNL. La iniciativa ya tiene todos los permisos aprobados y se espera que comience la exportación del hidrocarburo durante el primer semestre de 2016.

Cheniere también tiene en etapa de desarrollo otro terminal para licuar gas natural cerca de Corpus Christi en Texas.
Esta planta está siendo diseñada y permitirá un máximo de tres trenes de licuefacción modulares, con capacidad máxima total de hasta 15 mtpa y que incluiría tres estanques de 160.000 m3 de capacidad para almacenamiento y dos muelles de transporte de GNL.

El inicio en la construcción de este segundo terminal de licuefacción está sujeta a la obtención de las aprobaciones regulatorias, de contratos de suministro de GNL con clientes a largo plazo suficientes para respaldar la financiación del proyecto; la celebración de un contrato de ingeniería con una empresa para su construcción y la decisión final de inversión del propietario.

2 Comments

  1. Andrés Forno dice:

    Todo esto sucede alegremente mientras la ciencia ha advertido claramente que la mayor parte de los combustibles fósiles deben permanecer bajo tierra para evitar el colapso de la civilización humana por los daños irreversibles del exceso de emisiones de dióxido de carbono fósil a la atmósfera.
    Si la medicina advierte a usted que de seguir fumando, sus ya dañados pulmones no podrán seguir manteniéndolo vivo, ¿que hace usted? ¿Sigue fumando alegremente cigarrillos que contienen la mitad de nicotina (analogía al gas natural) o deja de fumar de una vez por todas?
    La estupidez humana ha llegado a límites increíbles.

  2. Antonio Mártir Mendoza dice:

    En el caso de la industria de los energéticos no convencionales encontramos el neoliberalismo en la más cruda manifestación de eficientismo. Para los neoclásicos, las externalidades son parte del proceso productivo. Y, si se incurre en algún daño al medio ambiente, éste debe ser resarcido monetariamente y adelante. Esa erogación es un costo adicional que disminurá el volumen de utilidades y por ende, la tasa de ganancia, pero el sistema debe seguir produciendo valor.