Las dos posturas de la DGA para justificar demora en caso HidroAysén

El 8 de agosto, la Dirección General de Aguas justificó el retraso en la entrega de derechos adicionales a la hidroeléctrica en una petición del Ministerio de Medio Ambiente de resguardar reservas de agua de los ríos Baker y Pascua; el 7 de abril había apuntado a un cambio normativo. Fuente: El Pulso 26 de agosto 2014


La tramitación de derechos de agua de Hidroaysén es una historia con muchos capítulos. El último, que al menos se conoce, ocurrió en julio de este año cuando el gerente legal de la firma, Camilo Charme, envió una solicitud a Contraloría pidiendo que se consulte a la Dirección General de Aguas si realizaría o no la tramitación de los mencionados derechos.

La respuesta ya es conocida. La DGA dijo que la solicitud de HidroAysén sigue en trámite, argumentando que existe una petición de parte del Ministerio de Medio Ambiente en la que pide “las gestiones necesarias para resguardar reservas de agua de las cuencas de los ríos Baker y Pascua, así como sus afluentes”.

Esta respuesta no agradó a la empresa, y por estos días analiza enviar una misiva a Ramiro Mendoza pidiéndole mayores definiciones. Sin embargo, el pasado 7 de marzo, el mismo gerente legal de la empresa controlada por Colbún y Endesa, también acudió a Contraloría con el fin de solicitar una definición, pero en aquel entonces la respuesta de la DGA fue diferente.

Mediante un oficio fechado el 7 de abril, el servicio dependiente del MOP respondió a Contraloría que “las solicitudes relacionadas con el Proyecto Hidroeléctrico HidroAysén, se encuentran contenidas en cinco expedientes administrativos”, añadiendo que estos “actualmente se encuentran en tramitación”.

El texto, firmado por el director general de aguas, Carlos Estévez Valencia, se establece que debido a la dictación de un decreto en el gobierno anterior se produjo un retraso generalizado en todos los procesos vigentes, entre ellos el solicitado por HidroAysén en el año 2007.

En el primer decreto, que entró en vigencia el 20 de junio de 2012, se cambiaron las tablas de equivalencia entre caudales y sus usos contenidos en el decreto 743 del MOP. La modificación incorporó un uso específico el cual no estaba contemplado en la normativa: “Centrales Hidroeléctricas de Embalse”. Según explicó la DGA a Contraloría, a partir de esa fecha, se dio inicio a los respectivos procesos de ajuste”.

Otro elemento argumentado por Carlos Estévez apunta a un cambio normativo que comenzó a regir el 30 de julio de 2013, y que igualmente generó retrasos en la tramitación de los derechos de agua solicitados por los titulares, entre ellos HidroAysén. Precisamente en esa fecha se aprobó el reglamento para la determinación del caudal ecológico mínimo -del Ministerio de Medio Ambiente- el que en síntesis, modificó los criterios para la determinación de caudales, entre ellos el Baker y el Pascua, estableciendo un nuevo cálculo con estadísticas fluviométricas de los últimos 25 años. Según explicó la DGA en abril, este fue otro argumento que justificó la tardanza en la tramitación de los derechos solicitados, ya que se debieron realizar nuevos cálculos.

“Lo anterior, implicó dar curso a una actualización de los estudios de disponibilidad del recurso superficial para todas las solicitudes pendientes a nivel nacional, estableciendo diferentes caudales factibles de constituir para ejercicio permanente y eventual, así como también de un nuevo caudal ecológico”, sostiene el documento al cual tuvo acceso PULSO. Adicionalmente, la DGA explicó a la Contraloría en aquel entonces que “debido a la magnitud de esta actualización, se inició el proceso en aquellas cuencas donde existía mayor concentración de solicitudes de derecho de aprovechamiento, específicamente en la zona central y centro sur del país”.

En esta respuesta del mes de abril, la DGA sentencia que ha actuado en “conformidad a lo expuesto y a la disponibilidad de recursos materiales y humanos existentes en la Dirección Regional de Aysén”, dejando establecido que se ha “actuado con estricto apego a la ley”.

-¿Qué ha pasado? Previo a la solicitud de HidroAysén del mes de julio, la eléctrica realizó una consulta en el mes de abril.

-¿Cuál fue la respuesta? Según la DGA los derechos se encontraban en trámite, pero el cambio en dos decretos implicaron retrasos en todas las solicitudes, incluyendo HidroAysén.

-¿Qué opina la empresa de todo el proceso? La empresa considera que durante el proceso, la DGA ha evitado tramitar los derechos sosteniendo diversos argumentos.

El pasado 7 de marzo, HidroAysén también recurrió a Contraloría con el fin de solicitar una definición.

Según lo establecido en abril por la DGA, la solicitud de derechos de agua se encontraba en tramitación.

Comments are closed.