Superintendencia de Medioambiente abre investigación contra inmobiliaria por proyecto en borde costero de Tunquén

El organismo tomó la decisión luego de acoger una denuncia que acusa a la empresa de no someterse al sistema de Evaluación de Impacto Ambiental para llevar a cabo la iniciativa. Fuente: El Mostrador 21 de agosto 2014.


La Superintendencia de Medioambiente (SMA) inició una investigación contra la Inmobiliaria Punta de Gallo por su proyecto Arenas de Tunquén, por evitar someterse al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA), luego de acoger la denuncia interpuesta por el biólogo y académico Salvador Donghi, en mayo de este año.

Así lo indica un documento firmado el 8 de agosto por la jefatura de la División de Sanción y Cumplimiento de la SMA, en el que se instruye abrir un proceso contra la empresa que, de resultar responsable, arriesga severas sanciones.

Donghi dijo que “esta es una señal muy importante para las inmobiliarias con pretensiones sobre el borde costero, pues las obliga a presentar proyectos debidamente sometidos a evaluaciones que consideren todos los elementos de posible daño ambiental, como la intervención en zonas protegidas, o los factores de riesgo ante un eventual tsunami”.

Agregó que “se trata de un gran precedente en el que la institucionalidad ambiental por fin está aplicando el principio preventivo de resguardar la naturaleza antes de que el daño se produzca”, agregó Donghi, respecto al proyecto cuya dimensión contempla 200 casas y casi 400 estacionamientos construidos a 80 metros de la línea de alta marea.

Entre los argumentos que motivaron la denuncia, se considera la existencia de restos arqueológicos protegidos por el Consejo de Monumentos Nacionales, correspondientes a vasijas y herramientas precolombinas. Además de ingresar finalmente el proyecto al SEIA, serían evaluados sus impactos sobre el humedal, sitio prioritario de conservación de la biodiversidad que hoy postula a ser declarado Santuario de la Naturaleza, dado su gran valor ecológico como sitio de anidación de aves migratorias y su alto endemismo de flora y fauna.

Por otra parte, Donghi afirmó que la empresa no ha indicado medidas de mitigación ante la eventualidad de un tsunami, dada su ubicación en zona de evaluación por riesgo, según lo estableció la ONEMI.

Quien ha participado activamente en la defensa del humedal y borde costero de Tunquén, ha sido el animador y músico chileno Sergio Lagos, quien indicó que “es saludable que un país como el nuestro dé señales de preocupación por el medioambiente. Observar el desarrollo con una mirada sustentable es la manera en que debemos hacer las cosas”, y añadió que en este proceso no cabe ningún tipo de triunfalismo: “Aquí lo que estamos haciendo es llamar la atención acerca de un tema urgente que nos debería preocupar a todos”.

Comments are closed.