Al menos 32 países acordaron detener deforestación para 2030

Conferencia en Nueva York busca que las naciones se pongan de acuerdo en acciones que faciliten un compromiso efectivo para reducir las emisiones de CO, a la atmósfera. Fuente: El Mercurio 24 de septiembre 2014.


Gobiernos, grandes empresas y representantes de la sociedad civil se comprometieron ayer a reducir a la mitad la pérdida de bosques en 2020 y a detenerla totalmente en 2030.

La Declaración de Nueva York, como fue bautizada, es uno de los mayores éxitos obtenidos hasta ahora en el marco de la Cumbre del Clima, que se realiza en esta ciudad. La cita fue convocada en forma urgente por el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, con el fin de definir un compromiso internacional que reemplace al fenecido protocolo de Kioto, que buscaba reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 5% en 2012.

El nuevo acuerdo debería estar listo para ser firmado en la conferencia de las partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP), que tendrá lugar en París a fines del próximo año.

Acciones urgentes

Al inaugurar la conferencia, Ban Ki-moon llamó a la comunidad internacional para que busque una “visión clara y compartida” en contra del calentamiento global.

Ban dijo que la comunidad internacional “nunca” se había enfrentado a un reto de esta naturaleza: “Para superar esta tormenta, necesitamos ponernos todos a trabajar”.

Frente a las inversiones que se requieren para reducir las emisiones de dióxido de carbono, “los beneficios para el planeta son monumentales”, expresó Ban, quien afirmó que “necesitamos que las instituciones públicas aceleren la búsqueda de actuaciones para enfrentarse al reto”.

Durante la inauguración también destacó el discurso del actor estadounidense Leonardo DiCaprio, quien fue nombrado por Ki-moon como “Mensajero de la Paz para difundir el mensaje contra el cambio climático”.

DiCaprio exigió a los líderes mundiales reunidos “acciones urgentes a gran escala” para combatir el calentamiento global y aseguró que si no lo hacen, serán responsables de ese fracaso. “Pueden hacer historia o ser vilipendiados”, dijo.

“Yo me gano la vida actuando, pero ustedes no”, criticó el actor, quien lamentó que durante mucho tiempo la humanidad haya mirado al cambio climático como si fuese algo ficticio, cuando hay suficientes pruebas del problema.

Posteriormente se sucedieron las intervenciones de diferentes jefes de Estado, incluyendo la de la Presidenta de Chile, Michelle Bachelet (detalles de su discurso en C2), y la del Presidente de los EE.UU., Barack Obama.

Este último aseguró que su país cumplirá el objetivo de reducir sus emisiones de carbono en un 17% para 2020, y que el próximo año establecerá una nueva meta para seguir reduciéndolas.

Además, anunció medidas para ayudar a otros países a combatir el cambio climático y consideró necesario adoptar un acuerdo global “ambicioso” en el que todos se involucren, sin excepciones.

Contención del CO {-2}

Estados Unidos fue uno de los adherentes principales de la Declaración de Nueva York, que ya fue suscrita por 32 países de varios continentes, incluyendo Canadá, Francia, Alemania, Reino Unido, México, Chile, Colombia, Costa Rica, la República Dominicana y Perú. Se espera que se sumen más en los próximos días.

Además de contener la deforestación, los firmantes se comprometieron a recuperar más de 350 millones de hectáreas de tierras degradadas, una superficie similar a la de India.

El efecto de todas esas medidas podría reducir las emisiones de dióxido de carbono -gas que absorben los árboles- en entre 4.500 y 8.800 millones de toneladas al año para 2030.

El efecto, aseguran, sería equivalente en términos de CO {-2} al de retirar de circulación todos los vehículos que hay en el mundo.

Sin embargo, todavía no figuran en la lista algunos de los países con mayores bosques de todo el mundo, como Brasil.

Varios gobiernos acompañaron, además, la adopción del documento con el anuncio de compromisos financieros para apoyar sus objetivos.

Entre otros, Noruega selló con Perú un acuerdo que dispone de 300 millones de dólares para proteger la Amazonia, y Alemania y el Reino Unido dieron a conocer también iniciativas parecidas.

Comments are closed.