Gases de efecto invernadero llegan a nivel récord en 2013

Según un informe de la ONU, los más perjudicados con el alza son los océanos porque absorben el CO2 generado por el hombre. Fuente: La Tercera 10 de septiembre 2014.


“Se nos está agotando el tiempo”, así de categórico fue ayer Michel Jarraud, secretario general de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), organismo dependiente de la ONU, tras presentar los resultados del último boletín anual de la institución, que da cuenta de un aumento sin precedentes de los niveles en gases de efecto invernadero en el planeta en los últimos 30 años. “El boletín sobre los gases de efecto invernadero muestra que, lejos de disminuir, la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera aumentó el año pasado a un ritmo que no se había dado en casi 30 años”, agregó el experto.

La cantidad de CO2 en la atmósfera a escala mundial alcanzó 396,0 partes por millón (ppm) en 2013. El aumento de este gas en la atmósfera de 2012 a 2013 fue de 2,9 ppm, que es el incremento anual más alto para el período de 1984 a 2013. Si sigue creciendo al ritmo actual, se prevé que el promedio anual mundial de concentración de CO2 supere el umbral simbólico de 400 ppm en 2015 o 2016.

“El dióxido de carbono permanece en la atmósfera durante cientos de años y en el océano aún mucho más. Las emisiones de CO2 del pasado, presente y futuro tendrán un efecto acumulativo tanto en el calentamiento de la Tierra como en la acidificación de los océanos”, explicó Jarraud.

Efectivamente, los datos preliminares apuntan a que ese aumento posiblemente obedezca a la reducción de la cantidad de CO2 absorbida por la biosfera de la Tierra, sumado al incremento constante de las emisiones de ese gas. El problema es que aproximadamente un cuarto de las emisiones totales de CO2 son absorbidas por los océanos, reduciendo de ese modo la cantidad de ese gas en la atmósfera producido por la combustión de combustible fósiles.

“El incremento de CO2 en la atmósfera se ve amortiguado gracias a la absorción de este gas por los océanos, pero éstos pagan un alto tributo por ello. No parecen existir precedentes para el ritmo actual de acidificación de los océanos, al menos en los últimos 300 millones de años”, según el boletín de la OMM, que también alerta sobre otros dos gases de efecto invernadero de larga duración, como el metano y el óxido nitroso.

La absorción de mayores cantidades de este gas por los océanos altera el sistema de los carbonatos marinos y provoca un aumento de la acidez del agua. El aumento de esa acidez ya se puede medir, puesto que los océanos absorben aproximadamente 4 kg de CO2 por persona al día. Las posibles consecuencias de este proceso pueden afectar a corales, algas, moluscos y distintas especies de plancton, puesto que su capacidad para construir conchas, caparazones o material para sus esqueletos (mediante la calcificación) depende de la concentración de ión carbonato. Para muchos organismos, la calcificación disminuye conforme aumenta la acidificación.

“Sabíamos, sin duda, que nuestro clima está cambiando y que se torna más extremo debido a actividades humanas como la combustión de combustibles fósiles”, afirmó Jarraud.

Para hacer frente al problema, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha invitado a jefes de Estado y otros líderes a una cumbre sobre el cambio climático el 23 de septiembre en Nueva York, en el marco de la Asamblea General. El Presidente estadounidense, Barack Obama, ha dicho que asistirá para contribuir a estimular nuevos compromisos de los gobiernos, la industria y grupos civiles para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero antes de las conversaciones sobre el clima del año próximo en París.

ACIDIFICACIÓN DEL MAR

-“El CO2 tendrá un efecto tanto en el calentamiento como en la acidificación de los océanos”.

-“Tenemos los conocimientos para que el aumento de la temperatura se limite a 2 °C como máximo” Michel Jarraud O. Meteorológica Mundial.

Comments are closed.