Luis Felipe Céspedes “Este año no se otorgarán más concesiones para salmones en Magallanes”

Entrevista a Luis Felipe Céspedes Ministro de Economía: Fuente: El Pulso 12 de septiembre 2014.


—“La acuicultura y la pesca son áreas prioritarias para este gobierno”, dice categórico el ministro de Economía, Luis Felipe Céspedes. La autoridad delínea las principales estrategias, en particular en lo referente a la industria salmonera, considerando la apuesta del sector para expandirse con fuerza en la Región de Magallanes. ¿Qué plazos maneja el ministerio para otorga concesiones salmoneras en Magallanes?

—Primero, hay que especificar que las concesiones de acuicultura las otorga el Ministerio de Defensa, no el Ministerio de Economía. La Subsecretaría de Pesca y Acuicultura sólo autoriza un proyecto técnico vinculado a una actividad de acuicultura.

Dicho eso, el otorgamiento de una concesión de acuicultura para salmones en Magallanes toma en promedio cinco años, similar plazo que el que se maneja para las concesiones de salmones en las regiones X y XI. Durante el presente año el Ministerio de Defensa ha otorgado 21 concesiones de acuicultura para salmones y en función del estado de trámite de las solicitudes de concesiones, se estima que para este año no se otorgarán más concesiones para salmones en la XII región. ¿Cómo observa la expansión de la industria salmonera en esa región?

—La Región de Magallanes y Antártica Chilena es una zona donde la expansión de esta actividad es todavía incipiente, por lo que es posible implementar desde el inicio modelos sanitarios más avanzados, resguardando que existan las distancias sanitarias adecuadas entre agrupaciones de concesiones y entre macrozonas.

Por esta misma razón, debemos considerar que una expansión, más que un mayor número de concesiones, privilegie una mejor arquitectura de nuestra industria, expandiendo la cobertura y mejorando las condiciones sanitarias y de manejo de esta industria. En lo netamente productivo, esta región destaca por las buenas condiciones sanitarias (ausencia de SRS y Caligus) y productivas (el peso promedio de la cosecha es de 6,5 kilos). Y estas condiciones se reflejan en la relevancia económica que está tomando la actividad. ¿Cuáles son las perspectivas?

—La perspectiva de cosecha para el presente año es de 33 mil toneladas. Esta cifra triplica el promedio histórico de la región e implica retornos por más de US$ 150 millones.

Hay que considerar también que para movilizar esas 33 mil toneladas de producción este año se gastarán aproximadamente US$ 12 millones en operaciones portuarias, arriendo de embarcaciones y combustible, recursos que son absorbidos completamente por la Región de Magallanes y la Antártica Chilena. Y las proyecciones de inversión, con un horizonte de 5 años, superan los US$250 millones en activos fijos, que contemplan la construcción de pisciculturas de recirculación, apertura de nuevos centros de engorda, plantas de proceso, etc.

En términos de capital de trabajo esta cifra se duplica, pudiendo llegar a los US$400 millones, monto que se queda en un porcentaje importante en la Región de Magallanes y la Antártica Chilena. Y todo esto, sin considerar las inversiones que se realizarían por concepto de servicios y proveedores.

En términos de empleo, la industria salmonera genera hoy más de 1.200 empleos directos en la región, cifra que proyectada al año 2016 superaría los 4.000 empleos directos y 1.000 indirectos. ¿Cómo podrá mejorar la competitividad de la industria salmonera? Por ejemplo, producir un kilo de salmón en Noruega es seis veces más rentable que en nuestro país.

—Estamos trabajando fuertemente en dos aspectos fundamentales que a nuestro juicio contribuyen a mejorar la competitividad: el primero es mejorar la regulación sectorial; hay aspectos que no contribuyen a los objetivos de control sanitario y/o ambiental, y que se traducen en costos.

Otro aspecto es el proceso de los ajustes al modelo productivo: estamos comenzando a aplicar la regulación de densidades (por agrupación de concesiones) y las limitaciones de siembra por concesión. Esto debiera establecer una mejor manera de abordar los crecimientos de esta industria y el adecuado equilibrio entre la producción y los indicadores sanitarios y ambientales. Asimismo, estamos estudiando el actual sistema de descansos sanitarios, de modo de hacerlo más compatible con los objetivos sanitarios y considerando los aspectos logísticos.
Recuadro :
MAGALLANES “Durante el año el Ministerio de Defensa ha otorgado 21 concesiones”

OPORTUNIDAD “Magallanes destaca por las condiciones sanitarias y productivas”

NEGOCIO “La perspectiva para el año son 33 mil toneladas, el triple del promedio histórico de la región”

OBJETIVOS “Que una expansión privilegie una mejor arquitectura de la industria”

Comments are closed.