Termoeléctricas representarían 53% del aporte al SIC y costos superarían estimaciones

Deshielos fueron menores a los esperados, lo que incide en una menor proporción de agua en el sistema central y precios promedio de USD 125,23 MWh para clientes libres. Fuente: Portal Minero 09 de septiembre 2014.


Sorpresivas y contra todos los pronósticos del mercado. Así son las proyecciones para el sector eléctrico en los próximos 12 meses publicadas recientemente por el Centro de Despacho Económico del Sistema Interconectado Central (CDEC-SIC).

Hasta hace poco las precipitaciones de este año nutrían estimaciones que apuntaban a que el sistema dejaría atrás cuatro ejercicios consecutivos con condiciones de hidrología seca, dando paso a una hidrología media. Pero la semana pasada el CDEC-SIC publicó el pronóstico de deshielo para la temporada 2014-2015 y los resultados no son alentadores. Según señala el documento, este año mostrará condiciones secas desde la cuenca del Maule al norte, mientras en las cuencas del Laja y Biobío exhibirán un rango normal a seco.

En agosto, expertos del sector esperaban una condición más cercana a la normalidad o de hidrología media. Estimaban que esto incidiría en que la generación hídrica explicaría el 53% de la energía del SIC en los próximos doce meses. Pero bajo el nuevo escenario la proyección se invirtió y dicho porcentaje de consumo eléctrico será abastecido por centrales térmicas, indicó el CDEC-SIC. Así, en los próximos 12 meses la energía hídrica representaría el 42%, la eólica el 3% y la energía solar el 2% del total de energía aportada al sistema.

El informe de este centro de despacho, que es responsable de determinar cuáles son las centrales que inyectan energía al sistema según criterios de eficiencia, se refiere a la situación de abastecimiento del sistema bajo diferentes condiciones hidrológicas: húmeda, media y seca. Concluye que en ninguno de estos escenarios existirían problemas de abastecimiento eléctrico.

Costos de energía para clientes libres no bajarían

Entre septiembre de 2013 y agosto de 2014 el costo marginal promedio de suministro de energía fue de USD 126,28 por MWh. En tanto, desde septiembre de este año a octubre de 2015, el promedio será de USD 125,23 por MWh en la línea Quillota 220, una barra o tramo representativo del sistema total, explican en el CDEC-SIC. Como se aprecia, la baja en estos valores será casi imperceptible.

Los costos marginales son los valores de venta de energía entre generadoras en el mercado spot. Una mayor proporción de lluvia incide directamente en una mayor generación hidroeléctrica y, por lo tanto, en los precios de la energía, puesto que este tipo de fuente es más barata que el resto.

La caída de agua registrada en el último tiempo en el país se tradujo en cuotas de optimismo para varios sectores. Tanto así que mientras la desaceleración económica en el último tiempo ha presionado los balances y precios de las acciones de varias compañías del mercado local, otras firmas exhibían resultados positivos en el precio de sus papeles. Entre estas últimas destacan las eléctricas, por el mayor margen que se desprende de la venta al spot de una energía generada con recursos hídricos, esto es, a un menor costo.

En agosto, según estimaciones del mercado, los costos marginales serían los más bajos desde 2009. Pero según los datos del CDEC-SIC, esta presunción sería más difícil de cumplir de lo que se espera a raíz de los menores deshielos mencionados.

Una meta difícil

Una de las siete principales metas de la Agenda de Energía propuesta por el gobierno de Michelle Bachelet y liderada por el ministro de Energía, Máximo Pacheco, es reducir los costos marginales de electricidad durante el período de gobierno en un 30% en el SIC. Esto, de manera que de un costo marginal promedio del año 2013 de USD 151,36 MWh se pase a uno inferior a USD 105,96 MWh en 2017.

Expertos de la industria eléctrica ya han advertido que esta meta es poco realista, sobre todo por la escasez de proyectos de energía base de menor costo que permitirían alcanzar ese objetivo en el plazo señalado. A abril, en el plan de obras de la Comisión Nacional de Energía (CNE), solo se especificaba un proyecto a carbón en construcción en el SIC (Guacolda V de 152 MW), y otro de GNL (Cordillera 50 MW).

Comments are closed.