Agrupaciones ciudadanas expresan rotundo rechazo a trazado de proyecto que atravesaría la región de Valparaíso con torres de alta tensión

El llamado Plan de Expansión Chile LT 2×500 kv Cardones-Polpaico, pretende construir y operar una línea de transmisión eléctrica de alto voltaje entre la región Metropolitana y de Atacama, atravesando la región de Valparaíso para salir por la costa norte, a pesar de los serios daños medioambientales que ya han […]


El llamado Plan de Expansión Chile LT 2×500 kv Cardones-Polpaico, pretende construir y operar una línea de transmisión eléctrica de alto voltaje entre la región Metropolitana y de Atacama, atravesando la región de Valparaíso para salir por la costa norte, a pesar de los serios daños medioambientales que ya han sufrido comunas como Quintero y Puchuncaví.

– El proyecto comprende una inversión de MUS$ 1.000.000 en su etapa de construcción, la que se extendería por 18 meses. Cada torre mediría entre 45 y 70 metros de altura.

– Uno de los sectores más valiosos y que sería gravemente afectado por el actual trazado es la extensión de la zona La Campana-Peñuelas, sitio declarado Reserva Mundial de la Biósfera.

Esta mañana, la Coordinadora de la Región de Valparaíso por la Sustentabilidad Ambiental convocó a una jornada informativa en el frontis de la Municipalidad de Limache para exponer los argumentos medioambientales y jurídicos que obligarían a eliminar el actual trazado del proyecto que hoy, paralelamente y a puerta cerrada, fue revisado por alcaldes y el Ministerio de Energía.

A la cita acudieron representantes de las diferentes agrupaciones ciudadanas de las comunas de la Quinta Región, acompañados por el biólogo experto en medioambiente, Salvador Donghi, quien señaló que “es importante que hoy la comunidad de las zonas afectadas por el trazado se levante contra un proyecto arrasa con sus terrenos, fuentes productivas y culturales sin aportar absolutamente nada a la región, y que no justifica el paseo costero que pretende hacer, cuando lo que tiene que lograr es unir las subestaciones de Cardones, en Copiapó, y Polpaico, en las afueras de Santiago”.

El llamado Plan de Expansión Chile LT 2×500 kv Cardones-Polpaico, pretende construir y operar una línea de transmisión eléctrica de alto voltaje que fortalecería el Sistema Interconectado Central, entre la región Metropolitana y de Atacama, atravesando la región de Valparaíso para salir por la costa norte, a pesar de los serios daños medioambientales que ya han sufrido comunas como Quintero y Puchuncaví.

Los cuestionamientos apuntan a una mala evaluación del impacto que este trazado causaría a la Región de Valparaíso. Según estudios desarrollados por la Word Wide Fund for Nature y el Banco Mundial, la zona Central de Chile tiene la categoría de sobresaliente con una máxima prioridad de conservación, pues los ecosistemas terrestres y marinos de la región de Valparaíso se encuentran dentro de las 200 eco-regiones de mayor importancia para la conservación a nivel mundial. Uno de los sectores más valiosos y que sería gravemente afectado es la extensión de la zona La Campana-Peñuelas, sitio declarado Reserva Mundial de la Biósfera.

En palabras del biólogo, “esta ruta no se justifica medioambientalmente, teniendo en cuenta la riqueza estratégica de la región de Valparaíso. No respeta tratados internacionales ratificados por Chile en cuanto a zonas prioritarias de conservación de biodiversidad, interviniendo directamente tres corredores biológicos importantísimos para el eco sistema nacional e internacional, como el que une el cerro La Campana con Peñuelas -ruta de cóndores, ave declarada Monumento Natural de Chile el año 2006-; Zapallar-El Melón; y Los Molles-Cordillera de Alicahue”.

Los alcaldes y el ministerio
Hasta el salón del Concejo municipal llegaron alcaldes y representantes de las más de 10 comunas que suscribieron a la Declaración de Catapilco el 21 de septiembre. A ellos se sumó la representación del Ministerio de Energía y la Diputada de la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales de la Cámara baja, Andrea Molina.

La mesa de trabajo sería el puntapié inicial para consolidar la oposición al actual trazado propuesto en el proyecto de la carretera eléctrica. Sin embargo, los representantes de la ciudadanía reclamen haber sido excluidos de la conversación.

Así lo hizo ver Leyla Astorga, vocera de la Coordinadora, quien emplazó a las autoridades e indicó que “no reconocemos esta mesa técnica porque no es técnica, sino más bien de carácter político. Queremos dejar claro que no apoyamos esa forma de trabajo, y como ciudadanos conscientes e informados nos sentimos pasados a llevar, pues el ministro anuncia que va a validar su política energética a través del diálogo y la participación ciudadana, pero nosotros hemos sido totalmente excluidos. No puede ser que se estén tomando decisiones a nuestras espaldas”.

Cifras y plazos
El 6 de noviembre de 2012 se adjudicó la licitación del proyecto a la empresa Interchile S.A., quienes este lunes deberán entregar respuesta y soluciones a las observaciones planteadas por los Órganos Administradores del Estado con competencia ambiental que evaluaron el proyecto, y las más de 2500 observaciones emanadas de la participación ciudadana.

El proyecto comprende una inversión de MUS$ 1.000.000 en su etapa de construcción, la que se extendería por 18 meses. Las principales obras de infraestructura corresponden a la línea eléctrica de 753 Km de longitud, 1.632 torres de 45 a 70 metros de altura, caminos de acceso, subestaciones, casetas de regeneración e instalaciones temporales en un total de 20 comunas del país, entre las regiones de Atacama y Metropolitana.

 

Comments are closed.