Ex DGA refuta a delegado sobre reforma de 2005

Rodrigo Weisner dijo que se debe avanzar de manera urgente en dotar de recursos presupuestarios a la autoridad, en particular la DGA. Fuente: El Pulso 06 de octubre 2014.


El ex director de la Dirección General de Aguas, Rodrigo Weisner, refutó al delegado presidencial para los Recursos Hídricos, Reinaldo Ruiz, quien dijo que con la reforma normativa de 2005 es “poco lo que se logró”.

“Uno puede señalar que nuestro país requiere de nuevas modificaciones para enfrentar nuevos desafíos, tales como el cambio climático, mayor productividad, valoración de las funciones no extractivas del agua por parte de la comunidad (uso escénico, turístico, ambiental, etc.). Cosa distinta es señalar que se logró poco.

Eso es no entender el proceso de reforma del Código que duró 13 años de tramitación, ni la realidad de las aguas antes y después de la reforma del 2005. Creo que el proyecto que impulsaron los Presidentes Aylwin, Frei y Lagos, no fue poco, ni mucho menos lo que le correspondió a la Presidenta Bachelet implementar el año 2006.

No comparto la crítica”, dijo Weisner, socio de Puga Ortiz Abogados. A su juicio, se avanzó en las atribuciones respecto de las cuales hubo consenso político, gobierno y oposición.

“La reforma del 2005 se aprobó por unanimidad tanto de la Cámara como del Senado. Además, eran las reformas que el país necesitaba en ese minuto y que estábamos preparados.

Por eso, se tomó la decisión política en ese minuto, que los cambios que se introducían, eran los urgentes y necesarios para la época en la que se ingresó el proyecto de ley.

Ahora han pasado 22 años, y vale la pena preguntarse que se requiere hacer hoy”, añadió. Weisner afirmó que se debe avanzar de manera urgente en dotar de recursos presupuestarios a la autoridad, en particular la DGA, antes de otorgarle más atribuciones.

“Si a la DGA se le dan los recursos para que funcione con el 100% de las atribuciones que hoy tiene, es muy probable que los problemas que existen entorno a las aguas disminuyan considerablemente. Un área que es emblemática, son los recursos para fiscalización.

Con un promedio de 1,4 fiscalizadores por región, es imposible que la tarea se haga de manera suficiente”, sostuvo. Y remató: “Nunca he entendido la frase (nacionalizar el agua), ya que las aguas son bienes nacionales de uso público.

Si sería relevante elevar a rango constitucional dicho carácter, de manera que ninguna ley, que se apruebe con un quórum simple circunstancial, le quite tal carácter”

 

Comments are closed.