Pescadores de Quintero calificaron como “burla” permiso para extraer jibia

Trabajadores acusan que no cuentan con infraestructura para obtener este producto marino. Derrame de petróleo en la zona provocó restricciones de actividades en la bahía de Quintero. Fuente: Cooperativa 13 de octubre 2014.


Los pescadores de Ventanas calificaron como una “burla” la resolución que les permite extraer jibia a cinco millas desde la costa de la bahía de Quintero, pues para poder alcanzar ese recurso deberían recorrer la distancia que hay entre Viña del Mar y Valparaíso.

Esto luego de la contaminación de la zona a causa del derrame de más de 22 mil litros de petróleo, que generó las restricciones a todo tipo de actividad en la bahía.

Pese a la medida de la autoridad, la mayoría de los trabajadores no tienen como realizar esta labor, manifestó José Carvajal, presidente de los pescadores de esa caleta.

“Es una burla para nosotros, Horcones y Ventanas no pueden sacar jibia porque no tienen la infraestructura para hacer esas pesquerías. Nosotros nos dedicamos más a bucear y tirar redes en la orilla”, dijo el dirigente, quien precisó que los recursos que ellos extraían antes del derrame eran “el congrio y pescados de rocas, el pescado de la orilla, ese es el que pillamos nosotros”.

Las autoridades confiadas en que esta medida traerá beneficios a la bahía se reunieron con industriales pesqueros para acelerar los trabajos de extracción, eso sí, con medidas precaución, como lo sostuvo la seremi de Salud de Valparaíso, María Graciela Astudillo.

“La prohibición de extracción es solamente en la bahía de Quintero, aquellas extracciones que se producen mar adentro no están prohibidas, lo que sí hay que cuidar la limpieza de las embarcaciones, la limpieza de los aparejos que se puedan usar en la pesca y cuidar toda la cadena, tanto de extracción, traslado y desembarco de los productos para evitar contaminación cruzada con hidrocarburos”, manifestó la autoridad.

Los pescadores insistieron en que necesitan infraestructura para poder trabajar mar adentro, como por ejemplo un muelle, pero desde la gobernación marítima les manifestaron que era una tarea muy larga ya que el único terreno disponible pertenece a un privado y habría que expropiarlo.

Comments are closed.