Calentamiento global atraería al pez espada a las costas de Chile

Según estudio de la Universidad Católica de Valparaíso: Fuente: El Mercurio 17 de noviembre 2014.


El calentamiento global también está impactando las especies más demandadas por la pesca industrial y artesanal. El aumento de la temperatura podría traer cambios importantes en la distribución de algunos de los peces y mariscos del Pacífico.

Para entender mejor el fenómeno, un grupo de investigadores de la Facultad de Ciencias del Mar de la Universidad Católica de Valparaíso (UCV) trabaja desde junio del año pasado en un proyecto Fondecyt destinado a determinar el impacto del cambio climático en especies claves para las pesquerías, como la sardina, la sardina española; la anchoveta de la zona norte (que compartimos con el sur del Perú), y la de la zona centro sur, así como el pez espada.

“Lo que hacemos es desarrollar modelos con toda la información histórica y por eso trabajamos estrechamente con el Instituto de Fomento Pesquero, explica Claudio Silva, investigador jefe del proyecto. “Recogemos datos de las zonas de pesca de las embarcaciones y los combinamos con las proyecciones de temperatura”.

Aunque el Panel Intergubernamental de Cambio Climático lleva registros similares a escala global, sus proyecciones anuales cubren áreas muy grandes, lo que impide hacer pronósticos en áreas muy delimitadas. Este estudio apunta a llenar esa brecha. “Lo llevamos a una resolución regional”, dice.

El modelo predictivo apunta al año 2065 y los primeros resultados están relacionados con el pez espada o albacora ( Xiphias gladius ).

Se trata de un pez oceánico que va a desovar a Isla de Pascua y se acerca a comer a la zona que va de Chiloé al norte entre marzo y octubre.

“Vimos que, como va a aumentar la temperatura entre 1 y 2 grados, el pez espada va a acercarse en mayor cantidad a la costa. Hoy se lo encuentra habitualmente a unas 300 millas (unos 480 kilómetros), más o menos desde la altura de la isla de Juan Fernández hacia mar adentro. En el futuro podría alcanzar aguas situadas a no más de 60 millas (96 kilómetros), a lo largo de toda la costa del país”.

Esta, dice, es una buena noticia para los pescadores, especialmente artesanales, que antes tenían que recorrer largas distancias para encontrarlo. En contraste, la pesca industrial que lo captura mar adentro podría disminuir su extracción en 5%.

Eventualmente también podría ser un atractivo para la pesca deportiva, que en otras latitudes tiene al pez espada entre sus favoritos.

Es poco probable que se acerque aún más a la costa, ya que no es de aguas muy someras (menos de 200 metros de profundidad), y uno de sus alimentos preferidos es el calamar, que se encuentra a unas 50 millas mar adentro.

En el pasado, el pez espada fue capturado en forma habitual por los pescadores artesanales, pero la presión pesquera provocó una importante merma.

Especie costera

Otro de los pronósticos que ya está disponible corresponde a la sardina común. Esta es una especie costera que es frecuente entre Valparaíso y Chiloé, no más allá de unas 60 millas costa afuera, y por lo tanto el aumento de la temperatura podría implicar su disminución.

Afortunadamente, como se trata de un recurso que tiene alta tolerancia a los cambios de temperatura, su disminución no debería ser superior a cinco por ciento.

En cuanto a la anchoveta, también una especie costera, todavía no tienen resultados.

“Estamos recién con los modelos. En diciembre de 2015 vamos a tener las cinco especies”. No obstante, extrapolando los datos de la sardina, piensa que también la anchoveta, tanto del norte como del centro sur, podría mostrar un disminución leve, cercana al 3%.

Debilitamiento

El calentamiento global no solo está alterando la distribución de los peces. También podría generar cambios importantes en los crustáceos y moluscos, según han determinado diferentes estudios realizados por las universidades de Concepción y Santo Tomás. Aquí el principal problema es la acidificación de los océanos, que está provocando un debilitamiento en las estructuras duras de estos organismos.

Comments are closed.