Sernapesca extrema sus esfuerzos para combatir el dídymo

Microalga es una plaga que afecta ecosistemas de agua dulce. Fuente: Austral Temuco 08 de noviembre 2014.


Una microalga de agua dulce, originaria del Hemisferio Norte y considerada una especie invasiva, se ha hecho presente en el sur del país y ya ha penetrado por dos puntos a La Araucanía. Es el dídymo (Didimosphenia geminata), ‘una plaga que llegó para quedarse’, según los estudios de Sernapesca, organismo que está trabajando para enfrentar su proliferación.

‘El Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura ha diseñado un programa de control y de desinfección del dídymo que afecta a las cuencas de los ríos, particularmente en las zonas más altas y que tiene un impacto en la economía desde el punto de vista social y del desarrollo si es que no se controla’, señaló el director regional de Sernapesca, Alejandro Beltrán.

Según lo señalado por Beltrán, esta alga destruye el ecosistema y es un riesgo para la pesca recreativa y el turismo.

‘Por eso es primordial este trabajo de prevención, control y desinfección’, apuntó el director regional de Sernapesca. ‘Para ello contamos con un equipo que a partir del pasado miércoles 5 nos acompaña durante esta temporada, con puestos de trabajo en la zona alta y particularmente cerca del límite con Argentina’.

Wilson Bravo, técnico universitario en acuicultura, es parte de esta avanzada. ‘Haremos difusión en todos los puntos de control, además de apoyar con desinfección a equipos de pesca y artículos que estén en contacto con el agua, como kayac’.

Victoria González, ingeniera en recursos naturales, señaló que ‘mi puesto es en el sector limítrofe de Puesco, donde recibiré a quienes ingresan por el paso Mamuil Malal para desinfectar y entregar información’.

PLAGA

Actualmente el dídymo se encuentra en los altos de la cordillera, zona de Lonquimay, y en parte del Trancura, en Pucón.

No se conocen métodos para su erradicación, dado que no es posible controlar las vías de propagación naturales, requiriendo cambios en la conducta humana para reducir la propagación.

Según lo informado por Sernapesca, en algunos ríos el dídymo no se ha presentado en forma invasiva, sino que aparece formando ensambles ecológicos con otras algas, mientras que en casos como Troyo presenta una gran invasividad.

Comments are closed.