El desalentador balance 2014 para el medioambiente chileno

El informe realizado por Fundación Terram hace una revisión de los principales hitos del área ambiental, en nuestro país. Fuente: El Mostrador 30 de diciembre 2014.


Como el “peor destacado del año”, recalca al derrame de 38 mil litros de petróleo en la Bahía de Quintero, pero por otro lado nombra como el ‘ambientalista del año’ a Rodrigo Mundaca, de Modatina.

En 50 carillas, el Balance Ambiental elaborado por Fundación Terram entrega un exhaustivo detalle de los acontecimientos ambientales que marcaron el año 2014.

Entre lo peor del año destaca el derrame de petróleo en la Bahía de Quintero, en el que 38.000 litros de crudo fueron vertidos al mar. Además del Plan de Adaptación de Cambio Climático y Biodiversidad, “que no cuenta con presupuesto adecuado para materializar medidas de adaptación”, asegura la publicación.

Seguido por la propuesta de reforma al Código de Aguas, “ingresada por el gobierno al Congreso que no incluye la problemática de los glaciares y debilita funciones del Estado”. Más los resultados del Proyecto MAPS, que considera el impulso a la utilización de gas, represas y energía nuclear en lugar de priorizar las ERNC y la eficiencia energética. Además de “los Planes de Cierre Faenas Mineras y el espaldarazo del Gobierno al sector minero, en el marco del compromiso de la Presidenta Bachelet para agilizar las inversiones en el país, el proyecto de Ley de Asociatividad, que pretendía ingresar al Parlamento durante 2014, para generar una nueva relación entre las comunidades y las empresas con proyectos de inversión y el Acuerdo de intercambio de Información y Comunicación entre Barrick Gold y representantes de las comunidades del Valle del Huasco, cuyo propósito explícito es facilitar la entrega de información a la comunidad de parte de la empresa acerca de su proyecto Pascua Lama que generó divisiones en la comunidad”.

Entre lo mejor en el ámbito ambiental, el documento registra el rechazo de HidroAysén por parte del Comité de Ministros, considerándolo como uno de los grandes hitos de la década ganados en materia ambiental en el país. También el fallo de la Corte Suprema que dejó sin efecto la Resolución de Calificación Ambiental del proyecto de extracción de cobre y oro El Morro, como una nueva señal por parte del poder judicial hacia el Ejecutivo, que demuestra que es necesario respetar los derechos de las personas al momento de evaluar ambientalmente un proyecto de inversión.

También entre lo positivo destaca la realización del cónclave de alcaldes de zonas de sacrificio, en el que participaron las comunas de Tocopilla, Huasco, Puchuncaví, Quintero y Coronel, que fue la primera instancia de coordinación de estas autoridades para levantar una demanda común.

Este Balance Ambiental también entregó premios en cuatro categorías y asignó una mención honrosa:

PREMIO APORTE A LA CONTAMINACIÓN:
A ENAP por su responsabilidad en el grave derrame de crudo en la Bahía Quintero, de al menos 38.000 litros, que dejó a los pescadores locales sin poder extraer especies durante cuatro meses.

A la empresa AesGener, por insistir en la construcción de la Hidroeléctrica Alto Maipo pese a la negativa ciudadana que ve en este proyecto una amenaza para el equilibrio ecológico y el turismo de la zona.

PREMIO ESPECIAL A LA INSUSTENTABILIDAD:
A Codelco, por su ‘insustentable’ forma de actuar en materia ambiental, ya que, según cita el Balance, pese a ser una empresa estatal, que debiera velar por el bienestar de los ecosistemas y sus habitantes, prioriza beneficios económicos de corto plazo, afectando o destruyendo con sus proyectos ecosistemas, incluyendo glaciares y contaminando fuentes de agua. También se premia en esta categoría a los glaciólogos Cedomir Marangunic y Gino Cazassa, por su nulo compromiso con la preservación de los glaciares de Chile y su alto compromiso con las empresas mineras.

PREMIO AL APORTE AMBIENTAL 2014:
Al Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), por su análisis de cómo ha funcionado la institucionalidad ambiental chilena, dejando en claro las deficiencias en el acceso a la justicia en materia ambiental.

EL PREMIO AL AMBIENTALISTA MÁS DESTACADO EN ESTE 2014:
Rodrigo Mundaca de Modatina, por su lucha incansable por la protección del agua en el país, y por poner en el debate nacional el problema de la sequía, el desabastecimiento de agua en zonas rurales y desafiar a “ilustres personeros” que usurpan el agua de las comunidades.

MENCIÓN HONROSA:
Al Centro de Cambio Global de la Universidad Católica por su aporte en términos de investigación y difusión en la problemática del Cambio Climático.

Este Balance Ambiental también reporta cuáles son los principales desafíos para el año 2015, en 13 puntos establece diversas temáticas en las que se debiera avanzar y materializar:

DESAFÍOS PARA EL 2015
1. Nueva institucionalidad forestal, la largamente postergada Conaf pública. Si bien el ex Presidente Piñera ingresó en 2011 un proyecto de ley al Congreso con este fin, se rechazó la idea de legislar debido a sus falencias. Ahora la Presidenta Bachelet debe, tal como señaló en su programa de gobierno, retomar este tema despachando un nuevo proyecto de ley al Parlamento.

2. El Proyecto de ley que crea el Servicio Nacional de Biodiversidad y Áreas Protegidas es una de las medidas de los 100 primeros días del gobierno de Michelle Bachelet; ya fue aprobada en general la idea de legislar en el Senado a mediados de diciembre.

3. Uno de los grandes desafíos transversales en materia ambiental es el Cambio Climático, que deber ser abordado por distintos órganos administrativos, por lo que es necesario desarrollar e implementar un marco legal que brinde una base institucional sólida para promover la adaptación, mitigación, financiamiento y reducción de emisiones, entre otros aspectos, que permitan tener coherencia en las políticas públicas nacionales y transitar a una economía baja en carbono.

4. Los glaciares hoy se han transformado en un hito insoslayable en materia ambiental con vistas al futuro, no sólo porque geopolíticamente son estratégicos en tanto almacenan agua dulce, sino que también la comunidad científica internacional ha alertado sobre la evidente amenaza que pesa sobre la criósfera, ya sea por el derretimiento provocado por el calentamiento global, o por la destrucción intencionada –y altamente cuestionada– de compañías petroleras o mineras.

5. La instalación de la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA) con plenas facultades fiscalizadoras a fines de 2012, significó un avance en la institucionalidad ambiental y en el cumplimiento de las resoluciones de calificación ambiental y de la normativa ambiental vigente en general. Sin embargo, para una la labor realmente efectiva, se requiere que la SMA a lo largo de Chile cuente con una gran cantidad de funcionarios capacitados, y con recursos financieros para desarrollar de la mejor manera los trabajos de fiscalización y sanción. Es necesario además, que la superintendencia cuente con representación en todas las regiones del país, comprendiendo que la fiscalización es una labor activa que no sólo debe reaccionar ante la denuncia.

Entre otros puntos que pueden revisar en extenso en el informe completo.

Comments are closed.