Gobierno busca congelar entrega de concesiones salmoneras en Los Lagos y Aysén hasta 2020

Si bien hay varias empresas que cuestionan la medida, en SalmonChile la valoran. “Esto no es para evitar la entrada de nuevos actores, sino que para ordenar la actual situación de la industria”, destaca Felipe Sandoval, presidente del gremio. Fuente: Pulso 15 de diciembre 2014.


El gobierno busca mantener a raya el negocio de los salmones. No quiere repetir el episodio que generó la crisis del virus ISA entre 2008 y 2009 (en medio del primer mandato de la Presidenta Bachelet), que generó miles de trabajadores despedidos y varias empresas al borde de la quiebra.

Es en esta línea en que el Ejecutivo está afinando un proyecto de ley para congelar la entrega de nuevas concesiones salmoneras en las regiones de Los Lagos y Aysén hasta el año 2020.

“Este proyecto ingresará con máxima urgencia; esperamos enviarlo al Congreso de aquí a finales de diciembre”, dijo a PULSO Eugenio Zamorano Villalobos, jefe de la División de Acuicultura de la Subsecretaría de Pesca (Subpesca).

El gobierno está contra el tiempo, porque actualmente hay una moratoria en la entrega de concesiones que está vigente hasta el 8 de abril de 2015. “Esperamos que el proyecto sea despachado en enero. Con esto, la idea es extender el cierre de acceso a las concesiones de acuicultura en las regiones de Los Lagos y Aysén por cinco años más”, precisa Zamorano.

¿El objetivo?

Culminar el proceso de relocalizaciones que se inició con la ley salmonera dictada en 2010, señala el directivo de Subpesca. Precisamente, el ordenamiento territorial de la industria fue uno de los objetivos prioritarios definidos en el anterior mandato de Bachelet para avanzar a una acuicultura sustentable. No obstante, la tarea no ha sido fácil. Aún hay pendientes varias normas que facilitarían las relocalizaciones.

Esto tiene como fin definir territorios de mar y costa que permitan aislar a los grupos de barrios de centros de cultivo en caso de que existan brotes de enfermedades en alguno de ellos. La estrategia busca evitar, por ejemplo, la propagación de un brote de virus ISA.

Dado esto, el gobierno prefirió no entregar nuevas concesiones hasta que todas las relocalizaciones (que se estiman faltan casi 500) estén completadas. Esto limitaría las posibilidades de crecimiento de una industria que destaca como emblema de Chile en el exterior. De hecho, ha logrado volver a los niveles de empleo previo a la crisis del ISA.

A ello se suma que este año logrará una producción histórica y récord con 800 mil toneladas, con retornos por unos US$3.000 millones. Si bien hay varias empresas que cuestionan la medida, en SalmonChile la valoran. “Esto no es para evitar la entrada de nuevos actores, sino que para ordenar la actual situación de la industria”, destaca Felipe Sandoval, presidente del gremio.

El directivo señala que la medida es respaldada “de forma casi unánime” por el gremio, dado que “aún no termina el tema de las relocalizaciones”.

¿Y MAGALLANES?

Para la industria salmonera, es la zona natural de expansión, tras desarrollarse con fuerza en Puerto Montt y Aysén.

La Región de Magallanes está en la mira de varias empresas que buscan crecer en su producción, pero en 2010 se decretó una moratoria que no permite la entrega de nuevas concesiones. Todo con el objetivo de evitar repetir un episodio como el vivido entre 2008 y 2009 producto del virus ISA, que generó millonarias pérdidas para la industria y miles de trabajadores despedidos.

Sin embargo, el gobierno tomó la decisión de levantar las restricciones. Y entre las nuevas regulaciones que busca sacar adelante el Ejecutivo está la de privilegiar la entrega de concesiones a las empresas que actualmente tienen operaciones en parques nacionales.

“Se busca entregar incentivos para que las 19 concesiones que están dentro del Parque Nacional Alberto de Agostini tengan la preferencia para poder relocalizar y poder salir de las porciones marítimas. Eso por medio de un artículo que dará preferencia a estas concesiones”, destaca Eugenio Zamorano.

El directivo precisa que el cierre para el otorgamiento de nuevas concesiones no será para Magallanes, porque en esta región se pueden seguir ingresando solicitudes y otorgando concesiones, añade el personero de Subpesca. Actualmente, menos del 5% de la producción total de la industria salmonera está en Magallanes. La mayoría se reparte entre Puerto Montt y Aysén.
Recuadro :
¿Qué ha pasado?
El gobierno busca congelar hasta 2020 la entrega de concesiones acuícolas entre las regiones de Los Lagos y Aysén por medio de un proyecto de ley.

¿Por qué ha pasado?
El objetivo es no repetir un nuevo episodio de la crisis del ISA por medio de un reordenamiento de la ubicación de los centros de cultivo que se encuentran en el mar.

¿Qué consecuencias tiene?
Esto limita las posibilidades de crecimiento de una industria que destaca como emblema de Chile en el exterior. De hecho, ha logrado volver a los niveles de empleo previo a la crisis del ISA. A ello se suma que este año logrará una producción histórica y récord con 800 mil toneladas.

LAS CIFRAS

150% Ha subido el valor de las patentes de concesiones acuícolas entre los años 2010 y 2013.

$425.000 Deben pagar actualmente las salmoneras por una hectárea concesionada.

1.311 Son las concesiones de acuicultura de salmónidos que mantienen las empresas en las regiones X, XI y XII, según el último reporte oficial a noviembre del presente año.

La estrategia busca evitar, por ejemplo, la propagación de un brote de virus ISA.

Un alza de 7% registraría la industria salmonera, que el año pasado tuvo retornos por US$2.800 millones

Comments are closed.