Nuevo golpe a la industria salmonera: florecimiento de algas genera altas pérdidas

Sernapesca sostiene que alza de temperaturas en el mar debido al cambio climático hará que episodios de bloom de
algas surgan con mayor frecuencia.Fuente: Pulso 03 de diciembre 2014.


Hace cuatro años que la industria salmonera no revivía uno de sus mayores temores: la masiva muerte de sus peces por factores sanitarios, provocando un intenso operativo del gobierno a través del Servicio Nacional de Pesca (Sernapesca).

La semana pasada cuatro empresas, cuyos centros de cultivo se encuentran a cientos de kilómetros de distancia en la zona austral, encendieron las alarmas de la autoridad sanitaria debido a sus altas tasas de mortalidad. Se trata de las compañías: Blumar, Friosur, Acuinova y Acuimag, las tres primeras en Aysén y la última en Magallanes. Esta vez dos focos de floraciones de algas -también llamado bloom de algas- provocaron altas mortalidades de peces y se produjeron en forma simultánea en la zona norte de Aysén y en Magallanes, en el sector de Última Esperanza. En esta última, el caso generó impacto en Puerto Natales, ciudad más cercana a los centros de cultivo afectados, debido a la fulminante muerte de los peces que en esos momentos estaban en período de engorda.

“En cuatro días en Magallanes se murieron 400 mil peces en un centro. Se mueren muchos animales en muy poco tiempo y lo relevante es que estamos actuando con rapidez para evitar la propallagación”, explica la subdirectora de Acuicultura del Sernapesca, Alicia Gallardo. Y añade: “Lo que investigadores han publicado es que el cambio climático pudiese afectar las temperaturas en el mar y eso podría llevar a un incremento de las poblaciones zoo planctónicas que producen estos bloom. Por lo tanto, es esperable que con el cambio climático vengan este tipo de eventos”. Tal fue el nivel de impacto que en Magallanes en el peak hubo entre 5 mil a 6 mil peces muertos por hora, detapropalla la autoridad.

Un ejecutivo ligado a la industria precisa que si bien la pérdida en sí no es tanta, a futuro el impacto es mayor. Lo anterior debido a menores ingresos del orden de los US$10 a US12 millones, sólo en la Región de Magallanes. Si a eso se suman las pérdidas de Aysén la cifra se duplica, llegando a US$24 millones, explica una alta fuente de la industria. Blumar -ligada a la familia familias Yaconi-Santa Cruz y Sarquis-, encargó un estudio para “encontrar una explicación científica” al masivo florecimiento de algas que afectó a sus centros en Aysén, el que estaría en manos del directorio en una semana más. El CEO de Blumar, Gerardo Balbontín explica que “hace mucho tiempo no teníamos un episodio como este, que fue bastante fuerte”, pero hasta el momento el daño está acotado. A su juicio las pérdidas generadas, que estima en al menos US$1,5 millón, no amerita entregar un detalle al regulador, puesto que los seguros cubren el impacto.

Mientras el presidente de SalmonChile, Felipe Sandoval acota que “son casos puntuales, pero lo que hemos hablado con Sernapesca es que debiera haber un monitoreo particular a estos episodios. Debiera haber una mayor observación al alza de temperaturas. Hay que ir chequeando si esto se podría repetir de manera más seguida”.P

b ¿Qué ha pasado? Dos focos de bloom de algas en Magallanes y Aysén provocaron millonarias pérdidas a empresas salmoneras en la zona austral.

b ¿Por qué ha pasado? Según la autoridad el incremento de las temperaturas debido al cambio climático haría que estos episodios se repitan en los próximos años.

b ¿Qué consecuencias tiene? Una acción más proactiva de las empresas que operan en la zona para frenar los impactos ante la eventualidad de un nuevo brote de algas.

Comments are closed.