Pablo Badenier:”Nos encontramos trabajando intensamente en la dictación de la Ley Marco para la Gestión de Residuos y la Responsabilidad Extendida del Productor”

La máxima autoridad medioambiental se refiere a los alcances que tendrá el nuevo cuerpo legal, a los alcances de la fiscalización y al lugar que ocupa Chile en estas materias. Fuente: El Mercurio 23 diciembre 2014.


Dados los altos niveles de producción y lo agitado de la vida cotidiana moderna, desde hace varios años uno de los problemas con que debe lidiar la sociedad es la producción de residuos.

¿Qué hacer con ellos? ¿Cómo manejarlos? ¿Qué tecnologías usar para que este tipo de desechos no termine perjudicando al medio ambiente? Estas son algunas de las interrogantes que se han tenido que ir dilucidando en las últimas décadas.

Nuestro país no ha sido la excepción en estas materias y el propio ministro del Medio Ambiente, Pablo Badenier, sostiene que si bien en Chile se registran importantes avances en materia de disposición para enfrentar estos problemas, continúa el desafío de valorizar y disminuir la generación de residuos.

Sostiene que un aporte en esta materia es el proyecto de Ley Marco para la Gestión de Residuos y la Responsabilidad Extendida del Productor, conocido como Ley REP, el que fue ingresado al Congreso en septiembre de 2013.

Actualmente, este proyecto se encuentra ad portas de finalizar su discusión general y particular en la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales de la Cámara de Diputados.

La autoridad medioambiental explica que una correcta manipulación de un residuo va en concordancia con el hecho de si este corresponde a un desecho peligroso o no peligroso. De encontrarnos frente a un residuo peligroso, las medidas de seguridad que se deben establecer para su correcta manipulación dependerán de qué características de peligrosidad posea, como toxicidad, inflamabilidad, reactividad o corrosividad.

Agrega que si hay una mala manipulación o esto no se realiza correctamente, se podrían ocasionar riesgos para los mismos trabajadores, para la población en general y también para el medio ambiente y los ecosistemas.

Autocontrol y denuncias

Para enfrentar las situaciones anteriores es fundamental el autocuidado y que las empresas generadoras de residuos tomen las medidas correspondientes para que este tipo de elementos sean debidamente tratados y no pongan en riesgo la salud de la población y del entorno medioambiental en el que operan. Si esto no ocurre, también es importante que exista un canal adecuado para realizar las denuncias correspondientes.

Al respecto, Pablo Badenier explica que si se trata de dar a conocer una mala práctica o denunciar que no se están cumpliendo las normativas vigentes, el organismo responsable es la Superintendencia del Medio Ambiente, siendo este ministerio quien supervigila su funcionamiento. Dicho organismo tiene las atribuciones de fiscalizar el permanente cumplimiento de las normas, condiciones y medidas establecidas en las Resoluciones de Calificación Ambiental (RCA) de cualquier actividad industrial o de servicio que estén sometidas al sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA). Ellos realizan las inspecciones, controles y análisis pertinentes para determinar la veracidad de la denuncia y las medidas sancionatorias o correctivas que se deben implementar.

Con respecto al lugar que ocupa nuestro país a nivel latinoamericano en materia de producción y manejo adecuado de residuos, la autoridad medioambiental sostiene que Chile ostenta el récord de tener la mayor tasa de generación de residuos sólidos domésticos a nivel latinoamericano, lo que a su juicio no se condice con el desarrollo regulatorio para su gestión.

Explica que durante los últimos años el desarrollo normativo se hizo en el marco de reglamentos sanitarios para el manejo de residuos y, por tanto, las atribuciones en materia de residuos se encuentran concentradas en el Ministerio de Salud.

Ventajas legales

Con la creación del Ministerio de Medio Ambiente, en el año 2010, se abrió un espacio para comenzar a mejorar los cuerpos normativos en el marco de la gestión de residuos, con un enfoque ambiental que fomente la prevención y valorización de residuos.

“En la actualidad, nos encontramos trabajando intensamente en la dictación de la Ley Marco para la Gestión de Residuos y la Responsabilidad Extendida del Productor, cuyos objetivos centrales son que el productor se haga cargo de la gestión de los residuos al final de la vida útil del producto, para residuos como los envases y embalajes, neumáticos, aceites y lubricantes, entre otros; y así también fomentar actividades de valorización como el reciclaje”.

En términos prácticos, en el ministerio de Medio Ambiente esperan que una vez que se promulgue esta ley exista una mayor contribución para que aumenten las tasas de reciclaje, las que hoy están bajo el 10%, y por tanto se produzca un aumento de actividades industriales dedicadas a estos fines. “Buscamos que, en definitiva, exista un estímulo para la gestión de los residuos sólidos en todos los sectores, tanto en la sociedad civil como en el sector privado, en el público y en el académico”.

En el ámbito de los países que conforman la OCDE, la comparación en el tema de gestión de residuos dependerá del país con que se busque compararnos. Pablo Badenier explica que obviamente al compararnos con países europeos, claramente Chile está muy atrás en materia de gestión de residuos, porque son naciones que, por ejemplo, tienen implementada la Ley de Responsabilidad Extendida al Productor en promedio desde hace 20 años. De hecho, la dictación de esta ley es uno de los compromisos de Chile ante la OCDE.

-Biorremediación
La posibilidad de recuperar los suelos contaminados es una tendencia que está sumando cada vez más adeptos.

-Desechos mineros
La producción minera nacional tiene un carácter pionero en el manejo de residuos en cada una de sus faenas.

-Sanitarios portátiles
Los baños químicos han masificado su uso y sus diseños y prestaciones también se han diversificado en beneficio de los clientes.

Comments are closed.